Principales causas que hacen imposible amamantar

Amanda 31 enero, 2016
Descubre a continuación cuándo no se aconseja optar por la lactancia materna y los riesgos que hay detrás.

Si bien no son el común denominador, existen ciertas condiciones que hacen imposible amamantar al bebé. Por ejemplo, cuando la madre no experimenta la subida de leche entre las 42 y 72 horas después del parto.

A pesar de que lo ideal es amamantar a los bebés desde que nacen, a veces, existen riesgos que indican que esta no es la opción más saludable ni para la madre ni para el bebe.

La Organización Mundial de la Salud indica que no se debe interrumpir el proceso de la lactancia a menos que exista una razón de peso para ello.

Principales causas que hacen imposible amamantar

1. La salud del bebé

Está claro que son muchos los beneficios que recibe el bebé por medio de la leche materna. Pero en algunos casos, este mismo alimento le puede ocasionar problemas, debido a ciertas condiciones que se conocen como: enfermedades del lactante.

En estos casos, los bebés no pueden  ser alimentado directamente con leche y, por consiguiente, es preciso recurrir a fórmulas especiales. 

Los principales padecimientos que hacen imposible amamantar son:

  • Fenilcetonuria.
  • Galactosemia.
  • MSUD (orina con olor a jarabe de arce).

Cabe destacar que las enfermedades del lactante suelen ser transitorias, por lo que una vez que el médico lo aprueba, es posible amamantarlo. Por otra parte, cuando se trata de condiciones permanentes, lo más importante es velar por la salud del bebé.

Hay razones por las que se hace imposible amamantar.

Fenilcetonuria

En el caso de la fenilcetonuria, el bebé puede ser tratado por medio de dietas a base de la enzima fenilalanina hidroxilasa. ¿Por qué? porque es esta sustancia la que aquella su organismo no produce e impide la descomposición correcta de fenilalanina (un aminoácido presente en las proteínas).

Esta enfermedad es hereditaria y puede causar una sobre acumulación de fenilalanina, que no fue descompuesta correctamente, causando trastornos cerebrales.

El tratamiento de esta enfermedad permite que el bebé reciba cierta cantidad de leche materna de manera intermitente.

Galactosemia

Al igual que la fenilcetonuria, es una enfermedad hereditaria. La galactosemia impide que el organismo del bebé pueda descomponer la galactosa (un azúcar simple que el compuesto principal de la leche).

En tal caso, un bebé que padece galactosemia, al ingerir la leche materna, puede sufrir serios daños en el cerebro, hígado, ojos y riñones.

Al no poder descomponer la galactosa, esta se acumula en el organismo y causa molestias. Cabe destacar que los síntomas de esta enfermedad se presentan a los pocos días de haber comenzado la lactancia.

MSUD (orina con olor a jarabe de arce)

Esta enfermedad es conocida como MSUD (según sus siglas en inglés) pero en español se conoce como: enfermedad de la orina con olor a jarabe de arce.

Se trata de una afección que se puede presentar de manera leve pero que, cuando es profunda, podría causar daños severos al organismo, especialmente en el cerebro.

La MSUD es la incapacidad del sistema para metabolizar aminoácidos tales como la valina, la leucina y la isoleucina; las cuales están presentes en la leche materna. En tal sentido, esta anomalía podría llevar a la acumulación excesiva de estas sustancias en la sangre.

2. Enfermedades en la madre

Por otra parte, existen afecciones y circunstancias que afectan a la madre y que hacen imposible amamantar. De hecho, los médicos no recomiendan que las madres amamanten cuando tienen problemas de salud, ya que puede suponer un riesgo tanto para ella como para el bebé.

Razones por las que resulta imposible amamantar.

  • VIH. Es una de las principales enfermedades por las cuales resulta imposible amamantar. De hecho, está totalmente desaconsejado.
  • Quimioterapia citotóxica. Se interrumpe la lactancia materna, cuando la madre está recibiendo este tratamiento, pero solo hasta que termine el proceso.
  • Cirugía de reducción mamaria. Se trata de una causa que imposibilita la lactancia. Sin embargo, existen procedimientos quirúrgicos que permiten continuar realizando la lactancia
  • Mastitis. Se trata de una condición que impide la lactancia solo de manera temporal y cuando es muy doloroso. En este caso, se recomienda que la madre pueda extraer de manera mecánica la leche de su seno, hasta que haya disminuido la inflamación.
  • Herpes en el pezón. Esta afección hace imposible amamantar cuando se trata de una condición que puede ser contagiosa o cuando la madre a sufrido septicemia, que requiere cuidados médicos que impiden a esta hacerse cargo del bebé.
  • Altos niveles de yodo en la sangre. Una madre que ha recibido altas cantidades de povidona yodada o yodo, no puede amamantar al bebé hasta que haya disminuido esta sustancia en su sistema.
Te puede gustar