¿Qué necesidades nutricionales tienen los niños?

15 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Marta Guzmán
Las necesidades nutricionales que tienen los niños varían en función de la edad, sexo y nivel de actividad física. Por ello, es preciso adaptarlas.

A partir del cuarto año de vida, los niños experimentan un crecimiento lento pero continuo. Las necesidades nutricionales que tienen los niños en esta época van variando dependiendo de varios factores. Por ello, es fundamental conocer y cuidar las necesidades nutricionales de los niños para evitar carencias o desequilibrios.

Necesidades nutricionales que tienen los niños

La OMS define el término requerimiento nutricional como la cantidad de energía o nutrientes necesarios para mantener no solo la salud, sino también el crecimiento y un grado apropiado de actividad física.

Aunque es más preciso hablar de las ingestas recomendadas, que son la «cantidad de energía y nutrientes que, con base en unos conocimientos científicos, se juzgan adecuadas para cubrir las necesidades nutricionales de la mayoría de la población», siendo distintas en función de la edad y sexo.

Necesidades energéticas

El aporte calórico ha de ser adecuado para la edad, el nivel de actividad física y el estado de desarrollo corporal. Existen diferencias importantes entre niños de la misma edad y sexo, a causa de diversos factores en los que destaca la genética, el estado madurativo, el ritmo de crecimiento, el estado de salud, etc.Niña comiendo una ensalada y cumpliendo con las necesidades nutricionales que tienen los niños.

Por ejemplo, tanto un niño como una niña de 2 años necesitan unas 1000 kcal diarias. En cambio, un niño de 11 años, si es sedentario, necesita alrededor de unas 1.800 kcal, si es deportista, unas 2.200. Si es niña sedentaria, 1.600 o, si es deportista, 2000 kcal.

Una aproximación sería:

  • Si el niño o niña tiene entre 4 y 6 años, se podría calcular las calorías por 90 kcal por kg de peso.
  • Si tiene entre 7 y 10 años, unas 70 kcl por kg de peso.

A partir de los 11 años, se establecen diferencias en el aporte de calorías según el sexo.

Requerimientos de macronutrientes

Las recomendaciones de macronutrientes para niños son las siguientes:

  • 30-40 % deben proceder de las grasas. Dentro de estas, se aconseja no superar los 300 mg de colesterol, el 10 % de la energía en forma de grasa saturada, los ácidos esenciales; omega-6 entre un 5 y un 10 % y omega-3 entre 0,6-1,2 %. Hay que destacar las recientes recomendaciones de la FAO/OMS sobre la ingesta de EPA+DHA de 0,10 a 0,15 g/día para la población de dos a cuatro años.
  • Las proteínas deberán ser 0,95 g/kg al día, lo cual equivale, aproximadamente, a 19 g/día, debiendo proporcionar del 5 al 20 % del valor calórico total de la dieta.
  • Los carbohidratos, entre el 45-65 % de la dieta, que serían 130 g/día.

Minerales importantes

Los minerales más importantes en la infancia son:

  • Calcio: es esencial para la formación y crecimiento del esqueleto. Un aporte adecuado de este mineral puede prevenir la aparición de osteoporosis en la edad adulta.
  • Hierro: los niños en edad de crecimiento necesitan un aporte importante de este mineral.
  • Otros minerales importantes en esta edad son el yodo y el flúor.Familia comiendo feliz llegando juntos a las necesidades nutricionales que tienen los niños.

Recomendaciones para las necesidades nutricionales que tienen los niños

Para cubrir estos requerimientos nutricionales, es aconsejable seguir estas pautas en la dieta de tus hijos:

  • El consumo de leche como principal aporte de calcio. Así como los lácteos, en general. Sin embargo, su consumo excesivo puede no ser adecuado ya que, por ejemplo, una ingesta superior al litro por día aportaría 700 kcal al día, lo cual significaría que un único alimento aportaría más del 50 % de la energía recomendada.
  • Aumentar el consumo de verduras y hortalizas, ya que suele ser bajo en los niños. Ya sea como plato principal (hervido, ensalada, etc.), o como guarnición del segundo plato.
  • Aportar proteínas de origen vegetal y animal, potenciando el consumo de legumbres y cereales.
  • También la ingesta de pescado y ácidos grasos poliinsaturados es baja, por lo que hay que incrementar su consumo.
  • Disminuir el consumo de embutidos y, si se consumen, escoger los magros.
  • Evitar el consumo de bollería y chucherías.
  • La principal grasa debe ser el aceite de oliva.
  • Cervera, P., Clapés, J., & Rigolfas, R. (2001). Alimentación. McGraw-Hill. Interamericana.
  • Joint FAO/WHO Expert Consultation on Fats and Fatty Acids in Human Nutrition. Interim Summary of Conclusions and Dietary Recommendations on Total Fat and Fatty Acids. Geneva. 2010.
  • Manual práctico de nutrición en pediatría. (2007) Asociación española de pediatría.
  • Peacock M. (1991). Calcium absorption efficiency and calcium requirements in children and adolescents. The American journal of clinical nutrition54(1 Suppl), 261S–265S. doi:10.1093/ajcn/54.1.261S