¿Qué enfermedades de transmisión sexual existen?

Este artículo fue redactado y avalado por la matrona Miriam Barriga Sánchez
27 marzo, 2019
Tu salud sexual es muy importante, y su cuidado depende de ti. En este artículo descubrirás las enfermedades de transmisión sexual más importantes y cómo prevenirlas.

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS), también llamadas enfermedades venéreas o infecciones de transmisión sexual (ITS), son un conjunto de patologías que se transmiten a través de las relaciones sexuales.

Pueden transmitirse mediante el contacto de genitales o a través del intercambio de fluidos corporales (sangre, semen, flujo vaginal…). Dentro de los organismos causantes encontramos bacterias, hongos, virus o parásitos.

¿Cómo puedo prevenir las enfermedades de transmisión sexual?

La única forma 100 % segura de evitar el contagio de ETS es la abstinencia sexual. Para disminuir el riesgo de contagio a través de las relaciones sexuales se debe emplear un método anticonceptivo de barrera: el preservativo masculino o femenino.

Hay ETS que no producen síntomas hasta que ha transcurrido un tiempo desde la infección, por lo que, si se han mantenido relaciones sexuales de riesgo, es importante contactar con un profesional sanitario para llevar a cabo las pruebas diagnósticas oportunas.

¿Qué es una relación sexual de riesgo?

Todas las relaciones sexuales (con o sin penetración) mantenidas sin un método anticonceptivo de barrera con parejas de las que desconocemos su estado de salud sexual son consideradas de riesgo.

¿Cómo puedo conocer mi estado de salud sexual?

Si quieres conocer tu estado de salud sexual, lo primero que debes hacer es contactar con tu profesional sanitario de referencia, ya sea tu matrona o tu ginecólogo/a.

Algunas de las pruebas que pueden solicitar para conocer tu estado de salud sexual son las siguientes:

  • Análisis de sangre: serología.
  • Exudado vaginal y endocervical (en la mujer).
  • Exudado uretral (en el hombre).¿Qué enfermedades de transmisión sexual existen?

Tipos de enfermedades de transmisión sexual

Candidiasis

No es una ETS exclusivamente. La causa el hongo Candida Albicans, también presente de forma natural en la flora vaginal femenina. Puede aparecer cuando la flora vaginal protectora se desestabiliza (estrés, embarazo, inmunosupresión…)

Presenta unos síntomas muy característicos:

  • Flujo vaginal grumoso y blanquecino.
  • Prurito (picor) en los genitales externos.
  • Disuria (molestias al orinar).
  • Sarpullidos en los genitales externos, principalmente en el hombre.

Se diagnostica mediante un exudado vaginal y su tratamiento es con antimicóticos vía tópica o vía oral cuando las infecciones son muy recurrentes.

Clamidia

La Clamidia está causada por la bacteria Chlamydia trachomatisNo presenta síntomas de forma abundante o característica, por lo que puede pasar desapercibida durante bastante tiempo y ser transmitida por el portador en relaciones sexuales sin protección.

Dentro de los posibles síntomas que pueden aparecer destacan los siguientes:

  • Flujo vaginal anormal.
  • Disuria.
  • Dispareunia (dolor al mantener relaciones sexuales).
  • Enfermedad Pélvica Inflamatoria (EPI) en estadios avanzados.

Se diagnostica a través del exudado endocervical y uretral. Para tratarla es necesario tomar tratamiento antibiótico.

Herpes genital (VHS II), como una de las enfermedades de transmisión sexual

Esta enfermedad de transmisión sexual está causada por el Virus del Herpes Simple (VHS), generalmente el tipo II. Los síntomas suelen cursar en brotes:

  • Llagas en las zonas próximas a la infección muy dolorosas.
  • Prurito intenso en los genitales, especialmente en las zonas afectadas.
  • Dispareunia o disuria según la localización de las úlceras.

Se diagnostica a través del cultivo del líquido presente en las ampollas. Para este virus no existe tratamiento curativo, por lo que este quedará acantonado en el portador. Existen medicamentos que ayudan a mejorar los síntomas y a que estos desaparezcan antes.

Gonorrea

La Gonorrea está causada por la bacteria Neisseria GonorrhoeaeAl igual que la Clamidia, no presenta una clínica abundante o característica, por lo que puede pasar inadvertida durante bastante tiempo.

Pueden aparecer alguno de estos síntomas:

  • Disuria.
  • Aumento de las secreciones vaginales.
  • Hemorragias intermenstruales.
  • Secreción peneana.
  • EPI.

Se diagnostica mediante un exudado endocervical y uretral. El tratamiento adecuado es la antibioterapia.¿Qué enfermedades de transmisión sexual existen?

Sífilis

Causada por la bacteria Treponema Pallidum, la sífilis presenta una clínica característica que se clasifica en varios estadios según el tiempo de evolución:

  • Sífilis primaria: aparece la úlcera o chancro. Se inicia de 2 a 6 semanas tras el contagio.
  • Sífilis secundaria: aparece de 4 a 10 semanas tras el contagio. Se produce una diseminación a través de la linfa y de la sangre de la bacteria y aparecen síntomas sistémicos: roseóla sifilítica, lesiones en la mucosa…
  • Sífilis latente: si no se trata, puede permanecer asintomática en el portador.
  • Sífilis terciaria: se manifiesta meses o años tras el contagio. El portador no puede contagiar, pero el deterioro es grande, ya que puede haber afectación a nivel osteomuscular, cardiovascular…

Sin un tratamiento adecuado, la sífilis puede llegar a ser mortal. Se diagnostica mediante una serología y el cultivo de la úlcera o chancro. El tratamiento se basa en antibioterapia.

Más tipos de enfermedades de transmisión sexual

Tricomoniasis

Esta enfermedad de transmisión sexual está causada por el protozoo Trichomona vaginalis. Los síntomas aparecen entre los 5 y 28 días tras la infección, siendo algunos muy característicos:

  • Flujo vaginal amarillento o verdoso, espumoso.
  • Flujo vaginal maloliente.
  • Dispareunia.
  • Disuria.
  • Prurito genital.

Se diagnostica mediante un exudado vaginal o uretral. Se trata con antibióticos.

Virus del Papiloma Humano (VPH)

El VPH es un virus muy común y, dependiendo de la cepa, encontraremos unos síntomas u otros. Existen más de 100 tipos distintos. Algunos de los más importantes son:

  • VPH bajo riesgo (6 y 11): causan verrugas genitales, también llamadas condilomas acuminados.
  • VPH alto riesgo (16 y 18): responsables de un alto porcentaje de cánceres de cuello de útero, y también de cáncer de vulva, vagina, ano y pene.

Se diagnostica mediante citología cervical en mujeres, y citología de raspado uretral en hombres. Pero no existe tratamiento para eliminar el virus, aunque en muchas ocasiones el organismo lo elimina de forma natural. Las lesiones que puedan aparecer, ya sean verrugas genitales o lesiones en el cuello del útero, se pueden tratar.

Para prevenir su contagio existe la vacuna frente al Virus del Papiloma Humano, que se administra a las niñas en determinada franja de edad en la mayoría de las regiones. También puede administrarse a mujeres en edad adulta.

Pregúntale a tu matrona o ginecólogo de referencia sobre esta vacuna, resuelve tus dudas y valora la posibilidad de ponértela.

Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH)

Esta enfermedad de transmisión sexual está causada por el virus VIH. Este virus actúa atacando el sistema inmunitario, debilitándolo y haciendo al portador propenso a otras enfermedades e infecciones.

El VIH tiene otras vías de transmisión: transmisión vertical (de madre a bebé durante el embarazo) y vía parenteral (contacto con la sangre del portador).

No todas las personas infectadas con el virus desarrollan el Síndrome de Inmunodeficiencia Humana Adquirida (SIDA). Dentro de los síntomas de este síndrome destacan:

  • Primeros síntomas: similares a un cuadro catarral, ganglios inflamados, malestar general, pérdida de peso…
  • Los síntomas graves no aparecen hasta meses o años después.

Se diagnostica mediante una serología. A día de hoy se están estudiando nuevas líneas de tratamiento para el VIH, y existen en la actualidad terapias con retrovirales que mejoran la calidad de vida de los afectados y aumentan su esperanza de vida.¿Qué enfermedades de transmisión sexual existen?

Virus de la Hepatitis B (VHB)

El Virus de la Hepatitis B puede transmitirse a través del contacto de fluidos durante las relaciones sexuales, a través del contacto con sangre del portador (vía parenteral) o en el embarazo de la madre al bebé (vía vertical).

Es una infección grave que afecta al hígado y para la que no existe cura. No presenta unos síntomas característicos, pero puede aparecer cansancio, dolor abdominal, pérdida de apetito, fiebre… Se diagnostica mediante una serología.

Si bien es cierto que existe una vacuna frente al Virus de la Hepatitis B. Consulta a tu profesional sanitario de referencia sobre ella y comprueba tu pauta vacunal.

Conclusión sobre las enfermedades de transmisión sexual

Si has mantenido relaciones sexuales de riesgo, o quieres saber más acerca de tu salud sexual o sobre los métodos anticonceptivos disponibles, no dudes en consultar con tu matrona o profesional sanitario de confianza.

Ante cualquier relación sexual, con o sin penetración, emplea un método anticonceptivo de barrera. Protégete. Y recuerda:tu salud sexual es muy importante y depende de ti, ¡cuídala!

  • Andrés Domingo, P. (2017). Infecciones de transmisión sexual. Pediatria Integral.
  • Díez, M., & Díaz, A. (2011). Infecciones de transmisión sexual: epidemiología y control. Revista Española de Sanidad Penitenciaria. https://doi.org/10.4321/s1575-06202011000200005
  • Belda, J., Díaz, A., Ezpeleta, G., Fernández, E., Junquera, M. L., Martínez, B., … Zafra, T. (2011). Infecciones De Transmisión Sexual: Diagnóstico, Tratamiento, Prevención Y Control. Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.