5 posturas para dormir durante el embarazo

El sueño es uno de los factores más importantes durante la formación del bebé. Las diferentes posturas para dormir durante el embarazo ayudarán a que se forme adecuadamente y a que la madre no sufra tensiones corporales ocasionadas por la falta de descanso.

El estado de gravidez es una de las mejores experiencias que puede vivir una mujer. Para las primerizas suele ser un período lleno de inquietudes. Una de las más comunes está ligada a qué posturas para dormir durante el embarazo son las mejores.

A medida que va creciendo él bebé dentro del vientre se reducen las horas de sueño. Existe la incertidumbre de qué postura es adecuada para descansar sin hacer daño al pequeño.

Además de esto, las náuseas, la ansiedad y la acidez estomacal hacen imposible el descanso durante el embarazo. Por tal motivo, es necesario solicitar recomendaciones sobre cuáles son las mejores posturas para dormir durante el embarazo.

Posturas para dormir durante el embarazo

1.- Sobre el lado izquierdo

Los expertos en medicina recomiendan dormir sobre el lado izquierdo. Esto ayuda a la circulación de la sangre y de los nutrientes hasta el útero y él bebé; también propicia que los riñones eliminen los desechos fácilmente.

2.- De lado con almohada

La postura de lado con una almohada entre las piernas mantiene la columna recta y evita poner el peso de una pierna sobre la otra. Si se tienen almohadas largas mucho mejor; así se puede apoyar la barriga y tener más seguridad.

3.- Semisentada

Esta posición es la apropiada si se tienen molestias estomacales o mala digestión. Un apoyo para esta posición es una buena almohada; así se logra una postura mucho más cómoda.

Muchas futuras madres se preocupan por qué posturas para dormir durante el embarazo deben tomar.

4.- Tronco elevado

Otra de las posiciones más cómodas es la del tronco elevado; es la más recomendada si se tiene congestión nasal, sensación de ahogo o acidez.

En ella se utilizan varias almohadas o cojines para apoyar y elevar la espalda. Esto reduce los mareos y relaja el cuerpo tras mantener por mucho tiempo la posición horizontal.

“A medida que crece él bebé en el vientre, se reducen las horas de sueño. A la incertidumbre de qué postura es adecuada para descansar sin hacer daño al bebé se suman las náuseas y las molestias”

5.- Pies arriba

En el caso de sufrir constantemente calambres, mala circulación o hinchazón en piernas o tobillos, la postura recomendada es la de mantener los pies elevados con almohadas o cojines. Esta previene la aparición de varices, pinchazos y calambres.

Con esta postura se logra relajar tanto el cuerpo como la mente. Siempre es necesario tener unas horas de sueño para descansar el peso del cuerpo; además, él bebé podrá formarse adecuadamente.

Posturas no recomendadas durante el embarazo

Así como existen posturas para dormir durante el embarazo que son ideales para el bebé y la madre, también están  las que se deben evitar durante este periodo. Estas son algunas de ellas:

1.- De espaldas

Es la menos recomendada, ya que produce mala digestión y circulación. Se debe a que el peso del útero, vena cava inferior e intestinos caen sobre la espalda.

Esta posición también puede traer problemas de respiración, dolores de espalda, hemorroides. Y, lo más peligroso, puede causar la disminución de la circulación en el corazón del bebe.

2.- Boca abajo

El dormir boca abajo no tiene riesgos si el embarazo está apenas comenzado. No obstante, ya cuando está avanzado es recomendable no adoptar esta posición.

Muchas embarazadas tratan de usar esta como la predilecta entre las posturas para dormir durante el embarazo. Sin embargo, puede que no sea recomendable dependiendo del tiempo de gestación.

Si es muy difícil dejar dicha posición, se recomienda utilizar una almohada en forma de donuts o apilar cojines formando una especie de hueco para no aplastar la barriga.

No acostumbrarse a las posturas para dormir durante el embarazo puede ser un gran problema.

Recomendaciones para conciliar el sueño

Dormir bien es muy importante en el embarazo, como en cualquier etapa de la vida. No obstante, conseguir hacerlo placenteramente a veces puede ser un problema. Estas son algunas recomendaciones para alcanzar esta meta:

  • Tomar en la noche una comida ligera y rica en aminoácidos. Estos se encuentran en los cereales, pescado, leche, huevos y lechuga.
  • Se deben dormir al menos 8 horas diarias. En cuanto a las siestas, lo ideal es que no pasen de 25 minutos; esto puede influir en que no se duerma lo necesario por la noche.
  • Evitar el café o el chocolate después del mediodía; tampoco se debe beber mucha agua después de la cena, para no levantarse tantas veces para ir al baño.
  • Adecuar el cuarto para descansar. Debe estar ventilado, fresco, libre de ruidos y luces intensas. La ropa de cama debería ser de tela de algodón o seda, al igual que los pijamas.
  • El alcohol y el cigarrillo son nocivos para el embarazo; no solo porque le hacen daño al bebé, sino que impiden que la mujer duerma placenteramente.

Otros consejos que se deben considerar

Por otra parte, no se recomienda hacer ejercicio al final del día. El motivo es que el cuerpo queda con mucha energía y agitado; esto dificulta que se relaje e interfiere en el ciclo del sueño.

En contrapartida a esto, las prácticas de técnicas de relajación como la meditación o el yoga son muy favorables a la hora de tratar de relajar el cuerpo para dormir. Asimismo, una buena almohada siempre será la mejor aliada durante el embarazo.

El buen dormir ayudará a pasar el embarazo de una manera saludable, tanto para la madre como para el bebé. Solo se debe conseguir la postura más cómoda y relajante que ayude a descansar de manera plácida y acogedora.

Categorías: La importancia del sueño Etiquetas:
Te puede gustar