¿Por qué a los niños les sangra la nariz?

Naí Botello · 7 octubre, 2018
El sangrado nasal en los niños es un hecho bastante frecuente; sin embargo ¿te has preguntado alguna vez por qué ocurre esto y qué debes hacer al respecto? Te ofrecemos algunas claves para entender este hecho.

Las hemorragias nasales en los niños ocurren por varios factores vinculados a alergias, traumatismos o irritaciones en las mucosas. Debemos partir necesariamente del hecho de que este es un fenómeno completamente normal si ocurre algunas veces durante el año y si el flujo del sangrado es bastante reducido.

Como sabemos, esta es una situación bastante común en la vida del infante. De seguro alguna vez te has preguntado por qué a los niños les sangra la nariz; mediante esta nota informativa, podrás identificar más claramente que le ocurre a tu pequeño.

¿Qué son las hemorragias nasales y cuáles son sus tipos?

Las hemorragias nasales, también conocidas como epitaxis, ocurren cuando se rompen los pequeños capilares de las membranas de la mucosa nasal. Este hecho no se considera como una patología, sino que es más bien algo que ocurre como consecuencia de un traumatismo o una lesión superficial; incluso se puede dar de forma espontánea partiendo de una irritación en el área.

Según estudios, del total de población que puede presentar una hemorragia nasal, el 60% son niños menores a los diez años de edad, y en su mayoría de sexo masculino.

Ahora bien, existen dos tipos de hemorragias nasales que se pueden presentar en los niños. La primera se llama hemorragia anterior, que es la más recurrente en los pequeños, y se desarrolla en la parte delantera de la nariz; muchas veces es una consecuencia del rascado por prurito o al intentar retirar una costra.

En tanto, la segunda, llamada hemorragia posterior, ocurre en la parte más profunda de la nariz. Sin embargo, su incidencia en niños es casi nula.

Las hemorragias nasales en niños.

¿Por qué a los niños les sangra la nariz?

Ahora que ya sabemos cómo ocurre el sangrado nasal, veamos las causas específicas que lo provocan:

Sangrado por traumatismo

Es uno de los tipos de sangrado más comunes que puede presentar un pequeño. Ocurre cuando los niños se hurgan en la nariz con los dedos, o incluso cuando se introducen algún objeto a modo de juego.

Estas acciones conducen a que se lastime la mucosa. Puede ocurrir también si el pequeño se suena la nariz con mucha intensidad, y desde luego, si recibe algún golpe directo en la zona.

Problemas anatómicos

Si el niño cuenta con una desviación particular o un problema anatómico, es posible que se presente sangrado nasal. En este caso, la causa directa deberá ser diagnosticada por un médico otorrinolaringólogo.

Cuadros alérgicos y resfriados

Estas condiciones pueden provocar el llamado sangrado espontáneo dentro de la nariz. Se debe a que la inflamación e irritación dentro del área crean las condiciones para que se rompan los pequeños capilares de las membranas de la mucosa nasal.

“Las hemorragias nasales ocurren cuando se rompen los pequeños capilares de las membranas de la mucosa nasal”

Factores climáticos e inhalación de gases

Los factores climáticos también pueden incidir considerablemente en que los niños sufran un sangrado nasal. Si se expone al pequeño a un clima seco, el recubrimiento húmedo natural que tiene la nariz puede perderse; así, al irritarse la zona, aparecerá el sangrado.

En ese sentido, se debe prestar una atención particular en las épocas frías, cuando se usen deshumidificadores en el hogar o si se vive en zonas de climas muy secos.

Otro de los factores que pueden causar hemorragias nasales es la exposición del niño a gases tóxicos. Esto puede acontecer como producto de la contaminación —por habitar en ciudades con mucha polución—, por la inhalación constante de ambientadores de aroma para el hogar o por estar expuesto a la inhalación de gases lacrimógenos.

Aunque esta última situación parece poco factible, estos gases se utilizan en muchas partes del mundo para disolver protestas, incluso en zonas residenciales.

Muchos padres se preguntan 'qué hacer si a mi hijo le sale sangre de la nariz?'.

Problemas de coagulación de la sangre

Desde luego, este hecho no es algo común. Sin embargo, si se dan las condiciones para que ocurra una hemorragia nasal y el flujo de sangre es demasiado abundante, tal vez tu pequeño esté presentando de momento algún problema de coagulación en sangre.

Esta anormalidad puede darse por cuestiones tan cotidianas como la toma de algún medicamento, como las aspirinas.De cualquier manera, si esto ocurre, es bueno que visites a tu médico para recibir una guía más exacta sobre esta situación.

En último lugar, concluiremos con algunos pequeños tips para que sepas qué hacer en caso de sangrado nasal. Primero, debes indicarle a tu pequeño que se mantenga sentado o de pie, con la cabeza ligeramente inclinada hacia abajo, nunca hacia atrás.

Luego, presiona la parte baja de la nariz suavemente, cerrándola con dos de tus dedos durante al menos cinco minutos. No introduzcas objetos de papel o algodón dentro de la nariz, retira el sangrado de forma externa con papel. Por último, pídele al niño que sacuda suavemente su nariz cuando la sangre haya dejado de salir.

  • Callén Blecua, M. (2005). Diagnóstico y tratamiento de la rinitis alérgica. Acualización En Pediatria.
  • Hernández, M., Hernández, C., Bergeret, J. P., & Resumen, V. (2005). ARTÍCULO DE ACTUALIZACIÓN Epistaxis. Consideraciones generales y manejo clínico. Cuad. Cir. https://doi.org/10.4206/cuad.cir.2005.v19n1-09
  • Hernández V., M., Hernández A., C., & Bergeret V., J. P. (2005). Epistaxis: Consideraciones generales y manejo clínico. Cuadernos de Cirugía. https://doi.org/10.4206/cuad.cir.2005.v19n1-09