¿Qué es el grooming?

Óscar Dorado · 22 junio, 2018
Se trata de una práctica pederasta cada vez más habitual. Esta nueva forma de abuso sexual por internet genera preocupación y miedo entre los padres. Descubre más sobre ella y cómo prevenirla en el siguiente artículo.

El grooming es un proceso de preparación mediante el cual una persona se involucra en una conducta predatoria y se gana la confianza de un niño con el fin de aprovecharse de él para fines sexuales. Estos abusos suceden a través de cualquier medio digital que permita la interacción entre dos o más personas, como pueden ser las redes sociales.

De apariencia amable y servicial, los depredadores son maestros de la manipulación. El contacto con el niño se inicia por internet con el objetivo de obtener contenido sexual. En caso de que se concrete un encuentro cara a cara, las consecuencias pueden llegar incluso al abuso sexual.

Sin embargo, existen algunas señales que se deben tener en cuenta en su modus operandi, incluidas las etapas de la preparación. Estas banderas rojas pueden explicar que un niño experimente un nuevo tipo de acoso sexual: el grooming.

¿Qué es el grooming?

Principalmente, uno de los factores que más llaman la atención en el grooming es la persuasión y la comunicación con el niño a través de internet. Se realiza, por esta vía, un intento de establecer una conexión emocional.

En estos casos, el delincuente trata de desarrollar confianza con el pequeño con técnicas como compartir sentimientos y secretos. Una vez que ya ha desarrollado la relación, pasa a la fase de control y abuso.

Por lo general, el agresor trabaja con el fin de engendrar en el niño la sensación de que es especial para él. Además, trata de aportar una especie de cariño para ganarse la confianza del pequeño.

En algunos casos, puede hacerse pasar por un menor de edad con el objetivo de conseguir la confianza más rápido; todo en su búsqueda por obtener material comprometido del menor.

Para detectar estos casos, existen algunas características indispensables que debes tener en cuenta sobre el grooming:

  • Cualquier niño puede ser la víctima.
  • El grooming comienza con la amistad.
  • Los agresores usan favores, promesas y regalos para construir la relación de confianza.
  • El delincuente sexual trata de conseguir imágenes y vídeos del niño a través de internet.
  • El secreto es una característica común de la preparación.
  • Limitar el entorno digital y tener una buena comunicación con el niño es esencial para prevenir casos de grooming.
Para evitar prácticas como el grooming, los padres deben monitorear el uso que los chicos hacen de sus celulares.

¿Cuáles son las etapas del grooming?

Estos son los pasos, en orden cronológico, que sufren las víctimas del grooming por parte de los pederastas:

1. Dirigirse a la víctima

El delincuente ataca al niño, evaluando su vulnerabilidad. Esto sucede a través de las distintas redes sociales, ya que no hay ningún tipo de filtro que impida el contacto.

2. Ganarse la confianza de la víctima

El delincuente sexual gana confianza observando y recopilando información sobre el niño, conociendo sus necesidades y encontrando la forma de llenarlas. En este sentido, los delincuentes sexuales pueden pasar sin esfuerzo por personas responsables, debido a la atención cálida y calibrada que generan.

“Si tu hijo parece retraído y malhumorado, si apaga un dispositivo cuando entras en la habitación o muestra una actitud extraña cuando utiliza las redes sociales, esto puede ser una señal de un posible caso de grooming”

3. Llenar una necesidad

Una vez que el delincuente sexual comienza a satisfacer las necesidades del niño, puede asumir una importancia notablemente mayor en la vida del pequeño. Los regalos o la atención extra siempre deben generar preocupación y una mayor vigilancia.

4. Sexualizar la relación

En una etapa de suficiente dependencia emocional y confianza, el delincuente trata de aprovecharse sexualmente de la relación. Los agresores se aprovechan de su vulnerabilidad para obtener imágenes o vídeos comprometidos de los pequeños.

El ciberbullying puede causar inseguridad y depresión en quienes lo padecen.

5. Mantener el control

Una vez que se produce este nuevo tipo de abuso sexual, los delincuentes comúnmente usan el secreto y la culpa para mantener la participación continua y el silencio del niño, especialmente porque la transferencia de archivos con contenido sexual puede hacer que el niño se retire de la relación.

Por último, debes tener en cuenta que, si se produce este tipo de abuso en los niños, el agresor hará todo lo posible para mantener el control y usar el secreto, la culpa e incluso las amenazas para evitar que confiese la situación.

Si tu hijo parece retraído y malhumorado, si apaga un dispositivo cuando entras en la habitación o muestra una actitud extraña cuando utiliza las redes sociales, esto puede ser una señal de un posible caso de grooming. Solamente una buena comunicación con el pequeño puede dar con la clave para combatir este nueva forma de abuso sexual.