Tener un perro durante el embarazo tiene sus beneficios

Pese a lo que se podría creer, tener un perro durante el embarazo tiene claros beneficios, pues es un ser que como parte de la familia brinda un apoyo incondicional que podría ser de utilidad en muchos casos. Contribuir a la forma física de la futura madre y mantener un equilibrio emocional se encuentran entre los beneficios de tener un perro durante el período de gestación según estudios.


Sabemos que puede ser motivo de preocupación convivir con un animal durante un proceso tan delicado como el embarazo, de hecho, es posible que en ocasiones sea contraindicado. Sin embargo, teniendo en cuenta las precauciones necesarias, la compañía de estos peludos amigos puede ser de gran ayuda.

¿Cómo puede ayudarnos un perro durante el embarazo?

Entre las principales funciones del perro en la vida de las personas es la de brindar compañía, permitir una responsabilidad sobre un ser vivo y establecer una relación emocional. Estas funciones cuentan mucho en el embarazo, pues las futuras madres pueden sufrir distintos cambios en su estado, los cuales podrían ser equilibrados con la presencia de estos amigos.

Para los expertos, un perro de mascota por lo general es muy equilibrado, se trata de un miembro más de la familia, cuya convivencia le ha permitido estar saludable, ser obediente y respetuoso. De manera que, siempre que estén cubiertas las normas de higiene y seguridad, no debería haber problema con la presencia canina en estos casos.

411b25b4ef75c73168472a54ebb4cec5

Del mismo modo, debido al muy probable apego de la madre con el perro, mantenerse en contacto con él favorece su equilibrio emocional, reduce la aparición de estrés y depresión. La presencia del perro brinda la compañía que no siempre hay en casa; si durante el embarazo permaneciéramos mucho tiempo solas, es un ser con experiencia en este tipo de apoyo.

Beneficios de tener un perro durante el embarazo

Los científicos afirman que tener un perro le brinda a las embarazadas la oportunidad de que sus vidas continúen desarrollándose de acuerdo a sus hábitos. En tal sentido, es muy probable que la experiencia con el animal involucre actividades placenteras, reconfortantes, estimulantes y saludables.

Entre los principales beneficios de la mascota canina durante el embarazo tenemos:

  • Los perros pueden ayudar con la reducción de peso, disminuir los niveles de obesidad, promover el ejercicio físico y mejorar el sistema cardiovascular, pues estos necesitan que los lleven a caminar diariamente. El ejercicio físico moderado durante el embarazo, ayuda a prevenir complicaciones en el momento del parto y reduce las posibilidades de nacimientos prematuros.
  • La compañía canina permite que disminuyan los niveles de estrés y a la vez hace que las personas se sientan más felices porque estimula la segregación de endorfinas
  • Saber que tenemos un perro en casa provoca una sensación de seguridad, pues este puede avisar la presencia de personas en los alrededores y en muchos casos también indican que hay animales no deseados en la casa
45bdc54c6aad142572453e6e35881a79

  • En gran medida los perros pueden ayudar a salvar vidas, pues con cierto nivel de entrenamiento son capaces de dar aviso en emergencias, alcanzar objetos, abrir puertas o mantener una situación de alerta
  • Que los niños crezcan en compañía de una mascota los ayuda a desarrollarse sanamente porque se exponen a más bacterias, por lo cual se hacen más resistentes a nivel inmunológico.

Precauciones al tener un perro durante el embarazo

Para que los beneficios de convivir con un perro en el período de gestación sean del todo efectivos, es preciso que seamos prudentes durante esta experiencia. Como sabemos estamos viviendo un momento delicado, que requiere de mucho cuidado en distintos aspectos.

En tal sentido, es importante tener en cuenta estas medidas de prevención.

  • Cuando salgamos a caminar con los canes, evitemos que estos nos lleven sin control, porque esto podría hacernos caer. Otros movimientos violentos o el típico jugueteo también puede ocasionar accidentes
  • Para prevenir riesgos es recomendable que las mascotas estén vacunadas contra la rabia, el coronavirus y el parvovirus, así como desparasitadas; además de mantener la higiene en todo momento
  • No es aconsejable que la embarazada limpie los desechos del perro, con el fin de evitar el contacto con los parásitos presentes en las heces
  • Es preferible que la gestante no entre en contacto con la boca del perro, evitar los lamidos o compartir la comida con este, pues puede haber en su saliva bacterias nocivas.
Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar