Nódulos y pólipos en las cuerdas vocales

Francisco María García · 23 febrero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 16 enero, 2019
¿Qué son los nódulos y pólipos en las cuerdas vocales? Realmente pueden considerarse lesiones de laringe, con diferentes orígenes. Los hábitos en los que se fuerza la garganta pueden ser las principales causas de este tipo de afecciones.

Los nódulos y pólipos en las cuerdas vocales se consideran lesiones frecuentes de la laringe. De carácter orgánico, crecen como engrosamiento benigno en los bordes de las cuerdas. Las lesiones pueden tener orígenes diversos; en la mayor parte de los casos, las características, diagnóstico y tratamiento son similares.

En el caso de los pólipos, presentan un tamaño mayor que los nódulos, con un vaso sanguíneo notorio en su superficie. Entre sus causas se encuentra el uso excesivo del aparato fonador, aunque existen otros motivos. El hipotiroidismo, las reacciones alérgicas crónicas en la laringe, el cigarrillo u otros humos tóxicos inhalados con frecuencia, son algunos causantes comunes de los pólipos.

En cuanto a los nódulos, es el «mal uso» de las cuerdas vocales el principal motivo de su aparición. Una persona que canta esforzando su garganta puede presentar nódulos y pólipos en las cuerdas vocales. Lo mismo para quien da clases en escuelas con muchos alumnos, esforzándose en hacerse oír.

Personas propensas a tener nódulos y pólipos en las cuerdas vocales

En primer lugar, todas las personas que usan su voz como herramienta de trabajo son propensas a desarrollar nódulos y pólipos en las cuerdas vocales. Desde telefonistas, cantantes, actores, personas habituadas a dar discursos públicos y profesores, hasta vendedores ambulantes. Incluso las personas con grados bajos de sordera pueden acostumbrar elevar demasiado la voz, provocándose lesiones. Todo lo que implique forzar la voz puede ser origen de nódulos y pólipos.

De todos modos, la formación de estas lesiones suele afectar mayoritariamente a las mujeres de entre 20 y 45 años. Respecto a los niños, los casos son muy pocos, pudiendo darse si el niño o niña grita en exceso y en tonos muy elevados.

De todos modos, los nódulos y pólipos en las cuerdas vocales son, en todos los casos, de naturaleza benigna. Se trata, grosso modo, de una inflamación en los bordes de las cuerdas vocales, donde las mismas ocluyen al hablar. Estas pequeñas heridas causadas por irritación tienden a desaparecer después de un tiempo aplicando el tratamiento más adecuado a cada caso.Nódulos y pólipos en las cuerdas vocales.

Síntomas que indican la presencia de nódulos y pólipos en las cuerdas vocales

El síntoma más frecuente es el cansancio vocal y toda una gama de signos que se distinguen en el habla. La voz se torna porosa y quebradiza. Además, se nota una insuficiencia de aire al exhalar que no permite frase de extensión media o larga. En estos casos, se trata de disfonías crónicas.

Además, la presencia de esta inflamación genera tos, carraspera, resequedad, tensión muscular en la zona del cuello, molestias e incluso dolor. La intensidad del caso la definirá un buen diagnóstico del otorrinolaringólogo. A partir de allí, se procede al tratamiento específico.

Evaluación y diagnóstico de pólipos y nódulos en las cuerdas vocales

Muchas veces la disfonía se presenta después de una jornada intensa y luego desaparece. De esta forma, ¿cuándo hay que consultar al especialista para saber si hay o no heridas en las cuerdas vocales? En realidad, la ronquera debe superar las dos o tres semanas para causar alarma.

En caso de que la consulta sea necesaria, el profesional evaluará el grado de disfonía mediante varios procedimientos. El primero es el análisis de la calidad de la voz. Un fonoaudiólogo es capaz de apreciar, según el tipo de ronquera, si se trata de lesiones que requieren o no tratamiento.

El segundo procedimiento es la observación directa o laringoscopia. Para ello, se valdrá de un espejo o laringoscopio; también puede ocurrir que el médico detecte señales que ameriten una biopsia. La biopsia se realiza, de ser necesario, para descartar posibles carcinomas. En estos casos, el estudio recibe el nombre de microlaringoscopia.Nódulos y pólipos en las cuerdas vocales.

Tratamientos frecuentes para nódulos y pólipos en las cuerdas vocales

Las intervenciones quirúrgicas son el último recurso a la hora de tratar este tipo de lesiones. Solo si estas afecciones de la garganta son muy grandes y cuentan con largo tiempo de existencia, se los extirpa por medio de la cirugía. En cambio, se intentan descifrar las causas primeras de la aparición de los nódulos y pólipos.

Tanto si es un problema glandular (hipotiroidismo), gástrico (reflujo) o alérgico, el otorrinolaringólogo derivará a sus pacientes hacia los especialistas correspondientes. Por otra parte, la medida más esperable para aliviar, prevenir y curar los nódulos y pólipos en las cuerdas vocales es el tratamiento de reeducación de la voz.