¿Por qué están desaconsejados los refrescos en adolescentes?

Descubre por qué están desaconsejados los refrescos en adolescentes además de por la obesidad y la diabetes.
¿Por qué están desaconsejados los refrescos en adolescentes?
Silvia Zaragoza

Escrito y verificado por la nutricionista Silvia Zaragoza el 06 Febrero, 2021.

Última actualización: 06 Febrero, 2021

¿Sabías que el consumo de refrescos en la adolescencia aumenta ante la disponibilidad que tienen en casa? Por eso, es importante que, como padres, evitéis comprarlos a menudo o usarlos como sustitutos del agua. Además, queremos recordaros por qué están desaconsejados los refrescos en adolescentes.

El 60 % de los adolescentes entre 12 y 19 años beben refrescos a diario y la tendencia es el aumento a medida que crecen. De este porcentaje, un 33,9 % toman 1 o 2 latas diarias y el 33,5 % más de 2. Además, es más frecuente entre los chicos, aunque las chicas suelen recurrir a la versión zero o light, cuyo contenido en azúcar es menor.

Otra característica de este tipo de bebidas es que contienen gas, con lo que dificultan la digestión. Incluso, son ricas en fósforo, cosa que contribuyen a acelerar la descalcificación de los huesos, aumentando el riesgo de osteoporosis. El resto de ingredientes es agua, colorantes y azúcar o edulcorantes que es lo que las convierte en productos con calorías vacías.

Adolescente sirviéndose un refresco de cola.

Obesidad y diabetes, las consecuencias más conocidas de los refrescos

Aunque ya está asumido que los refrescos son una de las principales causas de la obesidad y diabetes tipo 2, el consumo todavía sigue siendo alto. Sin embargo, los adolescentes suelen tener falta de conciencia, ya que creen que les quedan muchos años por vivir.

Los motivos por los que se asocia al aumento de peso son la presencia de azúcares añadidos, la disminución de la saciedad y la dificultad de compensar la ingesta calórica a lo largo del día. Además, al sumarle la escasa realización de ejercicio físico, se incrementa la resistencia a la insulina. Como consecuencia, se desregulan los niveles de azúcar en sangre, que permanecen altos siempre. Incluso se ha relacionado con la aparición de caries.

También aumentan los triglicéridos y el perímetro abdominal. Por el contrario, disminuyen las lipoproteínas de alta densidad (HDL), por tanto, el riesgo cardiovascular es mayor.

La hipertensión, una razón oculta de por qué están desaconsejados los refrescos en adolescentes

En primer lugar, la hipertensión en la adolescencia se define como la tensión arterial superior al 95 % del percentil por edad, sexo y altura durante al menos 3 veces consecutivas. Además, la prevalencia es del 14,8 %.

Según la evidencia, un aumento de la actividad del sistema nervioso simpática produce un incremento en la presión arterial. ¿Por qué? La fructosa presente en los refrescos altera el metabolismo de la sal impidiendo su eliminación por orina.

Asimismo, los valores de presión sistólica aumentan en 1,67 milímetros de mercurio, en cambio, la diastólica se mantiene en los mayores consumidores. A pesar de todo, el riesgo de hipertensión crece un 1,36 respecto a los que apenas los toman.

Sueño y consumo de refrescos, ¿existe alguna relación?

Aunque parezca difícil de creer, la presencia de cafeína en determinados refrescos y en las bebidas energéticas genera insomnio, taquicardias, convulsiones y hasta la muerte. A su vez, se agravan si las mezclan con el alcohol. Se observó en un estudio de 2018 que un 64 % de los adolescentes dormían menos horas de las que se recomiendan.

Son de 9-11h entre los 11 y 13 años y de 8-10h en los de 14 a 17 años. Sin embargo, se desconoce si toman refrescos por el hecho de dormir poco o que es consecuencia de consumirlos de manera frecuente.

Vistas todas las razones sobre por qué están desaconsejados los refrescos en adolescentes, vamos a daros algunos consejos de cómo reducir su consumo.

Refresco de cola.

¿Cómo reducir el consumo de refrescos entre los adolescentes?

Para terminar, beber refrescos en la adolescencia y a cualquier edad supone bastantes riesgos para la salud. Por tanto, es importante que les demostréis a vuestros hijos que es mejor que los eviten o que los beban en ocasiones especiales. Que entiendan que el agua ha de ser su bebida principal. Por lo tanto, la mejor manera es siendo un ejemplo para ellos.

Tampoco se trata de que se los prohibáis sin más, ya que genera el efecto contrario. Buscarán sus propios medios para conseguirlos. Incluso la influencia de las amistades repercute tanto positiva como negativamente.

En este sentido, el agua con gas con unas gotas de zumo de limón o una rodaja es saludable, con lo que irlos sustituyendo poco a poco es de gran ayuda. De esta manera, podrán mantener el cambio a lo largo del tiempo. Asimismo, otra alternativa es elaborar refrescos caseros saludables. ¡Ya veréis que fácil y rápido se hacen! La ventaja es que las hierbas y especias les darán un toque de sabor.

Te podría interesar...
La toma de decisiones en la adolescencia
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
La toma de decisiones en la adolescencia

No es sencilla esa transición de la adolescencia. Esta indefinición hace de la toma de decisiones en la adolescencia una tarea nada fácil.



  • Keller, A; Bucher Della Torre, S (2015) Sugar-Sweetened Beverages and Obesity among Children and Adolescents: A Review of Systematic Literature Reviews. Child Obes, 11(4): 338-46.
  • Sampasa-Kanyinga, H; Hamilton, H A; Chaput, JP (2018) Sleep duration and consumption of sugar-sweetened beverages and energy drinks among adolescents. Nutrition, 48,77-81.
  • Luger, M; Lafontan, M; Bes-Rastrollo, M; Winzer, E; Yumuk, V; Farpour-Lambert, N (2017) Sugar-Sweetened Beverages and Weight Gain in Children and Adults: A Systematic Review from 2013 to 2015 and a Comparison with Previous Studies. Obes Facts, 10(6): 674-93.
  • Abbasalizad Farhangi, M: Nikniaz, L; Khodarahmi, M (2020) Sugar-sweetened beverages increases the risk of hypertension among children and adolescence: a systematic review and dose-response meta-analysis. J Transl Med, 18(1): 344.
  • Gui, ZH; Zhu, YN; Cai, L; Sun, FH; Ma, YH; Jinget, J et al (2017) Sugar-Sweetened Beverage Consumption and Risks of Obesity and Hypertension in Chinese Children and Adolescents: A National Cross-Sectional Analysis. Nutrients, 9(12): 1302.
  • Loh, D A; Moy, F M; Zaharan, N L; Jalaludin, M Y; Mohamed, Z (2017) Sugar-sweetened beverage intake and its associations with cardiometabolic risks among adolescents. Pediatr Obes, 12(1): 1-5.
  • Haughton, C F; Waring, M E; Wang, M L; Rosal, M C; Pbert, L; Lemon, S C (2017) Home Matters: Adolescents Drink More Sugar-Sweetened Beverages When Available at Home. J Pediatr, 202: 121-28.
  • Bogart, L M; Elliott, M N; Ober, A J; Klein, D J; Hawes-Dawson, J; Cowgill, B O et al (2017)Home Sweet Home: Parent and Home Environmental Factors in Adolescent Consumption of Sugar-Sweetened Beverages. Acad Pediatr, 17(5): 529-36.