Proyecto Wonder Ponder o cómo introducir el pensamiento crítico en el niño

16 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el educador infantil Pedro González Núñez
Descubrir iniciativas como el Proyecto Wonder Ponder y observar cómo introducen el pensamiento crítico en el niño es refrescante, de ahí que nos hagamos eco de muchas de las herramientas que ofrecen.

Educar a los niños en el pensamiento crítico es una preocupación que cada día más mamás y papás tienen. Precisamente, como respuesta a esta situación, nació hace unos años el Proyecto Wonder Ponder.

Dicho proyecto se basó, en un principio, en la creación de la Editorial Wonder Ponder. Dicha editorial basó su finalidad en el acercamiento de la filosofía a los niños de diversas ideas, desde los más pequeños hasta los jóvenes.

Desde entonces, esta editorial, y todo el proyecto que hay detrás, ha publicado un buen número de obras centradas en el mundo de la filosofía para niños.

De esta manera, se puede obtener un resultado interesante para que los más pequeños de la casa entiendan la filosofía como algo necesario, que los ayuda y los enseña a pensar de forma crítica, desenvolviéndose con mayor seguridad en el mundo de hoy.

El Proyecto Wonder Ponder

Sin embargo, este proyecto no ha dejado de crecer desde su nacimiento. Por lo tanto, cada vez han aparecido nuevas funcionalidades y ramificaciones, más allá de su funcionamiento como mera editorial tradicional que edita y publica libros para un público específico.

Niño aprendiendo sobre filosofía gracias al Proyecto Wonder Ponder.

Una de las últimas herramientas nacidas al abrigo del proyecto es la Wonder Ponder Academy. Totalmente online, centra su funcionalidad en la relación de la filosofía visual con los niños, en un principio, aunque también añade temáticas interesantes en relación a la citada filosofía, como la literatura o el arte, tanto mezclado como por separado.

Es decir, que tras más de media década acercando el mundo de la filosofía a los niños y a sus padres, ahora abren el abanico ofreciendo una formación más especializada centrada en diversas disciplinas y su relación con el pensamiento, la crítica y la visión filosófica del mundo.

Además, también investigan, publicando, ocasionalmente, estudios realmente interesantes relacionados con la filosofía en el mundo del niño, sus posibles aplicaciones, las mejores formas de hacérsela llegar, etc.

Otras herramientas de filosofía

Este proyecto no deja de trabajar ni crecer ni un solo día. Por eso, desarrollan de manera constante la formación y los cursos necesarios para introducir a los niños en el mundo filosófico del pensamiento crítico.

Algunas de las herramientas más útiles las encontramos al conocimiento de ciertos recursos, como el uso de la pregunta y el diálogo en el ámbito del aula escolar, por ejemplo.

Pero existen más herramientas para la gestión que aprovecha este proyecto. Una muy interesante es el uso de bibliografía. Y es que ellos transforman los libros de filosofía tradicionales en obras que permiten una enorme generación de preguntas y cuestiones, así como indagaciones ricas que despiertan la curiosidad de grandes y pequeños durante la lectura.

Para mejorar en el campo de la lectura infantil, también desarrollan cursos especializados en el análisis de autores específicos que han sabido combinar el cuento y la filosofía en su obra. Es el caso de Sendak, el célebre creador de Donde viven los monstruos. Y, junto a él, analizan a otros, como Nöstlinger, Lobel o Steig.

Niño desarrollando su creatividad.

Más recursos filosóficos

Para que el niño descubra el pensamiento crítico, el Proyecto Wonder Ponder introduce otras herramientas, cursos e instrumentos literarios. Ejemplo de ello pueden ser las lecturas compartidas en voz alta o las ediciones de historia de la literatura infantil.

Gracias a estos recursos, los adultos pueden explorar el mundo filosófico que se esconde tras la literatura infantil y llevarlo de una forma amena, divertida y divulgativa a la mente de los pequeños. Así, estos aprenden a ir construyendo sus herramientas mentales para ejercer el pensamiento crítico y objetivo en su día a día.

Todo esto se logra usando herramientas como la citada lectura compartida en voz alta, conociendo en profundidad la lectura infantil, etc. Así, los pequeños ganan en experiencia y, a su vez, no pierden esa inocencia que les caracteriza; maduran antes y aprenden a seleccionar con seguridad en sí mismos.

Sin duda, iniciativas como el Proyecto Wonder Ponder son realmente interesantes para la formación y desarrollo óptimo del niño. Gracias a sus actividades y su constante oferta formativa e investigadora, entre todos podemos lograr que los más pequeños de la casa tengan confianza en sus posibilidades y se conviertan en personas autónomas. Todo ello enfocado desde un punto de vista crítico, pero, a su vez, sensato.