7 claves para ayudar a los niños a desarrollar sus capacidades

Desde el día a día y la educación emocional, los padres pueden hacer mucho para favorecer y potenciar el aprendizaje de los pequeños. Aquí te contamos cómo propiciar que descubran y mejoren sus capacidades.

Está claro que el rol de los padres en la vida de sus hijos es importantísimo. Ellos, como referentes máximos, tienen la posibilidad y obligación de ayudar a los niños a desarrollar sus capacidades. Sin embargo, muchos no conocen cómo hacerlo; te damos algunas pautas para llegar a esta meta.

La participación activa y a consciencia de los padres en el crecimiento de sus hijos es fundamental. Siguiendo los consejos que se proponen a continuación, puedes hacer esta etapa más provechosa para ellos.

7 maneras de ayudar a los niños a desarrollar sus capacidades

1.- Fomentar una actitud positiva

A través del ejemplo, el arma educativa más poderosa, los padres deben transmitir valores como el esfuerzo, la constancia y la resiliencia. Como se suele decir, los conocimientos que podamos adquirir en la vida sumarán siempre; pero lo que verdaderamente multiplica es la actitud.

Por eso, enséñale a no caerse cuando las cosas vayan mal; demuéstrale que muchas veces hay que perseguir un sueño por mucho tiempo para hacerlo realidad; y, sobre todas las cosas, transmítele el valor del trabajo duro.

2.- Incrementar su confianza

La confianza tiene mucha incidencia en todo lo que hagamos. Básicamente, es cierto eso de que “si crees que puedes hacerlo, lo harás”. A menudo nos estancamos y nos ponemos límites solo por no confiar en que podemos cumplir un objetivo.

En cuanto a los niños, debemos procurar que esto no pase. ¿De qué manera? A través de metas realistas y a corto plazo. A medida que las cumpla y avance con sus proyectos, se dará cuenta de que es capaz de lograrlo y su entusiasmo será mucho mayor.

Ofrecer tiempo a tus hijos y aconsejarlos es fundamental para ayudar a los niños a desarrollar sus capacidades.

3.-Permitirle equivocarse

El punto anterior no significa que, para no deteriorar su confianza, debas hacer todo por el niño. Por el contrario, para ayudar a los niños a desarrollar sus capacidades hay que dejarles cometer errores.

Es en esos momentos cuando en realidad aprenden: jamás te olvidas de lo que hiciste mal. Por lo tanto, déjalo hacer cosas por sí mismo; esto potenciará también su autonomía. Los efectos de la sobreprotección en los niños no son para nada positivos.

4.- Descubrir su talento

Todos somos buenos en algo, tan solo tenemos que descubrir en qué. Lamentablemente, muchos padres llevan a los niños de una actividad a otra. Así, entre las clases de baloncesto, inglés, piano, arte y cualquier otra a la que los apunten, nunca tienen tiempo de hacer lo que les gusta.

Esto imposibilita el autoconocimiento, un rasgo fundamental para evaluar nuestras capacidades y mejorar aquellas que más nos motiven. Tienes que comprender que el tiempo libre no siempre es tiempo perdido; deja que el pequeño se divierta y se dé cuenta de aquello para lo que es bueno.

“Para ayudar a los niños a desarrollar sus capacidades, hay que dejarles cometer errores”

5.-  Desarrollar su empatía y las habilidades sociales

Ayudar a los niños a desarrollar sus capacidades no solamente está relacionado con lo que puedan hacer ellos mismos. Es importante que les mostremos cómo trabajar en equipo y de qué manera ayudar a los demás a alcanzar sus metas.

La empatía es otro valor esencial, en este sentido. Se debe a que los pequeños deben comprender cómo sus acciones recaen sobre el resto de las personas. Por lo tanto, evita comentarios negativos y muéstrale siempre que puedas la importancia de respetar la palabra y los derechos de los demás.

6.-  No compararlo ni criticarlo, valorar su esfuerzo

Lo peor que puedes hacer para ayudar a los niños a desarrollar sus habilidades es pronunciar frases como: “No eres bueno para esto”; o peor aún: “Fulano lo hace mejor, ¿por qué no eres como él?”.

Estas pueden ser sumamente destructivas para su autoestima. Además, echarán por tierra todas las ganas que ellos puedan tener por mejorar.

Debes hacer lo opuesto: señálale sus errores pero siempre indicando cómo podría haberlo hecho mejor; al mismo tiempo, no olvides valorar el hecho de que lo intente y dé lo mejor de sí.

Una de las formas de ayudar a los niños a desarrollar sus capacidades es hacerles compañía.

7.- Ayudarlo cuando haga falta

En el largo y duro camino del aprendizaje, seguro que alguna vez tu hijo necesitará tu ayuda. Si no es mucho lo que puedes hacer, al menos hazle compañía, sugiérele ideas y muéstrate presente. En caso de que necesite un profesor particular o tutor, podrías ofrecérselo.

Es importante para ellos no sentirse solos. Los infantes que crecen con el acompañamiento y el apoyo de sus padres sufren menos estrés mental, lo que a la larga repercute en su capacidad de aprender.

La verdad es que no hay grandes secretos para ayudar a los niños a desarrollar sus capacidades. Se trata más bien de pequeñas acciones, que pueden parecer mínimas para nosotros, pero que en realidad marcan la diferencia para ellos.

Categorías: Relaciones con su entorno Etiquetas:
Te puede gustar