¿Qué es el Síndrome de Turner?

Astrid Moreira · 28 febrero, 2018
El síndrome de Turner puede afectar a diversos órganos del cuerpo y generar embarazos de riesgo. Por ello es fundamental establecer un diagnóstico temprano. 

El síndrome de Turner es un trastorno que afecta únicamente a niñas y mujeres cuando se da la ausencia de un cromosoma X de forma total o parcial. La falta de este cromosoma puede causar diversos problemas médicos y de desarrollo.

Se puede detectar desde antes del nacimiento, a través de una ecografía prenatal o de un análisis para la detección de ADN fetal libre.

Síntomas del síndrome de Turner

En algunas personas los síntomas pueden ser leves, pero en otras puede causar problemas de salud graves. La falta del cromosoma X causa inconvenientes durante el desarrollo fetal y otros trastornos de desarrollo durante el nacimiento del bebé.

En el momento de detectar el síndrome de Turner, las niñas o mujeres con el trastorno necesitarán recibir atención médica de diversos especialistas. Estos son algunos de los síntomas:

  • Riñones con funcionamiento anormal.
  • Inconvenientes de aprendizaje en áreas como matemáticas y con la coordinación visual-espacial.
  • Problemas con la tiroides.
  • Fuertes probabilidades de padecer diabetes tipo 2.
  • Posibilidad de desarrollar osteoporosis.
  • Problemas de corazón y la tensión.
  • Problemas de crecimiento.
  • Cuello ancho o palmeado.
  • Inflamación de las manos y los pies.
  • Línea del nacimiento del cabello baja en la nuca.
  • Orejas de implantación baja.
  • Infertilidad.
  • Baja estatura.

“La alteración o pérdida del cromosoma X ocurre al azar, pero algunas veces puede generarse debido a un problema en el esperma o el óvulo. El temprano desarrollo fetal también puede ser un factor determinante”

Complicaciones del síndrome de Turner

Este trastorno puede afectar a diversos sistemas importantes del organismo e incluso la persona puede presentar problemas graves en el corazón. Entre las complicaciones más frecuentes, podemos encontrar:

Problemas de corazón

Muchas niñas y mujeres con el síndrome de Turner nacieron con trastornos cardíacos o anomalías leves en la estructura del corazón, lo que genera complicaciones más graves, como el riesgo de desgarro en la capa interna de la aorta.

Estos inconvenientes cardiovasculares pueden aumentar el riesgo de diabetes y presión arterial alta.

El síndrome de Turner es causado por la ausencia de un cromosoma X.

Pérdida de la audición

Los inconvenientes con la audición son bastante comunes en las niñas y mujeres que sufren del síndrome de Turner. Esto se debe a la pérdida gradual de las funciones nerviosas.

Las anomalías en la forma del cráneo también pueden aumentar el riesgo de infecciones en el oído medio y la pérdida total de la audición.

Problemas en la visión

Las niñas con síndrome de Turner pueden mostrar mayores inconvenientes de control de los músculos encargados de los movimientos oculares. Debido a esto, también pueden sufrir miopía y otros problemas de visión.

Inconvenientes renales

Los riñones suelen estar muy afectados cuando niñas o mujeres padecen el síndrome de Turner. La existencia del trastorno aumenta las posibilidades de tener una malformación en los riñones.

Aunque esto no suele causar mayores problemas médicos, sí puede aumentar el riesgo de padecer hipertensión arterial e infecciones del tracto urinario.

Dificultad de aprendizaje

En el mejor de los casos, las niñas y mujeres que padecen este trastorno tienen una inteligencia normal, pero el síndrome de Turner aumenta el riesgo de tener una capacidad de aprendizaje anormal. Se da especialmente en las áreas encargadas de las operaciones matemáticas, memoria, atención y todo lo referente a los cálculos.

Problemas dentales

La existencia del síndrome de Turner aumenta las posibilidades de un crecimiento anormal de los dientes e incluso aumenta el riesgo de pérdida de los mismos.

Complicaciones en el embarazo

Las mujeres que padecen este trastorno tienen más posibilidades de presentar problemas en el embarazo, como presión arterial alta y disección aórtica. Por ello, un cardiólogo deberá evaluar el estado del corazón. Además, el síndrome de Turner a menudo causa que se genere un embarazo de alto riesgo.

El síndrome de Turner puede causar un embarazo riesgoso.

¿Cuál es el tratamiento para el síndrome de Turner?

No existe una cura para este trastorno, pero sí existen diversos tratamientos para reducir los síntomas. Para los problemas de crecimiento, está aprobado el uso de hormonas, mientras que para las afecciones en los ovarios se realiza terapia de reemplazo de estrógeno.

En cuanto a las mujeres que presentan el síndrome de Turner y desean quedar embarazadas, también existen diversas técnicas de reproducción.

En ocasiones se dificulta distinguir los síntomas o signos del síndrome de Turner, por lo que es vital realizar una evaluación al momento de sospechar de la posible existencia de la enfermedad. Un diagnóstico temprano permitirá recibir la atención médica adecuada.