6 tips para el primer baño del bebé

Mervis Romero · 8 febrero, 2018
Para las madres primerizas, el primer baño del bebé es algo que genera nerviosismo, ya que la mayoría no sabe cómo debe sujetarlo y las precauciones que debe tomar. No te preocupes, hay muchos consejos que pueden ayudarte a vivir esta bella experiencia.

Es normal que a todas las madres primerizas les surjan dudas y tengan muchísimas preguntas en cuanto al primer baño del bebé.

Las consultas más frecuentes tienen que ver con cómo sostenerlo para que no se les resbale y caiga de los brazos, en qué momento realizarlo y a qué temperatura debe estar el agua.

Aunque haya muchos nervios y temor, pasar por esa experiencia es algo inolvidable, debido a que bañar al bebé es una gran oportunidad para transmitirle amor y seguridad. Por ello, vale la pena asesorarse: ¿Cuáles son los cuidados que se deben tener? ¿Cuál es la forma correcta de sostenerlo?

1.- ¿En qué momento es recomendable el primer baño del bebé?

Los especialistas recomiendan realizar el primer baño del bebé cuando este tenga entre 7 y 15 días de edad. En ese tiempo ya se le ha caído el cordón umbilical y, por lo tanto, se evitan posibles infecciones. Además, la duración del baño no debe ser larga: no más de 5 minutos.

2.- ¿Cuál es la temperatura ideal del agua para el baño del bebé?

La temperatura ideal debe estar entre los 36º y los 37º. Para controlarla, la madre debe tocar el agua con el codo o el antebrazo, ya que las manos están siempre acostumbradas al cambio de temperatura.

Por otro lado, la cantidad de agua debe ser aproximadamente de 10 centímetros. Así, el bebé estará apoyado en la bañera y podrá realizar movimientos sin correr riesgos.

3.- ¿Qué cosas se necesitan para el primer baño del bebé?

Para el primer baño del bebé, es esencial que la madre tenga todo preparado; de esa manera se sentirá más segura.

Entre las cosas que debes tener, se encuentran: una bañera o tina adecuada, un área para desvestir al bebé, jabón neutro, champú para bebés, aceite hipoalergénico, vaselina, algodón para los ojos, hisopos de algodón para los oídos y la nariz, alcohol, un peine, toallas de algodón y pañales.

El primer baño del bebé es todo un desafío para madres primerizas.

6 tips para el primer baño del bebé

Los bebés se pueden familiarizar con el agua desde el primer día en que lo bañes, debido a que el agua les recuerda el lugar donde estuvieron durante 9 meses: el interior del útero. Por ello, ten en cuenta lo siguiente a la hora del primer baño:

  1. Desviste por completo al bebé y cúbrelo con una toalla.
  2. Sumérgelo poco a poco en el agua para que no se asuste. Debes usar una de tus manos para sujetarle la cabeza y el cuello.
  3. Utiliza muy poco jabón para lavarle el cuerpo; puedes empezar desde el pecho, los brazos, las manos y luego las piernas y los pies. Luego, gíralo cuidadosamente para lavarle la espalda y las nalgas.
  4. Después de lavarle el cuerpo, debes seguir por la cabeza.
  5. Límpiale los ojos con algodón húmedo en agua limpia, no con el mismo agua con la que se lo bañó. Debes limpiarlos desde adentro hacia afuera.
  6. Una vez que lo hayas bañado, sácalo y cúbrelo con una toalla limpia.

Por último, debes también limpiarle la nariz y los oídos –por fuera, nunca por dentro– con un hisopo de algodón. Ahora, ya el bebé está listo para que lo vistas.

“Los especialistas recomiendan realizar el primer baño del bebé cuando este tenga entre 7 y 15 días de nacidos”

Otras recomendaciones

Estos son otros consejos que puedes considerar para después del baño:

  • Durante el baño, no debes dejar solo al bebe. Asimismo, en los primeros meses, no debes echarle talcos ni colonias, ya que le pueden dar alergia.
  • Coloca la bañera a un altura que sea adecuada para ti. Además, esta debe lavarse antes y después del baño.
  • Recuerda siempre sonreírle y hablarle mientras lo bañes.
  • Si el bebé empieza a llorar durante el primer baño, no te desanimes, con tus caricias y las condiciones ambientales acordes, él se acostumbrará y empezará a disfrutar de ese momento de placer.
El primer baño del bebé debe hacerse considerando ciertas precauciones.

En conclusión, el primer baño del bebé es uno de los momentos más placenteros y bellos de los que puede disfrutar una madre. Por ende, si eres primeriza y sientes temor de bañarlo, no te preocupes, con estos consejos verás que todo va a salir bien.

Si escoges el momento adecuado, él se relajará y empezarán a disfrutar más de este rato. Por eso, debes trasmitirle tranquilidad y alegría; si estás muy nerviosa, puedes pedirle ayuda a un familiar o a un amigo.