¿Puedo tomar baños calientes durante el embarazo?

Los baños calientes suelen resultar relajantes y reconfortantes durante el embarazo. Pero ¿sabes qué hay que tener en cuenta para que también resulten saludables?
¿Puedo tomar baños calientes durante el embarazo?
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 10 septiembre, 2022

La mayoría de las mujeres toma baños calientes durante el embarazo; no obstante, los hábitos pueden estar asociados con algunos riesgos. Variables como la frecuencia y la duración de los mismos o las duchas pueden ser los grandes determinantes.

En términos generales, si es posible tomar baños calientes durante el embarazo, de hecho, aportan algunos beneficios. Tan solo será necesario tomar ciertas medidas preventivas para evitar que esta relajante práctica sea perjudicial para el bebé.

Baños calientes en el embarazo

Los baños calientes durante el embarazo no son 100 % seguros. De hecho, la principal preocupación de estas prácticas radica en el riesgo que conlleva aumentar la temperatura corporal. No se recomienda el uso de aceites especiales para el momento del baño (salvo los baños de avena o las sales de Epsom).

¿Cuál es la temperatura ideal para ti?

La temperatura interna del organismo de una mujer embarazada saludable es de alrededor de 37 °C. Se debe mantener el agua tibia, no caliente, una temperatura ideal ronda entre los 36,6 y los 37,7 °C.

Por lo tanto, no se recomiendan los baños con altas temperaturas durante el embarazo debido al aumento del riesgo de infección vinculado con el agua estancada. Existen termómetros de bañera para niños que se pueden utilizar para medir la temperatura del agua.

En caso de no tener un termómetro a la mano, puedes usar un pie para saber si la temperatura del agua es muy alta. La idea es meter el pie en la bañera, la temperatura estará elevada si es necesario introducirlo paulatinamente. Por el contrario, si se siente agradable, la temperatura será perfecta.

Mujer embarazada dándose una ducha de agua caliente.


Cuidado con los resbalones

Es importante ser cuidadosa y tener precaución con los resbalones o las caídas al entrar y salir de los baños, sobre todo una vez hayan avanzado los trimestres, cuando la mujer quizás se encuentre más inestable por el embarazo.

Las alfombras antideslizantes de silicona brindan seguridad y estabilidad en el momento del baño. De hecho, se pueden utilizar tanto para el interior de la bañera como para el exterior de la misma.

Tiempo en el agua

No solo es importante la temperatura a la que se encuentra el agua de los baños, sino también la duración de los mismos. Sumergirse en agua caliente puede elevar la temperatura del cuerpo y reducir el flujo sanguíneo al bebé y ocasionarle estrés. Por ende, si se consideran y respetan todas las medidas de cuidado, no es contraproducente realizar baños calientes durante el embarazo.

Si la piel se encuentra demasiado seca después del baño, utiliza lociones o cremas para retener la humedad. Además, se aconseja no permanecer demasiado tiempo; 15 minutos como máximo.

¿Son seguros los jacuzzis y saunas durante el embarazo?

La permanencia en los jacuzzis o saunas durante más de 10 minutos puede aumentar de manera considerable la temperatura corporal. Si bien se requieren más pruebas, algunos estudios que sugieren que los bebés nacidos de mujeres que tuvieron fiebre poseen mayor probabilidad de anomalías de la médula espinal, del cerebro y de la atención.

Las sales de baño tienden a alterar el pH de la vagina y generar un desequilibrio de los niveles, con la consecuente disminución de las bacterias favorables de la región. En este sentido, aumentaría la probabilidad de padecer infecciones vaginales.

El aumento de temperatura puede aumentar el riesgo de desarrollar abortos espontáneos. De hecho, el riesgo es 2 veces mayor al usar los hidromasajes según algunos estudios.

Las bañeras de los jacuzzis o los hidromasajes tienen un mayor riesgo de gérmenes que las bañeras por tratarse de agua estancada que se recicla de manera constante para mantener una temperatura más alta. Además, el uso continuo y prolongado de jacuzzis durante el embarazo temprano está asociado con ciertas malformaciones congénitas como la gastrosquisis y la anencefalia.



Beneficios de los baños calientes durante el embarazo

Existen varios efectos beneficiosos de los baños calientes durante el embarazo. No obstante, se deben tener en cuenta determinados recaudos para evitar complicaciones o cuadros clínicos posteriores.

1. Reducen el estrés

Algunas mujeres pueden utilizar los baños calientes durante el embarazo como método de relajación y alivio del dolor. En estos momentos también debe controlarse la temperatura del agua.

Los signos de sobrecalentamiento incluyen sudoración, sensación de calor, enrojecimiento de la piel. A su vez, los signos más graves pueden ser náuseas, mareos, desmayos y caídas.

Mujer tomando un baño caliente durante el embarazo.

2. Alivian el dolor de espalda

La relajación y el alivio del dolor de espalda son las razones que las mujeres expresan al disfrutar los baños calientes durante el embarazo. La misma presión del agua o la flotabilidad relajan las articulaciones y disminuyen el dolor que puedan concentrar.

Sin embargo, el calor puede provocar deshidratación en el organismo; por lo tanto, hay que asegurarse de beber suficiente líquido antes y después del baño.

3. Preparan al cuerpo para el parto

No se requiere de ningún tipo de producto adicional para poder relajar el cuerpo y encontrar tranquilidad. Tan solo con encender una vela o escuchar música puede generar un clima que prepara al cuerpo para el día del parto.

Como se dijo con anterioridad, las sales de baño no están recomendadas debido al aumento en las probabilidades de generar una infección. Además, sus ingredientes pueden provocar irritación o prurito.

4. Ayudan durante el trabajo de parto

Por su parte, un estudio reciente demostró que los baños con agua tibia son beneficiosos durante el trabajo de parto y no solo durante el embarazo. Esta práctica ayuda a disminuir la ansiedad, aumentar las contracciones y mejorar la adaptación del cuerpo de la madre al proceso.

El estudio citado también demostró que tomar baños calientes aumenta la dilatación cervical y reduce la duración del trabajo de parto. No obstante, las mujeres siempre deben estar acompañadas durante estos baños para evitar las caídas.

Los baños calientes y el embarazo

Durante el embarazo, sumergirse en un baño caliente puede parecer una buena forma de aliviar molestias y dolores. No obstante, existen determinados recaudos que hay que considerar.

El tiempo de duración, la temperatura del agua, el recambio de la misma y el trimestre del embarazo son variables que se deben tener en cuenta para disfrutar de los baños calientes. Si posees otra duda acerca de esta práctica durante el embarazo, lo mejor es consultar con el ginecólogo para que te proporcione toda la información necesaria.



  • Duong HT, Shahrukh Hashmi S, Ramadhani T, Canfield MA, Scheuerle A, Kim Waller D; National Birth Defects Prevention Study. Maternal use of hot tub and major structural birth defects. Birth Defects Res A Clin Mol Teratol. 2011 Sep;91(9):836-41. doi: 10.1002/bdra.20831. Epub 2011 Jun 6. PMID: 21648056.
  • Waldenström U. Warm tub bath and sauna in early pregnancy: risk of malformation uncertain. Acta Obstet Gynecol Scand. 1994 Jul;73(6):449-51. doi: 10.3109/00016349409013428. PMID: 8042454. https://www.tandfonline.com/doi/pdf/10.3109/00016349409013428
  • Duong HT, Shahrukh Hashmi S, Ramadhani T, Canfield MA, Scheuerle A, Kim Waller D; National Birth Defects Prevention Study. Maternal use of hot tub and major structural birth defects. Birth Defects Res A Clin Mol Teratol. 2011 Sep;91(9):836-41. doi: 10.1002/bdra.20831. Epub 2011 Jun 6. PMID: 21648056. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/21648056/
  • Ravanelli, N., Casasola, W., English, T., Edwards, K. M., & Jay, O. (2019). Heat stress and fetal risk. Environmental limits for exercise and passive heat stress during pregnancy: a systematic review with best evidence synthesis. British journal of sports medicine53(13), 799-805. https://bjsm.bmj.com/content/53/13/799
  • Gustavson K, Ask H, Ystrom E, Stoltenberg C et al. Maternal fever during pregnancy and offspring attention deficit hyperactivity disorder. Sci Rep. 2019 Jul 2;9(1):9519. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31266998/.