¿Es cierto que no pasa nada por no vacunar a los niños?

Mervis Romero 13 marzo, 2018
Seguro que más de una vez has oído argumentos a favor o en contra de las vacunas. ¿Pero de dónde nace esta controversia y qué fundamentos respaldan cada postura?

Si estás leyendo este artículo, es probable que hayas caído en la controversia de si debes o no vacunar a los niños. Una pregunta que se ha vuelto muy popular en los últimos años, debido a diferentes argumentos de médicos profesionales que difieren al hablar de este tema. Analizamos por qué surge esta pregunta y qué argumentos tiene cada postura.

¿Por qué nace esta controversia de no vacunar a los niños?

A través de la historia se ha visto como las vacunas han sido utilizadas para salvar las vidas de las personas en situaciones graves, alcanzando un alto nivel de confianza por las personas.

No obstante, en los últimos años este ha disminuido considerablemente, ya que algunos profesionales de la medicina han creado un movimiento anti-vacunas que cada vez crece más.

Este movimiento anti-vacunas comenzó a partir del año 1998 cuando el Dr. Andrew Wakefield realizó un artículo publicado en una revista muy respetada (The Lancet), el cual obtuvo mucha fama a nivel mundial. El artículo afirmaba que la vacuna Triple Vírica (Sarampión, Rubéola y Paperas) era la causante de trastornos de autismo en 12 niños.

Sin embargo, años más tarde, el Dr. Andrew Wakefield perdió su licencia médica, debido a que se demostró que sus conclusiones carecían de hechos científicos comprobables dejándolo como un fraude. Pero aun así, la idea de no vacunar a los niños siguió en pie.

Es importante respetar el calendario de vacunación.

Argumentos a favor y en contra de las vacunas

Es importante que para ver este asunto de forma objetiva entiendas los siguientes aspectos:

  • Ambos puntos de vista están apoyados por doctores profesionales que conocen en profundidad el sistema inmunitario o son pediatras con años de experiencia.
  • Recuerda que cada cuerpo reacciona diferente a cada tratamiento.
  • Muchos de los argumentos no están corroborados científicamente. Por el contrario, están basados en encuestas que en su mayoría carecen de ética y sinceridad.

Argumentos en contra de las vacunas en los niños

La mayoría de las personas que están en contra de las vacunas afirma que las grandes organizaciones como la ONU, la UNICEF, la CDC y las empresas farmacéuticas apoyan fuertemente las vacunas, ya que es el perfecto negocio redondo mediante el cual vuelven a los niños fármaco-dependientes por el resto de sus vidas, ganando de esta manera enormes cifras de dinero.

Una de las fuertes afirmaciones en contra de la vacunas es que varias de ellas contienen metales tóxicos para el cuerpo tales como el mercurio para que estas no sean tan costosas.

Debido a esto, se afirma que el mercurio viaja por la sangre y se termina alojando en el cerebro por la grasa que contiene, lo cual genera enfermedades o trastornos graves en los niños, como el autismo o el cáncer, entre otros.

Estudios basados en encuestas, como por ejemplo el estudio KIGGS, ha demostrado que la diferencia entre la cantidad de los niños enfermos no vacunados y los niños enfermos vacunados no es muy significativa, razón por la cual se afirma que las vacunas no son del todo necesarias.

Por otra parte, Sergio Córdova (Director del centro OHANI) comenta que no son necesarias las vacunas en los niños, ya que realmente lo mejor es fortalecer el sistema inmune del niño a través de métodos naturales, considerando que la medicina tradicional no toma en cuenta los efectos bioquímicos, electromagnéticos y energéticos de la salud, todos ellos muy importantes.

La vacuna triple vírica ayuda a prevenir la rubeola en edad temprana

Argumentos a favor de las vacunas en los niños

La mayoría de los niños ya están vacunados, y por esta razón, las enfermedades como el sarampión, las paperas o la rubéola, entre otras, han sido erradicadas casi por completo en las poblaciones que aceptan las vacunas, y la verdad, no hay ninguna prueba que demuestre lo contrario.

Tratar de desarrollar un sistema inmunitario alto en el niño a través de rutinas de ejercicios, dietas y medicina natural es muy costoso y arriesgado, y esto es muy lógico porque la tendencia del humano es a descuidarse y a enfermarse. Por estas razones, no vacunar a los niños sería poner su vida en riesgo.

Las vacunas están respaldadas por la mayoría de los doctores, universidades y organizaciones, quienes garantizan la efectividad de los calendarios de vacunación en los niños.

Por lo tanto, tomando en cuenta los dos puntos de vista, es importante que junto con tu pediatra de confianza analices por qué vacunar o no vacunar a los niños es lo más indicado para tus hijos.

Te puede gustar