Niños muy distraídos: 9 tipos de atención que debemos reforzar

Hay distintos tipos de atención, pero todos son relevantes en nuestro día a día. Es importante analizar en qué tipos de atención tienen dificultades nuestros hijos para trabajarlas con ellos.
Niños muy distraídos: 9 tipos de atención que debemos reforzar
Mara Amor López

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López el 05 marzo, 2021.

Última actualización: 05 marzo, 2021

Los niños muy distraídos preocupan a los padres, ya que su facilidad para distraerse les impide centrarse en las tareas que así lo requieren. Esto puede llevarles a tener un bajo rendimiento escolar, ya que a estos pequeños les cuesta mucho prestar atención y mantenerse concentrados en sus tareas.

En las siguientes líneas vamos a conocer los tipos de atención que existen y cuál debemos trabajar si nuestro hijo es despistado o distraído. ¡No te lo pierdas!

Niños muy distraídos: tipos de atención

Una de las funciones más difíciles que lleva a cabo nuestro cerebro es el proceso de atención. A continuación, vamos a ver cuáles son los distintos tipos de atención que existen y cómo se pueden combinar. Conociendo esto, podemos ayudar a los niños dependiendo del área que más lo necesite.

Atención dividida

Cuando hablamos de atención dividida nos referimos a la capacidad que tiene el cerebro para prestar atención a varios estímulos o tareas a la vez, dando respuesta, de esta manera, a varias exigencias del ambiente. Por ejemplo, copiar de la pizarra mientras se escucha al profesor.

Niño distraído con TDAH.

Atención alternante

La atención alternante se refiere a la capacidad que tenemos las personas para cambiar nuestro foco atencional de una tarea o estímulo a otro y, además, hacerlo con facilidad. Por ejemplo, mientras se está haciendo los deberes, alguien nos llama para preguntarnos algo, lo atendemos y, cuando termina, seguimos con nuestra tarea con facilidad.

Atención selectiva

También llamada atención focalizada, nos referimos a esta cuando somos capaces de centrar la mente en una tarea o estímulo preciso, aunque estén presentes otros estímulos ambientales. Por ejemplo, leer un cuento.

Atención sostenida

La atención sostenida es la capacidad para mantener la atención durante un periodo de tiempo. Por ejemplo, cuando estudiamos, mantenemos la atención un largo periodo de tiempo en los apuntes.

¿Cómo funciona la atención de los niños distraídos?

Con las distintas atenciones vistas en los párrafos anteriores no acaba la cosa. Hay más tipos que pueden ser combinados con los otros tipos de atención:

  • Atención visual y auditiva: sobre todo cuando tenemos en cuenta la modalidad sensorial.
  • Atención abierta: nos enfocamos en la fuente de atención.
  • Atención encubierta: estamos haciendo algo, pero nuestra atención está en otra cosa. Estos dos tipos de atención se dan sobre todo en el ámbito motor.
  • Voluntaria: dirigimos de forma consciente nuestra atención hacia algo.
  • Involuntaria: no dirigimos la atención de forma consciente. Estos dos últimos tipos de atención se dan si nos centramos en la actitud de la persona.

Ya conocemos un poco más los tipos de atención que pueden darse y cómo se combinan. Así pues, hay que tener en cuenta que la capacidad para prestar atención se desarrolla conforme los niños crecen. Además, la atención también depende de otros factores como la motivación, el entorno, el cómo se trabaje, etc.

Tipos de atención que hay que reforzar si son niños muy distraídos

Ya hemos visto los distintos tipos de atención que hay, por eso no es tan fácil hablar de atención si no sabemos a cuál nos estamos refiriendo. Normalmente, cuando los padres nos preocupamos porque tenemos niños muy distraídos, nos ocupamos sobre todo de su atención sostenida y selectiva, sin darnos cuenta de que el resto de tipos de atención también son importantes, como la atención alternante.

Vamos a verlo en un ejemplo: no serviría de nada centrarnos en un texto si no podemos leerlo y hacer un trabajo sobre ese texto a la vez. Habría que esforzarse en mejorar esa falta de flexibilidad, porque puede ser muy problemática cuando queramos hacer tareas como un trabajo académico.

Otra atención que es muy importante, aparte de la sostenida y la selectiva, es la atención dividida, ya que es necesaria para nuestro día a día. Sin atención dividida no seríamos capaces de hacernos la leche y unas tostadas a la vez.

Chica muy distraída estudiando.

Por esta razón, todos los tipos de atención son importantes y hay que trabajarlos en los niños que se distraen con facilidad. Aun así, es cierto que, a pesar de que la atención sostenida y la selectiva son las más fáciles de identificar por los padres que nos preocupamos por las distracciones de nuestro hijo, la realidad es que hay que trabajarlas todas.

Sobre los tipos de atención a trabajar en los niños muy distraídos…

Como ya hemos visto, son muchos los tipos de atención que existen; en los niños muy distraídos, como en el resto, es importante detectar en cuáles realmente tienen las dificultades para trabajarlas y reforzarlas.

Con la información que ahora tenemos, podemos identificar en nuestros hijos la atención con la que tienen problemas y trabajarla con distintas actividades. También podemos contactar con un profesional si no conseguimos solventar esta dificultad para que nos oriente en cómo podemos trabajarla.

Te podría interesar...
El desarrollo de la atención en niños
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
El desarrollo de la atención en niños

¿Qué es la atención? ¿Por qué es tan importante para el procesamiento cognitivo? ¿Cómo transcurre el desarrollo de la atención en niños? ¡Descúbrel...



  • Estévez-González, A., García-Sánchez, C., & Junqué, C. (1997). La atención: una compleja función cerebral. Revista de neurología, 25(148), 1989-1997.
  • Soprano, A. M. (2009). Cómo evaluar la atención y las funciones ejecutivas en los niños y adolescentes. Paidós.
  • Villarroig Claramonte, L. (2018). La atención: principales rasgos, tipos y estudio.
  • Sánchez, A., & Pérez, H. (2008). Tipos de atención. Atención en el niño.