¿Cómo y cuándo pasar al bebé de la cuna a la cama?

Si crees que es el momento ideal para que tu niño pase de la cuna a la cama, ten en cuenta estas recomendaciones.
¿Cómo y cuándo pasar al bebé de la cuna a la cama?

Escrito por Nicolás Forero

Última actualización: 17 marzo, 2022

Cuando un hermoso bebé llega a casa, los padres por lo general ya tienen la cuna en la que él va a poder descansar. Pues, es un mobiliario que brinda mucha seguridad y protege al menor de sufrir alguna caída o golpe complejo.

Pero, a medida que el niño crece, mejora sus hábitos de sueño y llega el momento en el que puede dormir en una cama un poco más grande y libre. 

Sin embargo, es normal que muchos padres tengan la duda de cuál es el momento ideal para llevar a cabo este cambio. Debido a esto, hoy les vamos a brindar toda la información pertinente sobre el tema.



El cambio de la cuna a la cama

En primer lugar, es indispensable aclarar que no hay una edad o un momento exacto para realizar este proceso, pues el ritmo de desarrollo de cada niño es diferente y hay que respetarlo.

Sin embargo, sí hay algunos indicios que pueden demostrarles a los padres que podría ser el momento ideal para el cambio. Uno de ellos es cuando la cuna comienza a quedarle pequeña al niño.

Pues, esas condiciones pueden causar que el bebé se sienta incómodo y no pueda conciliar un sueño placentero. Además, también es inminente la posibilidad de que se golpee con algunas de las barandas que se encuentran en los extremos de la cuna.

Otra de las señales es cuando el bebé comienza a mostrar la intención de treparse de los barrotes de la cuna. Este momento es clave para hacer el cambio, pues evita que el niño se llegue a hacer algún daño.

Pero un aspecto no menor es considerar la decisión del niño, a fin de que no sienta que el cambio es un castigo. Por lo tanto, si después de preguntarle decide acceder, definitivamente ese será el mejor momento para llevar a cabo la transición de la cuna a la cama.

Bebé que pasó de la cuna a la cama.
El momento óptimo para pasar al niño de la cuna a la cama depende de varios factores.

¿Qué hacer para lograr que el cambio de la cuna a la cama sea exitoso?

Una de las técnicas más efectivas es decirle al bebé “qué grande estás ya, mi hermoso”. De esa manera, se sentirá autónomo y le encantará la idea de tener un espacio propio para él.

Otra excelente opción es empezar a jugar en esa cama antes de realizar el cambio. Pues, ese ejercicio le permitirá entender al niño que su nuevo lugar de descanso es divertido.

Teniendo en cuenta esa idea, lo ideal es que los padres aprovechan para leerle cuentos en esa cama. Esa simple acción le dejará en claro al niño que ahí podrá mantener los planes que más tranquilidad le generan.

Por otra parte, también es recomendable llevar el objeto de apego del bebé a la nueva cama. Así, el pequeño entenderá que todo lo que le gusta lo seguirá acompañando y nada se quedará en la antigua cuna.

Niño durmiendo en su cuna

¿Qué aspectos tener en cuenta?

El Comité Nacional de Prevenciones de Lesiones de la Sociedad Argentina de Pediatría manifiesta que es ideal colocar la cama en un rincón. De esa manera, queda asegurada entre dos paredes y disminuye el riesgo de las caídas.

También, los expertos sugieren que en la etapa de transición se coloquen unas barandas removibles que vayan de extremo a extremo del lado libre de la cama. Esto para impedir que el niño se caiga al intentar acomodarse mientras duerme.

En cuanto al colchón, exponen que no debe ser ni más grande ni más pequeño que la cama. De lo contrario, podrían quedar huecos en los laterales o la cabecera y volver inminente la posibilidad de que el niño ponga su cabeza ahí y obstruya su vía aérea. 

Por su parte, los especialistas Jesús Esparza y Santiago Mintegi, afirman que es importante que los padres pongan una alfombra cerca de la cama del bebé. Esto con el objetivo de amortiguar el golpe en caso de presentarse una caída.

Además, para complementar esa idea, la Sociedad Argentina de Pediatría considera que no se deben acomodar cerca ningún mueble ni dejar juguetes en el suelo. Pues, si se presentara alguna caída inesperada, podrían causarle lesiones complejas a los bebés.

Finalmente, se recomienda que los esquineros de la cama sean lisos en su totalidad. De lo contrario, el niño en cualquier momento se puede hacer daño con uno de los filos puntiagudos.

Niño durmiendo feliz en su cama



Es posible lograr que el cambio sea tranquilo

El cambio de la cuna a la cama puede ser un proceso que los niños pueden disfrutar. Para ello, únicamente hay que tener en cuenta su punto de vista y demostrarles que el nuevo lugar le generará las mejores sensaciones de bienestar.

¿Será que tu niño está preparado? Considéralo y goza de esta hermosa etapa junto a él.

Te podría interesar...
Cómo pasar del colecho a la cama sin traumas para los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cómo pasar del colecho a la cama sin traumas para los niños

¿Quieres que tu niño empiece a dormir en su habitación? Aquí tienes algunos consejos para pasar del colecho a la cama sin traumas para los niños.



  • Álvarez B. El apego a un objeto identitario en edades tempranas [Internet]. Valladolid: Universidad de Valladolid; 2019. [citado 11 de marzo de 2022].
  • Consenso sobre mobiliario infantil seguro: Versión abreviada. Arch. argent. pediatr.  [Internet]. 2016  Abr [citado  2022  Mar  17] ;  114( 2 ): 2-3. Disponible en: http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-00752016000200027&lng=es.  http://dx.doi.org/10.5546/aap.2016.182.
  • Esparza J. Mintegi S. Guía para padres sobre la prevención de lesiones no intencionadas en la edad infantil [Internet]. Madrid: Asociación Española de Pediatría; 2016. [citado 16 de marzo de 2022].