¿Cómo prevenir las lesiones deportivas de los niños?

Prevenir las lesiones deportivas de tus hijos es una tarea muy importante. Por esto, te acercamos algunos consejos para que puedas evitarlas.
¿Cómo prevenir las lesiones deportivas de los niños?
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis.

Última actualización: 10 diciembre, 2021

Prevenir las lesiones deportivas en los niños es un trabajo que toda madre debe cumplir. Quizá te parezca un poco exagerado, pero el riesgo de lastimarse al practicar cualquier actividad física está latente, sin importar la intensidad del ejercicio.

Mantener el hábito de practicar actividad física, ya sea deportiva o no, es uno de los objetivos más deseables a cualquier edad. Y la niñez es la etapa ideal para establecer dicha rutina.

Por lo tanto, estimular y acompañar a tu hijo a ejercitarse debe convertirse en tu objetivo principal, así como buscar la manera de prevenir las lesiones deportivas de cualquier índole. A continuación, te contamos cómo lograr este último objetivo.

La importancia de prevenir lesiones deportivas en los niños

Los pequeños se encuentran en etapas sensibles de sus vidas, no solo a nivel del aprendizaje, sino también respecto al desarrollo físico y psicológico. Por eso, a través de la actividad deportiva dichos aspectos pueden ser estimulados de forma adecuada.

Sin embargo, en esta etapa los niños también son vulnerables a sufrir lesiones, producto de su inmadurez esquelética. Esto no quiere decir que no deban realizar deporte, sino que deben hacerlo con sus debidas precauciones.

En línea con esto, algunas instituciones, como la FIFA, han desarrollado iniciativas enfocadas en el cuidado y en la prevención de las lesiones deportivas en los niños y en los jóvenes deportistas.

En base a lo anterior, te vamos a enseñar qué aspectos tener en cuenta para evitar las lesiones vinculadas al deporte en tu hijo.

1. Realiza una evaluación médica previa al inicio de la actividad

Contemplar un chequeo médico periódico y previo a la realización de cualquier deporte puede parecer un poco exagerado. A pesar de ello, se hace necesario conocer el estado de salud de los niños antes de empezar.

Tu hijo puede contar con una serie de contraindicaciones respecto al deporte que desea practicar y la única manera de saberlo es por medio de la evaluación profesional.

Ante una situación como esa, no solo podrás prevenir el daño sino que además, tendrás la oportunidad de buscar alternativas menos peligrosas para ejercitarse.

2. Procura una adecuada entrada en calor

La entrada en calor suele ir en la fase inicial de la práctica deportiva. Usualmente, las personas suelen pasarla por alto, especialmente los niños que son un poco más distraídos.

Tu labor como mamá es recordarle constantemente a tu hijo que el calentamiento debe llevarse a cabo antes de cada actividad y de una forma adecuada.

Lo ideal es que sea general y específico, es decir, que pueda enfocarse en las estructuras que más se van a utilizar durante la práctica deportiva. De esta manera, se podrán prevenir las lesiones y a la vez, mejorar el rendimiento físico global.

3. Elige la indumentaria apropiada

Muchos de los problemas a nivel físico suelen presentarse a raíz de la utilización de indumentaria inadecuada. Todo deporte, independientemente de la manera en la que se lleve a cabo, requiere del uso de prendas especiales para su correcta ejecución.

La principal recomendación es optar por una talla adecuada para los niños, ni muy grande, ni muy pequeña.

Además de las prendas de vestir, también se aconseja emplear los elementos de seguridad necesarios para cada actividad: cascos, protectores de rodilla y codo, gafas, entre otros.

4. Supervisa al entrenador

Como madre, tu rol en cuanto a la práctica del deporte de tus hijos debe ser completamente activo. Eso si, con ciertos límites y de forma respetuosa con tu hijo y con el resto del equipo.

Tu objetivo principal, más allá de estimular el deporte, es proteger a tus niños en todo momento. Esto no significa que debas convertirte en una madre sobreprotectora, pero tampoco mantenerte totalmente relajada.

Entonces, estás en todo el derecho de exigirle a los entrenadores encargados de los niños que tomen las medidas de control pertinentes. Y para eso, debes empezar por conocer las medidas de seguridad que se llevan a cabo, tanto en el entrenamiento como en el lugar de competencia.

Una buena recomendación es supervisar el terreno en el cual se desarrolla la práctica deportiva. También, puedes aconsejar a los encargados que vigilen la conducta de los demás niños, la cual puede ser antideportiva o peligrosa.

5. Suspende la actividad cuando sea necesario

Un aspecto fundamental a la hora de prevenir las lesiones deportivas en los niños tiene que ver con saber poner pausa a la actividad en el momento preciso.

Existen muchos indicios para saber cuándo es necesario suspender el deporte, tales como los golpes en la cabeza, los mareos o la pérdida de estabilidad, la manifestación de dolor en cualquier parte del organismo o los choques entre jugadores, entre otros.

En cualquiera de estas circunstancias, lo mejor es retirar al niño de su actividad y solicitar la evaluación por parte de un profesional de la salud debidamente calificado.

6. Inculca el hábito de mantenerse hidratado constantemente

Algunas lesiones deportivas se presentan por deshidratación, ya sea por un aumento excesivo de la temperatura corporal o por la falta de líquidos en el organismo del niño.

Lo más aconsejable es que los niños mantengan una ingesta de agua suficiente todos los días, independientemente de la actividad que realicen.

Durante el ejercicio, es conveniente tomar pausas autorizadas por los jueces con el fin de rehidratarse y reponer las pérdidas de agua por el sudor. Si es posible, procura que la hidratación cuente con un punto medio, pues el exceso de líquidos tampoco es bueno.

ninos ninas beben agua felices parque deshidratacion prevencion verano calor liquido via oral

Prevenir lesiones deportivas es un trabajo de todos

Las recomendaciones expuestas anteriormente disminuyen la probabilidad de lesionarse durante la práctica deportiva. Esta serie de aspectos deben ser tenidos en cuenta por ti como madre.

Sin embargo, todos los adultos involucrados en el deporte de los niños deben velar por su bienestar. Desde los jueces hasta los entrenadores e incluso, los otros padres de familia cuentan con esta responsabilidad, la cual no puede pasarse por alto en ningún momento.

Te podría interesar...
Lesiones deportivas en niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Lesiones deportivas en niños

Las lesiones deportivas en niños suelen ser más frecuentes si los pequeños no han aprendido la técnica necesaria en una escuela de deportes.