Ser operadas del apéndice y las amígdalas nos hace más fértiles

Amanda 2 marzo, 2017

Estudios recientes han revelado que la fertilidad femenina podría aumentar si de jóvenes fuimos operadas del apéndice y las amígdalas. Esto es algo que quizá creemos que no tiene nada que ver, pero que los investigadores de Universidad  Dundee de Escocia, pudieron detectar por medio de la revisión de al menos 500 mil casos en Reino Unido.

La investigación reveló que existe una relación bastante comprobable entre los procedimientos de apendicetomía, con la rapidez en que las mujeres pueden quedar embarazadas. Según los datos, aquellas mujeres que fueron intervenidas de jóvenes para remover el apéndice, son más fértiles que el resto, pues tardan menos tiempo en embarazarse.

En lo adelante, los investigadores tomaron la determinación de continuar la indagación en el mismo sentido, por lo que se unieron a especialistas de University College para adentrarse en los expedientes de miles de mujeres con estas características. Las tasas identificadas superaron el 50% en casos separados apendicetomía y amigdalectomía; pero combinadas, el porcentaje se acercó al 60%.

¿Para qué sirven el apéndice y las amígdalas?

La función de estos órganos linfoides es bastante controversial, en particular porque ante cualquier afección grave lo primero que se recomienda es su extirpación. Es por ello que a muchas personas les sucede que no tienen ninguno de estos dos órganos, pues los procedimientos quirúrgicos de extirpación generalmente se producen en la infancia o en la juventud.

Tanto el apéndice como las amígdalas forman parte del sistema linfático humano, es decir, que su función está relacionada con los mecanismos inmunológicos del cuerpo. En tal sentido, la afección principal de sus funciones se halla en una grave acumulación de elementos infecciosos que los hace colapsar en el proceso.

En el caso del apéndice, solo cuando la infección ha colapsado el órgano, es cuando nos preguntamos para qué sirve, pues el proceso infeccioso conocido como peritonitis, es causante de muchas muertes en la población infantil y también adulta. Las investigaciones recientes han revelado que el apéndice funciona como contenedor de las bacterias presentes en la flora intestinal, razón por la cual, siempre está expuesto a posibles infecciones.

Por su parte, las amígdalas, comienzan a dar más muestras de que no están bien antes de que los especialistas decidan intervenir. Un recurrente proceso infeccioso de las amígdalas conocido como amigdalitis, es la principal causa por la cual recomiendan extraerlas, pero también pueden hacerlo si te causan problemas para respirar debido a su gran tamaño.

La principal función de ambos órganos es la de filtrar aquellos gérmenes y bacterias que entran al organismo por vía oral. Encontramos al principio, en la garganta a las amígdalas, las cuales se encargarán de retener todos los elementos contaminantes que puedan, incluso aquellos que entran por la nariz. Luego en el extremo del intestino, el apéndice atrapa aquellos elementos infecciosos que sobreviven en el tracto digestivo.

¿Cómo afecta la fertilidad femenina el apéndice y las amígdalas?

De acuerdo con el resultado de los estudios, un 60% de mujeres que fueron operadas del apéndice y las amígdalas, tuvieron tendencia a aumentar su fertilidad en relación a las que no. Para explicar esta situación, los especialistas revelaron que la extirpación de estos órganos se relaciona con cierta estimulación hormonal; pero han decidido que más bien tiene que ver con elementos conductuales.

En este sentido, los expertos del  University College de Londres, consideran que la implicación biológica se reconoce pero no puede relacionarse directamente. Es decir, pese a los resultados, esta situación viene sucediendo a medida que los expedientes lo revelan; se trata de un cambio obvio en estas mujeres, pero que se produjo en la juventud y que no puede ser considerada una opción para aumentar las probabilidades de embarazo.

Por otro lado, en un tiempo se consideró que la extracción del apéndice podría afectar la fertilidad femenina, pero en relación contraria, por eso había temor de ser sometidas a esta intervención. No obstante, este estudio revela que no existe amenaza de la fertilidad debido a la extracción del apéndice; al contrario mujeres jóvenes pueden realizarse este procedimiento sin ningún recelo al respecto.

Te puede gustar