¿Qué debe contener el botiquín de primeros auxilios de casa?

Francisco María García · 25 noviembre, 2018
Son muchas las situaciones e incidencias que pueden requerir contar con un botiquín de primeros auxilios. Además de tenerlo, es importante cuidar que los diferentes elementos y medicamentos no estén caducos.

No hace falta esperar que surja una emergencia médica para preparar el botiquín de primeros auxilios de casa. Desde un simple dolor de cabeza hasta una raspadura, incluyendo un malestar estomacal o un corte, los botiquines ofrecen tranquilidad aun si no se usan nunca.

El botiquín de primeros auxilios de casa puede replicarse para el coche y para las vacaciones. Lo importante es revisar periódicamente que los medicamentos y ungüentos no estén caducos.

Los botiquines pueden comprarse ya preparados o formarlos después. Para esto último, son útiles los siguientes consejos.

Empezar a armar el botiquín de primeros auxilios de casa

Antes de pasar al contenido, es bueno detenerse un segundo en el continente. Los botiquines más prácticos y seguros suelen ser los de estilo maletín, con asas en los costados, fáciles de abrir y de guardar. En cuanto al material, un plástico duro transparente es la opción más adecuada.

El botiquín de primeros auxilios de casa tiene que ser resistente y poder guardarse y transportarse fácilmente. Otro consejo es que el interior esté separado por módulos individuales. Existen unas cajas plásticas utilizadas para guardar elementos artísticos que son óptimas para usar como botiquín.

De todos modos, ya sea en un maletín con compartimentos o una bolsa de nylon, la prioridad es tener en la casa un set de auxilio para cuidar y asistir a la familia y a uno mismo. Sea del tipo que sea, el recipiente debe tener una etiqueta que indique su existencia a cualquier persona.

¿Qué incluir en el botiquín de primeros auxilios de casa?

Aunque puede depender del caso concreto de cada individuo, hay una serie de elementos que son los más comunes para el botiquín de primeros auxilios:

  • Jabón antiséptico.
  • Tiritas en varios tamaños.
  • Vendas adhesivas en varios tamaños y gasa estéril.
  • Cinta adhesiva quirúrgica.
  • Toallitas desinfectantes.
  • Agua oxigenada (o desinfectante de heridas similar).
  • Pomada antibiótica.
  • Pomada de hidrocortisona (1%).
  • Tijeras para cortar las cintas y gasas.
El botiquín de primeros auxilios de casa tiene que ser resistente y poder guardarse y transportarse fácilmente.

  • Pinzas para astillas.
  • Tablillas para pequeñas quebraduras de huesos.
  • Venda elástica.
  • Bolsas de frío descartables.
  • Termómetro.
  • Alcohol de uso médico.
  • Loción de calamina.
  • Medicamentos habituales de la casa (antihistamínicos, gotas de suero, etc.).
  • Paracetamol e ibuprofeno.
  • Guantes quirúrgicos descartables (dos o tres pares).
  • Kit de preservación dental.
  • Mascarilla RCP (sobre todo si hay adultos mayores en la casa).
  • Sábana.
  • Linterna.
  • Manual de primeros auxilios actualizado.
  • Lista con los teléfonos de emergencia.

“Los botiquines más prácticos y seguros suelen ser los de estilo maletín, con asas en los costados, fáciles de abrir y de guardar”

Importancia del botiquín de primeros auxilios de la casa

Todos en casa deben saber, dentro de sus capacidades y edades, dónde se encuentra el botiquín. Si en la casa habrá cuidadoras de los niños, también es importante que estén al tanto de la ubicación del set de primeros auxilios.

Para una correcta localización, es fundamental guardarlo siempre en el mismo sitio. Asimismo, para seguridad de los pequeños, deberá estar en un lugar alto y, preferentemente, bajo llave.

En cuanto al mantenimiento, el botiquín de primeros auxilios de la casa debe poseer un listado de lo que contiene y las fechas de caducidad. Algunos ungüentos pueden usarse con cierta posterioridad a su fecha establecida, aunque es posible que pierdan el efecto.

Por otra parte, una vez que se usan las gasas o vendas, hay que tener la constancia de reponerlas para que nunca falten; es imprescindible un necesario mantenimiento.

Botiquín auxiliar para viajes

Además del botiquín doméstico, es una buena idea tener uno transportable, que sirva para el coche y los viajes. En el caso de los viajes, el botiquín debe ampliarse según el lugar donde se vaya.

El protector solar es indispensable al salir de vacaciones, al igual que los repelentes para insectos. No se deben olvidar tampoco las pomadas para quemaduras y picaduras.

El botiquín de primeros auxilios de la casa tiene la función de garantizar la tranquilidad de la familia ante emergencias.

Por último, en caso de viajes, es bueno añadir al botiquín soluciones de rehidratación y medicaciones de emergencia. Si hay alérgicos en la familia, un autoinyector de adrenalina es obligatorio dentro del set de primeros cuidados.

También hay que recordar que cualquier medicamento de consumo regular debe ser incluido, además de todo lo mencionado anteriormente en la lista.

En conclusión, el botiquín de primeros auxilios de la casa tiene la función de garantizar la tranquilidad de la familia ante emergencias de cualquier tipo. Desde quemaduras leves hasta heridas graves, dolores de muela o reacciones alérgicas.

La tarea de completar el botiquín requiere de un mínimo de trabajo, ya que en una sola visita a la farmacia puede conseguirse todo lo necesario.