Prepara a tu hijo para vuestro inminente divorcio

Agetna 24 diciembre, 2015
Si tú y tu pareja van a separarse, antes, deben tomar todas las providencias para que vuestro hijo se afecte lo menos posible con esta decisión

El divorcio es ese difícil momento por el que nunca quisiéramos pasar, porque aunque los matrimonios no estén “vacunados” contra las rupturas, todos nos casamos con la esperanza de estar juntos para siempre o, en este caso, hasta que la muerte nos separe.

Y qué bueno sería si la convivencia familiar, la solución de los problemas y el amor, hicieran que las personas logren convivir en armonía y toda vez que se unen en matrimonio no se separaran… ¿verdad?

Pero qué malo cuando esto comienza a fallar. Cuando las contradicciones, los desengaños, las sospechas, el desamor, las carencias económicas o las infidelidades se apoderan del ámbito familiar hasta el punto de romper ese sólido lazo que una vez tuvo.

Para que prepares a tu hijo ante vuestro inminente divorcio, en eres mamá decidimos dedicar un breve espacio al tema.

El papel de las madres

Tanto papá como mamá deben apoyar y preparar a su hijo para una separación inminente.

Pero es mamá con su colosal amor, paciencia y dedicación quien no pocas veces se convierte en la mejor ayuda para su pequeño. Quien lo asiste a la hora de entender y aceptar la situación que se avecina.

Por eso es mamá quien debe estar preparada para afrontar lo mismo la rebeldía como el abatimiento del menor y contar con las armas suficientes para reponerse de la sensible situación que vive toda la familia.
Saber qué decir y cómo actuar ante las preguntas y estados de ánimo de su hijo.

shutterstock_311991953

Prepara a tu hijo para vuestro inminente divorcio

Mujer, no tengas como premisa el causar daño, el lastimar, ofender… si estás en un momento de ruptura matrimonial, recuerda cuán felices fueron tú y tu pareja y lo mucho que se amaron una vez.

Recuerda que aunque ya no constituyan una familia ustedes tienen un lazo que los mantendrá unidos la vida entera. Él sigue siendo el padre de tu hijo.

Mamá, si tú y tu esposo están próximos a separarse, te recomendamos, tengas en cuenta nuestros consejos.

Ellos servirán para que ayudes a tu hijo durante vuestro divorcio y hasta te serán de provecho para reponerte de manera emocional.

  • Tanto tú como tu pareja deben conversar con el niño antes de que alguno de los miembros se vaya de casa. La separación no debe tomarlo por sorpresa.
  • Las desavenencias y los conflictos de la pareja deben discutirse, si no en el lecho matrimonial, donde él niño no pueda escucharlos.
  • Cuando conversen con tu hijo escucha sus opiniones y sentires para que sepan, como buenos padres, de qué forma actuar.
  • Tu hijo no debe participar en vuestras discrepancias, menos hacer que actúe como juez eligiendo cuál de los dos conyugues tiene la razón.
  •  En todo momento hazle saber al menor que mamá y papá siempre estarán presentes cuando él lo necesite.
  • El niño no constituye una herramienta de ataque hacia tu actual esposo. Nunca hables mal de su padre delante de él.
  • Tu pequeño debe saber que sus padres lo seguirán amando y protegiendo como cuando eran una pareja.
    3210890341_ff712561ed
  • No limites el tiempo que tu hijo necesita compartir con su padre. Recuerda que su felicidad también depende del calor y el afecto de esa persona con la que ya no convive.
  • Respeta a su padre en todo momento y trasmítele este sentir a tu hijo. Hazle saber que él y su padre también deben respetarte a ti.
  • Escucha a tu pequeño. Conviértete en su confidente y estate atenta a cualquier cambio en su conducta. Ahora más que nunca necesita de tu asistencia, de tu cariño y comprensión.

Nuestros consejos finales

El divorcio, por ningún motivo, debe perjudicar la estabilidad emocional de un niño. Sus padres deben velar porque la ruptura del núcleo familiar afecte lo menos posible el bienestar del menor.

Se dice que divorciarse es tan normal como matrimoniarse.

El divorcio es una cualidad inherente del ser humano, los animales, a no ser condicionados por nosotros, no se casan.

Actúa entonces como un ser humano racional y de la mejor manera posible prepara a tu hijo para vuestro inminente divorcio.

Aunque separados, o próximos a separarse, el bienestar del niño debe ser una prioridad.

Te puede gustar