Qué debo hacer para que mi hijo adolescente lea

Naí Botello 18 julio, 2018
El aprendizaje y la correcta formación de un individuo pasan necesariamente por la acción de leer continuamente. Si tienes un hijo adolescente y deseas incentivarlo para que lea más, sigue los consejos que te presentamos a continuación. 

Qué debo hacer para que mi hijo adolescente lea: esta puede representar quizás, una de las luchas más comunes en los padres. Si queremos que nuestro hijo desarrolle más sus habilidades de comprensión, la memoria, que mejore su vocabulario o su nivel de gramática y escritura, necesariamente la lectura es el camino a seguir.

Sabemos que esta no es una tarea fácil; mantener motivados a los adolescentes en una actividad no es algo sencillo de conseguir. Por eso, a continuación te presentaremos algunos de los consejos más efectivos para incentivar a los adolescentes a leer.

Qué debo hacer para que mi hijo adolescente lea

Leer continuamente puede representar una de las principales fuentes de aprendizaje. Si bien en el colegio se les asigna tareas en las que los jóvenes deben estudiar a partir de textos para aprobar las asignaturas, la realidad es que muy pocos adolescentes leen otra cosa que no sea lo estrictamente vinculado a las clases.

Queda claro que los videojuegos, la televisión y las redes sociales —como Instagram o Facebook— acaparan la atención de los jóvenes a tal punto que escasamente queda espacio para sus obligaciones escolares. Es por eso que, como padres muchas, veces nos queda cuesta arriba conseguir que los adolescentes se aficionen también por la lectura.

No obstante, no debemos dar por sentado que no podremos lograr estimularlos, pues existen tips que han sido de mucha ayuda para conseguir esta meta. Presta atención a estos consejos:

1. Educa con el ejemplo

Si no educas con el ejemplo, difícilmente tu hijo adolescente podrá sentir interés por la lectura. No tiene sentido que los padres pasen horas viendo televisión y que, además, en la casa no haya ninguna novela, cuento, libro de historia o incluso revistas.

¿Qué debo hacer para que mi hijo adolescente lea?

Sabemos que los libros son costosos, pero en todas partes se consiguen obras literarias de segunda mano a precios accesibles. La ventaja es que puedes adquirir tanto los clásicos de la literatura como los bestseller.

Estos últimos, como su nombre lo indica, han sido leídos por generaciones, ya que su propuesta literaria y su temática son del gusto de todos. Con los clásicos no hay margen de error, de seguro tu hijo al leerlos podrá engancharse fácilmente.

2. Haz comentarios sobre el libro que estás leyendo

Para motivar a tu hijo, ya sabes que no basta con que te vea con un libro; resulta muy útil que comentes en la mesa o cuando converses con él sobre lo interesante, divertido o misterioso que es el libro que te estás leyendo. La idea es que despiertes al máximo su curiosidad.

Si se trata de un bestseller que se haya llevado a la pantalla grande, puedes ir al cine o ver la película en casa con tu hijo. Si la película es de su agrado, es posible que sienta interés por leer el texto original.

“Los videojuegos, la televisión y las redes sociales acaparan la atención de los jóvenes; como padres muchas, veces nos queda cuesta arriba conseguir que los adolescentes se aficionen también por la lectura”

3. Lleva a tu hijo a la librería y déjalo sólo en la sección de adolescentes

Es importante que el joven elija algo que le interesa para que su deseo por leer se incremente y se mantenga en el tiempo. Para esto, puedes llevarlo a la librería hasta la sección de adolescentes mientras tú te paseas por otras áreas; así, sentirá la libertad de elegir los temas que le agraden.

Resulta también de mucha ayuda que revise el área de las historietas o cómics; como la mayoría han sido llevadas al cine, el adolescente se sentirá familiarizado con el personaje y la historia.

La lectura nos hace más competentes.

Consulta tú también en la librería o vía internet cuáles son los libros más leídos y recomendados para adolescentes en los últimos dos años y prueba regalarle uno a tu hijo. Al hacerlo, cuéntale que el libro está en boca de todos como uno de los más leídos.

De esta manera, cuando él mismo haga su búsqueda sobre el texto, se sentirá animado al ver cuántos adolescentes ya han leído y dan su crítica favorable al libro. Esta es una excelente manera de usar la tecnología y la influencia de su entorno a tu favor.

Por último, recuerda que no debes desesperarte si tu hijo no responde de inmediato o si comienza un libro y lo deja a la mitad. Recuerda que lleva tiempo mantener un hábito como el de la lectura, pero a su ritmo y con paciencia, podrá lograrlo.

Te puede gustar