Prepara a tu hijo para amar

Amar es la cualidad del hombre que más humano nos vuelve. Es un sentimiento propio del corazón de nuestra especie que es suyo, así como suyo son las arterias, la sangre… Todos nacemos con el don de amar y en el mismo momento que abrimos los ojos al mundo, aunque estemos ciegos, advertimos el amor en los brazos maternos que nos acogen.


Pero aun cuando somos amados y estamos capacitados para sentir lo mismo, no todos sabemos cómo hacerlo, o hacerlo bien.

Prepara a tu hijo para amar al igual que lo educas para que se comporte en sociedad, aprenda a leer y a escribir. No subvalores el sentimiento que más felicidad va a traerle.

Si tarda un poco en levantar la cabecita, caminar sin caerse, hablar o sostener el lápiz, ocúpate de que el amor nunca quede como una de esas materias que le cuesta vencer. Haz que ame y busque ser amado más que nada en la vida.

El amor como el principio de todas las cosas

Sin amor la vida no avanza. No existe empresa, tarea, o sueño en la tierra que para llevarlo a buen término no precise del amor humano.

En materia afectiva madre-hijo el amor está en:

  •  La atención que le dedicamos al bebé las 24 horas de la jornada. Cuando le cubrimos sus necesidades vitales, le ofrecemos nuestro cariño, lo estimulamos a balbucear, gatear, erguirse. Atendemos a sus enfermedades, le sacamos los gases, acudimos a su llanto y hacemos todo por brindarle los mejores estímulos emocionales que le desarrollen su cerebro
  • El tiempo que pasamos con nuestro hijo, los juegos que compartimos juntos, las tareas que le ayudamos a vencer, los consejos que le damos. Es amor la seguridad y el cariño que le proveemos, lo mucho que trabajamos para sostenerlo económicamente, cómo lo educamos y le transmitimos los mejores valores.
amorhijios4

Si hablamos de amor propio no podemos olvidar:

  • El respeto que nos tenemos a nosotros mismos
  • Cómo velamos por nuestra salud y estamos siempre atentos a los mensajes de alerta que el cuerpo nos trasmite
  • Nos libramos de las emociones negativas: el egoísmo, la envidia, la avaricia, la ingratitud… e intentamos construir nuestra felicidad y paz interior.

Para referirnos al amor hacia los demás claro está que debemos hablar sobre:

  •  La tolerancia hacia las características y comportamientos de los otros El amor de pareja
  •  El respeto hacia nuestros iguales
  •  La aceptación de la diversidad de carácter y la manera de pensar de cada quien. El altruismo, la empatía y la sensibilidad hacia los problemas ajenos.

Dos maneras de enseñar a un niño a amar

Puede que al leer este enunciado consideres que está demás enseñar a amar a quien por pura naturaleza ya viene condicionado para hacerlo. Sin embargo, tal y como referimos al inicio, no todas las personas saben amar.

Pueden existir varias maneras de enseñar a un niño a amar y mostrarle qué es el amor. En eres mamá consideramos estas dos como las más preponderantes.

1. Enseña a tu hijo a amar a través de la palabra
2. Introdúcelo al maravilloso mundo del amor mudo

Madre e hija sobre el césped

Enséñale a amar a través de la palabra

Amar a través de la palabra es saber usar el idioma para conformar las mejores frases de cariño. Dar aliento cuando alguien lo necesita, alabar y aplaudir mediante los párrafos más condescendientes los logros y las aptitudes ajenas.

Cuando enseñas a tu hijo a amar a través de la palabra le inculcas cuán bien hacen las frases optimistas hacia los otros, las que transmiten elogios, esperanzas, buenos deseos.

Es perfecto aquel niño que aprende a ser cortés y usa la sinceridad y los mejores sentimientos para hacer sentir bien a quienes le rodean y decirles cuánto los ama.

Introdúcelo al maravilloso mundo del amor mudo

El amor que se transmite mediante el cariño, las caricias, los abrazos, los besos, los apretones de manos, es más efectivo que la palabra en sí.

Quien quiere bien te lo muestra a través del lenguaje que transmite su cuerpo. Las expresiones de amor dicen más que las palabras porque no se puede disfrazar el apego, la ternura, la admiración, cuando alguien se siente bien y ama a otra persona.

Preparar a tu hijo para amar significa enseñarle todo esto.

Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar