Patinaje para niños

Fernando 20 enero, 2018
El patinaje es una disciplina olímpica que posee muchas variantes y que presenta muchos beneficios para quienes lo practican. A los chicos les encanta, ¡y tú puedes divertirte con ellos practicando juntos!

El patinaje es una actividad deportiva que data de hace mucho tiempo. De hecho, se dice que su origen se remonta al siglo XVIII. Y pese al paso del tiempo su popularidad no decrece. Al contrario, aumenta. A continuación, veremos las principales ventajas del patinaje para niños.

La posibilidad de andar “rodando” por el mundo y de sentirse casi como si se fuese capaz de volar seduce a muchos niños. Además este andar sobre dos o cuatro ruedas con el impulso del propio cuerpo permite hacer muchas figuras artísticas. A la vez, estas exigen grandes dotes físicos para mantener el equilibrio y evitar caídas dolorosas.

Se trata también de una disciplina olímpica que posee muchas variantes y que presenta muchos beneficios para quienes lo practican.

El patinaje para niños es el semillero de las grandes competiciones de patinaje a nivel mundial, como lo son los Juegos Olímpicos o el Campeonato Mundial. Como deporte, brinda grandes beneficios a la salud de los pequeños y aporta, al igual que el resto de las actividades físicas, a su desarrollo íntegro.

Diferentes tipos de patinaje para niños

En primer lugar, lo que el niño debe decidir es en qué disciplina del patinaje se querrá iniciar. Para esta decisión, se deben tener en cuenta las posibilidades que ofrecen los clubes y las instituciones cercanas, así como las preferencias del niño. El patinaje se divide de la siguiente manera:

  • Patinaje estándar. Es aquel realizado en cualquier terreno y sin fines competitivos. También se lo llama patinaje fitness. Muchos lo usan para ejercitarse y mejorar su resistencia.
  • Patinaje urbano. También conocido como freeride. Su escenario es la calle y se vale de los diferentes elementos en ella para crear obstáculos.
  • Patinaje artístico. Puede ser sobre ruedas o sobre hielo. Tiene como finalidad realizar figuras artísticas que, en las competencias, son evaluadas por un jurado.
  • Patinaje de velocidad. Son carreras sobre patines. Puede realizarse sobre hielo, sobre pista corta o en línea. Es una disciplina cargada de adrenalina que cuenta con muchísimos seguidores.
  • Freestyle slalom. Consiste en ejecutar trucos esquivando conos ubicados a diferentes distancias. Se utilizan patines con ruedas distribuidas de un modo particular para favorecer las maniobras.
  • Patinaje agresivo. Esta disciplina incorporar figuras y vuelos, algunos muy riesgosos. Estilo preferido por los adolescentes, utiliza bancos, barandillas, escaleras o escalones como obstáculos para las acrobacias.
  • Patinaje todoterreno. También se lo denomina cross skating. Se utiliza para circular al aire libre. Muchos practicantes de este estilo de patinaje utilizan bastones o cámaras de aire, para sortear los escenarios desfavorables.

 

El patinaje comprende muchos estilos que se pueden ajustar a las preferencias de cada persona.

3 grandes beneficios del patinaje para niños

Entre las principales ventajas que el patinaje para niños presenta, podemos enumerar las siguientes:

Aporta al buen funcionamiento del organismo

El patinaje ejercita de gran manera la resistencia, dado que exige esfuerzos importantes durante periodos prolongados de tiempo. Por eso, el corazón se torna más eficiente para bombear la sangre y también aumenta la capacidad pulmonar.

Asimismo, es una excelente forma de trabajar los músculos de las piernas. Estos son los principales responsables de casi todos los movimientos, como acelerar y frenar. Para doblar y hacer maniobras, también se necesita la ayuda de las extremidades y el tronco.

El patinaje brinda grandes beneficios a la salud de los pequeños y aporta, al igual que el resto de las actividades físicas, a su desarrollo íntegro

Finalmente, aunque no menos importante, es una actividad aeróbica ideal para quemar calorías. Es por esto que muchas personas lo practican durante la adultez.

Mejora la coordinación corporal

Si hay algo que no se puede discutir acerca del patinaje es que se necesita equilibrio para practicarlo. Para movernos, la coordinación entre las diferentes partes de nuestro cuerpo debe ser casi perfecta.

Además, el patinaje para niños también mejora las funciones mentales. Si no estamos atentos al trayecto y concentrados en nuestros movimientos, de seguro nos espera una dolorosa caída.

Favorece las relaciones sociales

Al igual que cualquier deporte, el patinaje es un eslabón fundamental a la hora de crear lazos de amistad y compañerismo con los demás. Las prácticas grupales favorecen la colaboración mutua y las interacciones con instructores y jurados hace que los niños comprendan la importancia de la crítica constructiva.

 

El patinaje para niños potencia de gran modo su resistencia física.

Cuidados a considerar para la práctica del patinaje

Dado a la complejidad de algunas maniobras o a la velocidad que el patinador se mueve, se deben tener en cuenta ciertas medidas preventivas. La principal es el casco, pero los principiantes también deben usar rodilleras, coderas y muñequeras.

Además, se debe evitar patinar sobre superficies irregulares, mojadas o muy empinadas. En cuanto a la indumentaria, se recomienda ropa cómoda que permite movimientos de todo tipo.

Finalmente, merece la pena aclarar que el patinaje, en cualquiera de sus disciplinas, no es un deporte de niñas. Este es un prejuicio ya superado y hoy en día existen muchos patinadores famosos a nivel mundial. Si tu hijo o hija está en búsqueda de nuevas experiencias, el patinaje es una que no deberías dejar de lado.

Te puede gustar