5 claves para mejorar el bienestar emocional de tus hijos

Carmen Fetreros · 12 enero, 2017

Los padres estamos preocupados muchas veces por el bienestar emocional de nuestros hijos. El bienestar emocional no es una emoción puntual por la que un niño se encuentra bien o mal. Se trata de que los niños sepan gestionar las emociones de los niños para que vuelvan a sonreír.

Queremos que nuestros hijos tengan un equilibrio emocional en su vida diaria que permanezca en el tiempo. Un entrenamiento constante a través de ciertas pautas les ayudará a mejorar ese bienestar emocional.

Muchos niños experimentan en su infancia sentimientos negativos como sentirse abandonado por ejemplo cuando se les deja por primera vez en la guardería o el colegio. También pueden haberse sentirse traicionados por algún amigo en el que creían de manera incondicional. Los niños tienen que aprender a superar estas situaciones decepcionantes y volver a recuperar su equilibrio emocional perdido.

Más abrazos y menos castigos

Si quieres mejorar el bienestar emocional de tus hijos lo primero es sustituir los castigos y los gritos con abrazos. Tenemos que intentar guiar y entender a los niños en cualquier situación por conflictiva que parezca.

Los padres no debemos escatimar en gestos de afecto con nuestros hijos desde pequeños. No tenemos que dar por sentado que lo sabe sino que hay que decírselo todos los días. Si lo hacemos seguro que mejoraremos el bienestar emocional de nuestros hijos.

Los padres tenemos que establecer unas normas claras y unos límites en casa y fuera de ella. Los niños tienen que saber que deben hacer o no claramente. Tiene que tener claro desde que son pequeños estos límites porque así se sentirán más seguros.

Cuida su autoestima

Lo segundo es que tenemos que enseñar a los niños a ser positivos. Es bueno que aprendan a buscar alternativas y a tener recursos para cualquier situación por difícil que sea. Deben adquirir la capacidad de ser resilentes para recuperarse ante situaciones adversas o traumáticas como una enfermedad o la muerte de un ser querido.

La autoestima infantil se forma cuando se establecen con las personas de su entorno cercano. Como por ejemplo sus padres, hermanos, maestros y compañeros. Por eso hay que cuidar ese entorno cercano durante su infancia.

Es importante que los padres no hagamos comparaciones entre los hijos. Cada uno tiene sus capacidades y si les comparamos podemos influir en el comportamiento negativo de los niños.

emocional

Aceptarse a sí mismo

Lo tercero es que los niños deben tener un buen concepto de sí mismos. Aceptarse a uno mismo, con sus virtudes y sus defectos, con sus aciertos y sus errores es muy importante para poder disfrutar de bienestar emocional. Para ello tienes que fomentar la autoestima y apoyarles en lo que hacen bien y a ayudarles a trabajar con lo que les cuesta.

Los padres tenemos que dejar que nuestros hijos aprendan de sus errores. Los niños aprenderán con sus nuevas experiencias. Tenemos que felicitarles por sus logros y a ayudarles a superar su fracaso.

Controlar los impulsos

Los niños tienen que aprender a manejar sus emociones y para ello es importante que las conozcan. Tienen que saber que a veces los impulsos no son buenos consejeros. Hay que aprendan a contar hasta diez antes de decidir qué hacen para que sus actos no estén dominados por sus impulsividad.

Tenemos que intentar que nuestros hijos se enfrenten a retos en su vida desde que son pequeños. Los niños irán mejorando en sus habilidades con nuevas experiencias. Los padres tenemos que valorar sus esfuerzos para conseguir los resultados. Además no tenemos que centrarnos solo en los errores de nuestros hijos sino ver también los aciertos.

emocional

Juega con tus hijos para mejorar su bienestar emocional

Una buena idea es inventar juegos con los niños en familia. También realizar actividades como montar en bicicleta o salir a caminar por el campo. Es bueno que encontremos tiempo para dedicar a los niños todos los días o si no podemos el fin de semana. No es bueno sin embargo intentar suplir este tiempo con regalos.

Dedicar todas las semanas tiempo de calidad a nuestros hijos, seguro que les beneficia a la hora de procurarles bienestar emocional. Los niños se sentirán apoyados y reforzados en su vida diaria.

Tienes que tener cuidado si te das cuenta de que tiene problemas de autoestima muy elevados porque tendrás que llevarlo a un psicólogo o especialista para que le ayude.