Protectores solares químicos o minerales, ¿cuáles son mejor para los niños?

La protección solar en los niños es esencial para evitar daños importantes en el futuro. Por eso, la elección del filtro a utilizar requiere de mucha atención.
Protectores solares químicos o minerales, ¿cuáles son mejor para los niños?
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 09 septiembre, 2022

A la hora de elegir protectores solares químicos o minerales, ¿sabes cuáles son mejor para los niños?. La piel de los infantes y los bebés es mucho más sensible respecto de la piel de los adultos. Por ende, es importante tenerlo en cuenta para protegerla de la manera correcta frente a los posibles daños de los rayos ultravioleta.

La piel delicada de los niños y los protectores solares químicos o minerales

La piel de los infantes en general se caracteriza por su tersura y suavidad a diferencia de la piel de los adultos. A su vez, la capa más superficial es delgada, con un manejo de agua diferente y una menor producción de lípidos.

Por esto, la piel de los niños es más proclive a inflamarse o irritarse. A su vez, el manto ácido es un mecanismo de defensa de la piel frente a las diversas infecciones.

Con base en la susceptibilidad a infecciones, irritaciones, agresiones térmicas o químicas y la gran permeabilidad que posee la superficie cutánea a los agentes tópicos, lo mejor es optar por productos que preserven la integridad de la piel.

Características del protector solar químico u orgánico

El protector solar químico tiene la capacidad de absorber los rayos ultravioleta y neutralizarlos, con la consiguiente liberación de calor inofensiva.

Este tipo de formulación puede ser molesto y provocar irritación en las pieles sensibles. Además, suele demorar unos 20 minutos en provocar el efecto luego de la aplicación. Algunos de los componentes de la protección solar química son los siguientes:

  • Octinoxato.
  • Octisalato.
  • Avobenzona.
  • Octocrileno.
  • Oxibenzona.

Según la The Skin Cancer Foundation, todos los componentes de los filtros solares se pueden derivar de manera química. Por lo tanto, la consideración de que los protectores físicos son naturales no es tan certera.

Los protectores solares químicos se fusionan mejor con la piel, pero también pueden causar irritación por estar elaborados con tintes y conservantes.

Ventajas y desventajas de los protectores solares químicos

Desde el punto de vista estético, estos productos son mucho más elegantes, se fusionan mejor con la piel y no resaltan frente al tono de la misma. Además, sus formulaciones son más livianas, lo que las hace más fáciles de mezclar con emolientes o con maquillajes.

No obstante, los protectores solares orgánicos suelen estar compuestos por múltiples fragancias, tintes y conservantes que desarrollan irritación en la piel. Además, los componentes ingresan al torrente sanguíneo y pueden provocar efectos indeseados sobre el cuerpo.

Características del protector solar mineral o físico

A diferencia de la variante química, este tipo de protector solar actúa como reflectante. Es decir, refleja o refracta los rayos ultravioleta de la piel y funciona como un escudo.

Este producto se recomienda para las pieles sensibles, como las de los bebés, debido a que tiene mayor eficacia y no provoca demasiada irritación. Además, no requiere de esperar para que funcione, sino que ejerce su efecto al instante. Los componentes más habituales incluyen los siguientes:

  • Óxido de zinc
  • Dióxido de titanio

Ambos componentes son aprobados por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) y son considerados efectivos y seguros. Incluso, son los responsables de dejar una coloración blanquecina sobre la piel.

Ventajas y desventajas de los protectores solares físicos

Este tipo de formulación no es comedogénica y tiende a desarrollar menor irritación respecto de los protectores químicos. Sin embargo, los efectos adversos se relacionan con el uso de las nanopartículas, que tienen un efecto estético más beneficioso.

Las nanopartículas son partículas más diminutas que las propias células de la piel, lo que les confiere la capacidad de penetrar en ella y, luego, en la sangre. Esto puede resultar en reacciones que aumenten los radicales libres y el daño del ADN.

Una investigación de la Photodermatology, Photoimmunology & Photomedicine concluye que los protectores solares inorgánicos desarrollan una importante protección de la piel al absorber el 95 % de los rayos solares.

Lo mejor a la hora de elegir el protector solar para los niños es utilizarlo en crema o loción y no en aerosol. La correcta aplicación es clave para garantizar la protección del pequeño.

¿Qué debo buscar en un protector solar ideal?

Si bien la elección del tipo de protector solar es importante, también influyen otros aspectos para considerar la eficacia del mismo. Por ejemplo, la correcta aplicación y administración del mismo es clave para su eficiencia.

Lo ideal es utilizar las presentaciones de cremas o lociones, debido a que los aerosoles no son aplicados de manera uniforme y adecuada. Por ende, se recomienda poner una cantidad generosa y uniforme del mismo al menos 30 minutos antes de la exposición solar.

Incluso, debe aplicarse cada dos horas y después de nadar o sudar. Además, es conveniente utilizar un FPS 50 o mayor, que sea resistente al agua y de amplio espectro (que actúe frente a los UVB y los UVA).

Protectores solares químicos o minerales

Como conclusión, se recomienda el uso de protectores solares físicos para las pieles atópicas y sensibles, las embarazadas y los niños. A su vez, existen formulaciones que se componen con la fusión de ambos productos. De esta manera, se evitan las reacciones irritantes de los protectores químicos, mientras que se obtiene una formulación más ligera.



  • Rai R, Shanmuga SC, Srinivas C. Update on photoprotection. Indian J Dermatol. 2012 Sep;57(5):335-42. doi: 10.4103/0019-5154.100472. PMID: 23112351; PMCID: PMC3482794.
  • Moloney FJ, Collins S, Murphy GM. Sunscreens: safety, efficacy and appropriate use. Am J Clin Dermatol. 2002;3(3):185-91. doi: 10.2165/00128071-200203030-00005. PMID: 11978139.
  • Donaldson K, Stone V, Tran CL, Kreyling W, Borm PJ. Nanotoxicology. Occup Environ Med. 2004 Sep;61(9):727-8. doi: 10.1136/oem.2004.013243. PMID: 15317911; PMCID: PMC1763673.