El padre y su papel en la lactancia materna

07 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el educador infantil Pedro González Núñez
El papel que el padre juega durante el tiempo que dure la lactancia materna es primordial, ya que actuará de apoyo y guía en todo momento para animar y sostener a la familia.

Como es lógico, mientras dure el tiempo de la lactancia materna, es la madre la que tiene más protagonismo. Pero ¿qué pasa con el padre y su papel en este periodo tan importante para el bebé y la familia? También es básico.

Y es que, al nacer el niño, tanto el padre como la madre juegan papeles diferentes, pero complementarios y, sea como fuere, los dos son muy importantes para el buen desarrollo del pequeño. Durante la lactancia, también.

La familia durante la lactancia materna

La familia tiene que estar siempre presente en todas las fases: desde que la madre queda embarazada en adelante. Recuerda que, cuando hablamos de familia, nos referimos a padre, madre y hermanos, en caso de que existan.

Durante la lactancia, madre e hijo crean un vínculo único, un lazo que puede durar para toda la vida. Es algo normal, ya que la leche materna es el mejor alimento que puede recibir el bebé en sus primeros meses de vida, tal y como proclaman organizaciones como UNICEF.

Padre apoyando a su mujer mientras da el pecho a su bebé.

El papel de ambos progenitores es primordial desde el nacimiento, como vemos. Por ello, es necesario que la decisión de que el niño tome leche materna desde el primer día sea consensuada, pues no todos los padres y madres están por la labor de esta opción.

Aunque hoy en día se fabrican excelentes leches maternas artificiales, nada como la natural para que el pequeño desarrolle sus anticuerpos especiales y disfrute de los nutrientes necesarios para evitar infecciones, problemas respiratorios, asma y gripe, problemas de oído, alergias y diarreas, y otras enfermedades que se podrían presentar en estos primeros estados de su desarrollo.

La lactancia materna como trabajo en equipo del padre y la madre

Dicho esto, veamos brevemente qué puede hacer el padre para apoyar a la madre durante esta primera fase en que el niño solo comerá del pecho de su progenitora. Algunas necesitan todo el apoyo posible, sobre todo, cuando sufren ciertas afecciones, como depresión posparto.

Apoyo constante

El padre se convierte en un apoyo, en un auxilio constante para la madre durante el tiempo que dure la lactancia materna. La progenitora necesita un ambiente de tranquilidad y será su pareja quien lo dé y lo provoque.

El padre se dedicará a solventar los problemas burocráticos, las tareas de la casa y todo lo necesario para crear el entorno óptimo para la madre y el bebé. Se encargará también del resto de los niños, si la pareja tiene más hijos.

El padre como respaldo en momentos difíciles

Las madres pasan por momentos complicados y de agobio durante la época de lactancia. A veces, el pequeño se constipa, ella sufre de mastitis o está un poco depresiva tras el parto. En esos momentos clave, el papá guardará la calma, tranquilizará a su mujer y la ayudará con comprensión y cariño.

Padres dando un beso a su bebé.

Atención constante

El padre se comportará como un miembro atento de la familia infundiendo seguridad y calma a todos. Cubrirá las necesidades de atención y apoyo, evitará disgustos y discusiones innecesarias, y mantendrá un buen estado de ánimo y comodidad, siendo sensible a los sentimientos de cada persona, especialmente de la madre, aunque también del resto de hijos, si los hubiera.

Momentos con el niño

También tendrá en cuenta que el niño no está mamando durante 24 horas. Es decir, a lo largo del día, el papá tendrá sus momentos para estar con su pequeño y establecer vínculos afectivos poderosos y de apego. Para ello, puede aprovechar para darle un baño, hacer el cambio de pañales, acompañar a la mamá mientras el pequeño lacta, o calmarlo si tiene algún problema, como el cólico del lactante, aparece algún diente, etc.

El padre como fuente de información constante

El padre se dedicará a informarse sobre la lactancia materna y trasladará esa información a la madre. En este caso, puede aprovechar los conocimientos de expertos, como enfermeras o matronas, así como educadores y expertos, que le expliquen cómo dar apoyo y detalles a la mamá para que este proceso vaya lo mejor posible.

El padre es primordial siempre y su papel en la lactancia materna es muy importante como apoyo y ayuda constante para los demás miembros de la familia, y, principalmente, para la madre. Es necesario que esté ahí en todo momento y siempre que se le necesite.