Las ventajas de leer cómics para los niños

Fernando Clementin · 3 marzo, 2018
¿No sabes como atrapar a tu hijo para introducirlo en la lectura? Los cómics pueden ser una excelente alternativa para ese fin. Además, tienen muchas otras ventajas.

La lectura de cómics es uno de esos placeres que vale la pena brindar a partir de la infancia. No solo porque resultan entretenidos sino porque aportan mucho al desarrollo cognitivo de los niños. Incluso les ayuda a ser más reflexivos e imaginativos.

Los colores vívidos y las aventuras de los personajes que se describen cautivan tanto a niños como adultos. De hecho, hasta hace algunas décadas era muy común ver a muchos abuelos disfrutar con sagas de cómics que comenzaron a leer desde la infancia.

Algunos ejemplos de ello son: Tintín, Don Quijote (la adaptación del clásico dorado de la literatura española), Sherlock Holmes, entre otros. Sin duda alguna, los cómics poseen un encanto irremplazable. 

Lo mejor de los cómics es que, gran parte de su magia ha permanecido inalterable a través de los años. Como tantas otras cosas, las historietas se han hecho inmortales e, incluso, han pasado a ser referentes imperdibles de la cultura popular. 

Características de los cómics

Los cómics son revistas de historietas que cuentan las vivencias de superhéroes y villanos. Se caracterizan reunir en sus historias los siguientes elementos:

  • Poseen colores llamativos y vívidos.
  • Emplean onomatopeyas para compensar la ausencia lógica de sonido.
  • Pueden contar una historia en cada entrega o dividirse en capítulos.
  • Utilizan gran variedad de recursos lingüísticos: flashbacks, flash-forwards y una conexión permanente entre texto e imagen.
  • Poseen códigos propios, como las viñetas, los globos, las expresiones gestuales marcadas en los personajes. 

Ventajas de leer cómics para los niños

Estimula la imaginación

¿Qué mejor para la imaginación de un chico que leer aventuras emocionantes y repletas de nuevos desafíos cada semana?

Los personajes, sus poderes y los poderosos villanos característicos de cada historieta permiten que el niño se introduzca en un profundo mundo de fantasías.

Esto da lugar a numerosos juegos, dibujos y otras actividades ligadas a la lectura. Asimismo, intentar adivinar qué puede pasar en la siguiente entrega es otro buen ejercicio para sacar el máximo de los cómics.

Los cómics estimulan la imaginación de los pequeños.

Promueve el intercambio y las relaciones interpersonales

Aunque tal vez no en la medida de tiempos pasados, las tiendas de cómics son casi como clubes barriales. En ellas se reúnen muchos chicos que comparten no solo intereses, sino también una pasión por este tipo de historias.

Además de brindar la posibilidad de conocer nuevos amigos, los cómics son el centro de muchos eventos enormes que abren la puerta a nuevas experiencias.

La Convención Internacional de Cómics de San Diego —la tan famosa Comic-Con— es un ejemplo de ello. Pero también existen eventos nacionales y locales propios de cada región.

Amplía el vocabulario y mejora la ortografía

Al igual que cualquier otro tipo de lectura, leer cómics conlleva la incorporación de nuevas palabras y frases. De hecho, los cómics presentan a menudo un peculiar uso de los signos de puntuación, por lo que es una buena oportunidad para dejar en claro sus posibles usos.

“Verdad, los cómics son un arte popular, y sí, creo que su obligación primaria es entretener, pero los cómics pueden ir más allá de eso, y cuando lo hacen, dejan de ser sólo entretenimiento y pasan a tener gran importancia”
—Bill Watterson—

Es un excelente pasatiempo

Más allá de todo lo anterior, no se puede dejar de lado un aspecto esencial de las historietas: son sumamente divertidas. Un niño puede pasarse horas leyendo las andanzas de su superhéroe favorito.

En aquellos cómics que llevan muchos años en circulación incluso es posible repasar entregas anteriores y revivir esas historias. Muchas veces una nueva lectura permite descubrir cosas que hasta ese momento habían pasado desapercibidas.

Forman una colección con recuerdos inolvidables

Las ventajas de leer cómics desde la infancia.

Muchas personas coleccionan cómics a lo largo de su niñez y adolescencia. Años después, estas revistas permiten viajar en el tiempo y transportarse a aquellas épocas. 

Tan solo con abrirlas y sentir su olor, automáticamente uno se acuerda de aquellos momentos en los que significaban uno de los principales entretenimientos.

Incluso muchas colecciones adquieren mayor valor con el paso del tiempo, sobre todo aquellas con ediciones limitadas.

Considerando todo lo anterior, podemos afirmar que los cómics no han pasado de moda —al menos por ahora— y que su magia sigue intacta.

Si tu hijo aún no tiene ninguno, piénsalo: este puede ser un excelente regalo que tal vez despierte un desconocido gusto por la lectura, las aventuras y los superhéroes.