Pádel para niños: conoce sus ventajas

Lorena González · 7 diciembre, 2018
Estas son las cualidades del pádel para niños, un deporte en equipo con grandes beneficios motrices y de socialización 

¿Sabías que existe el pádel para niños? Este deporte que tanto gusta a los adultos también será perfecto para tus hijos. El deporte para los pequeños es una gran ayuda para su crecimiento y desarrollo motriz. Por eso, siempre debemos tener en cuenta alguna disciplina deportiva que pueda gustarle. Practicando alguna de estas actividades complementarias en su educación le estarán aportando grandes beneficios a su salud física y mental.

¿Por qué es tan bueno hacer ejercicio? El niño o niña trabajará todos los músculos del cuerpo a la vez que estimula el sistema inmunológico y el cerebro en el área psicomotriz. Además sirve para socializar, hacer nuevos amigos e invertir el tiempo en una actividad productiva y que le guste (esto es fundamental). Así, queremos hablar del pádel para niños.

¿Qué es el pádel?

El pádel es un deporte que ha venido teniendo un auge significativo desde que se comenzó a jugar en la década de los 60 en México. Luego se extendió a España y Sudamérica, y hoy en día se encuentra en toda Europa.

Es un juego sencillo y fácil de aprender por su similitud con el tenis, del cual se diferencia en la raqueta y los sets de juego, que son tres. Se juega en pareja y gana el equipo que llegue primero a dos. Este deporte está ganando muchos seguidores, ya que es una disciplina fácil de practicar, divertida y dinámica. En el caso de los niños, lo pueden comenzar a practicar desde los 4 años y es tan versátil que se puede practicar tanto a cubierta como al aire libre.

El gran éxito que ha tenido el pádel radica en su fácil aprendizaje. Teniendo bien claras las reglas y con unos cuantos días de práctica, el progreso comenzará a verse en muy poco tiempo.

El pádel para niños es una excelente opción.

Beneficios que tendrá el pádel para niños

1. A nivel motriz y fisiológico

Brinda un excelente desarrollo corporal. Aumenta la coordinación general dinámica del niño, mejorando también su desplazamiento y equilibrio. Todo esto le aporta un desarrollo extra a nivel psicomotriz,

Gracias a que se ha convertido en un deporte muy popular, cada vez más jóvenes desean practicarlo. Este auge ha significado una gran ayuda en el combate de la obesidad y el sedentarismo. Esto es así porque se fomenta como una actividad física permanente que ayuda a estimular el estado anímico de los pequeños. ¿Por qué? Porque en el momento de la práctica, los niños liberan endorfinas y aumentan el gasto calórico, lo cual es beneficioso para perder grasa corporal y peso, ayudando a aumentar la masa muscular y la coordinación.

2. A nivel psicosocial

El pádel fue concebido como un deporte en pareja, lo que le introduce un carácter social. Esto lo convierte en una actividad práctica muy divertida, en donde se crean vínculos de amistad. Además de estimular el espíritu de competencia, aporta los valores de la superación y el trabajo de equipo.

Y no solo eso, también es un estimulante para la madurez, ya que les enseña a restar importancia a sí mismo en pro del equipo para llegar a un fin, a través del esfuerzo compartido. Los niños aprenderán a manejar emociones según las situaciones que se presenten, como el ganar o el perder.

pelota padel

¿Por qué escoger el pádel?

En resumen, es un deporte competitivo, divertido y perfecto para socializar. Les enseña a trabajar en pareja incentivando la colaboración, la planificación, el compañerismo, la solidaridad y la superación. Cosas que a la larga, los formará como buenas personas.