Los padres ocupados también pueden tener tiempo familiar de calidad

26 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
Los padres ocupados pueden vivir pensando en el estrés constante y dejan a un lado lo más importante: el tiempo de calidad con los hijos. ¡Eso debe cambiar!
 

El tiempo de calidad es esencial para la felicidad de los niños, aunque a veces los padres ocupados lo olvidan. Las interacciones simples y significativas, como los cuentos antes de dormir y las cenas familiares, son esenciales para el desarrollo y las relaciones futuras de tu hijo. Como padre o madre, estás preparando a tus hijos para el éxito académico y personal.

También estás ayudando a establecer los patrones de sus amistades y romances en su vida adulta. Incluso, si sientes que tienes poco tiempo debido a las responsabilidades diarias entre el hogar y el trabajo, te sorprenderás al descubrir cuántas oportunidades existen para incorporar tiempo de calidad en tus rutinas diarias. De esta manera, tus hijos podrán disfrutar de ti y tú de ellos.

Ideas prácticas para padres ocupados

A continuación, vamos a darte algunas ideas prácticas para que las emplees desde ya en tu hogar y la vida familiar comience a disfrutar de tiempo de calidad. Recuerda que querer es poder y, si realmente quieres estar presente en la vida de tus hijos, tendrás que poner algo de tu parte para ello. No te pierdas estos consejos para conseguirlo.

Sé auténtico

¿Te sientes un poco culpable cuando ves publicaciones en Facebook de padres que llevan a sus hijos de vacaciones o los invitan a a lugares caros? En lugar de hacer comparaciones, es más constructivo centrarte en actividades que se adapten a tu presupuesto familiar y estilo de vida. Los niños disfrutan y aprecian las actividades familiares que son simples y no tienen que ser extravagantes.

 
Padres ocupados viendo una película con su hija y sacando tiempo de calidad.

Presta atención

Hazle saber a tu hijo todo lo que te importa y que no quieres estar dentro del grupo de los padres ocupados. Escucha atentamente lo que tiene que decirte. Cuando estéis juntos, trata de ponerte en su lugar cuando esté triste y pasa tiempo de calidad dejando las nuevas tecnologías a un lado y centrándote plenamente en el momento presente en familia.

Muestra tu aprecio

Elogia a tu hijo y refuérzalo positivamente. Felicítalo cuando haga las cosas bien o cuando se esfuerce. Agradece a tu hijo cuando muestra paciencia o cuando colabore en las tareas del hogar, tanto si se lo has pedido hacer como si le sale a él de su corazón colaborar. Mostrar tu aprecio siempre será positivo para tu hijo.

Descubre los intereses de tu hijo, uno de los mejores consejos para padres ocupados

Descubre lo que le gusta hacer para que tú también puedas participar en ello. Podéis los dos disfrutar jugando a videojuegos o escuchando música rock o clásica, por ejemplo. Es importante estar abiertos a probar algo nuevo juntos y que lo paséis bien realizándolo.

Sus necesidades cambiarán

Los intereses de tu hijo, a medida que vaya creciendo, irán cambiando y es importante que te vayas adaptando a ello. A medida que crece de un niño pequeño a un adolescente, querrá más independencia, pero probablemente podréis seguir haciendo cosas juntos que le gusten, como disfrutar viendo una película.

 

Estate siempre disponible

Tu hijo debe sentir que siempre estarás a su lado, pase lo que pase y en el momento que sea. El tiempo de calidad puede ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento. Seguramente, encontrarás oportunidades prometedoras siempre que te vuelvas accesible para tu hijo.

Los siguientes son algunos ejemplos prácticos de tiempo de calidad:

Niña pintándole las uñas a su padre.
  • Comer comidas juntos en familia.
  • Compartir las tareas.
  • Tener tiempo individual con tus hijos.
  • Viajar juntos.
  • Hacer foto y vídeos para después ver todos juntos en familia.
  • Conectarse emocionalmente cada día.
  • Conversar cada día con tus hijos.

Padres ocupados: disfrutar del tiempo juntos

Es imprescindible que, como familia, os deis cuenta de lo importante que es pasar tiempo en familia y tú, como padre o madre, eres quien debe guiar a tus hijos en este camino. Muéstrales lo importante que es para ti pasar tiempo con ellos. Tus hijos son tu prioridad y eso se demuestra con tus actos diarios.

Esto quiere decir que, aunque también hagas planes en solitario para cuidar tus intereses, la prioridad siempre serán tus hijos, y ellos estarán por encima de todas las cosas. Cuando puedas realizar actividades por tu cuenta, por supuesto que podrás hacerlas, ¡tienes derecho a tu propio tiempo!

 

Todo ello siempre y cuando no descuides a tus hijos ni su cuidado físico ni su cuidado emocional. Te necesitan para crecer felices y construir bonitos recuerdos contigo que les formarán como personas.