Los movimientos del bebé en el vientre

Los movimientos del bebé en el vientre aparecen tempranamente, aunque suelen ser percibidos después de la semana 18. Conoce qué implican y por qué son tan importantes.
Los movimientos del bebé en el vientre
Leidy Mora Molina

Escrito y verificado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 08 febrero, 2022

Sentir los primeros movimientos del bebé en el vientre es, sin duda, un momento hermoso y trascendental del embarazo. Estas ‘pataditas’ le permiten a la mamá reforzar el vínculo afectivo con su hijo y además, corroborar todo se encuentra bien dentro del útero.

Si estás en la dulce espera y aún no los has sentido, te contamos cómo son y desde cuándo son perceptibles los movimientos del bebé. ¡No te lo pierdas!

¿Cómo evolucionan los movimientos del bebé dentro del vientre?

El bebé mueve su cuerpo dentro del vientre materno desde la semana 7 de la gestación. La finalidad de esta actividad es favorecer la formación y el fortalecimiento de todo su sistema osteomuscular. Dichos movimientos no son perceptibles por la mamá, debido a que el útero es mucho más grande que el feto y le brinda el espacio suficiente para desplazarse con libertad.

Los primeros movimientos fetales son involuntarios y solo se pueden constatar por medio de una ecografía en las consultas prenatales.

Al principio, son movimientos espasmódicos e irregulares, pero hacia la semana 12, el bebé los perfecciona y los ejecuta con mayor precisión. Por eso, se lo puede ver empuñar sus manos o tragar el líquido amniótico.

Todos estos movimientos se hacen más vigorosos en la semana 14, debido al desarrollo y al fortalecimiento del tejido óseo y muscular. En este momento, el bebé ya tiene la capacidad de percibir cuando la madre toca su vientre y responder a esto con su cuerpo. No obstante, ella aún no lo puede sentir.

Entre la semana 18 y 20, el bebé ya ha ganado tamaño y peso como para presionar las paredes del abdomen materno y “hacerse notar”. A partir de aquí, la madre logra percibir los primeros movimientos del pequeño en la parte baja del abdomen, como unos burbujeos o unos aleteos. Muchas mujeres describen esta agradable sensación como “un vuelo de mariposas en el vientre”.

manos de mama y papa sobre barriga de embarazada sienten los movimientos fetales del bebé

Movimientos fetales activos

A partir de la semana 22, es normal sentir los movimientos del bebé de manera constante. En un principio son muy suaves y luego, se vuelven más intensos. Esto ocurre a medida que el bebé gana grasas, fuerza y que aumenta la cantidad de liquido amniótico.

Hacia la semana 25, la madre se hace más sensible a la actividad fetal y el bebé se torna más perceptivo a los acontecimientos del exterior. Por este motivo, suele responder con movimientos bruscos o con sobresaltos ante los ruidos fuertes o las presiones intensas sobre el útero.

En la semana 28 los movimientos se sienten con mayor intensidad, al punto de hacerse visibles en la barriga de la mamá.

Durante el tercer trimestre, el gran tamaño que ha adquirido el bebé dificulta la actividad dentro del útero y esto hace que sus movimientos sean menos frecuentes. Sin embargo, suelen aparecer de forma brusca durante el reposo materno cuando el pequeño tiene más espacio.

Aunque el bebé reduzca sus movimientos diarios en el último mes de embarazo, estos siempre deben estar presentes. En caso de no sentirlos, debes comunicarlo de inmediato al profesional de salud y acudir a una evaluación.

¿Cuáles son los movimientos que hace el bebé dentro del vientre?

El feto hace un sinfín de movimientos en el interior del útero de la madre, los cuales se ven favorecidos por el medio liquido en el que se encuentra. Esta actividad permite que se formen adecuadamente sus huesos y sus articulaciones y que se fortalezca todo su sistema neuromuscular.

Para esto, el bebé mueve vigorosamente los brazos y las piernas (que se perciben como ‘pataditas’), da vueltas, empuja su cuerpo y se estira varias veces al día. También, es normal que bostece, que succione su dedo o que tenga hipo.

Normalmente, los movimientos son más notorios durante la noche, cuando el cuerpo de la mamá esta en reposo. También, es común sentir al bebé luego de comer algo dulce o cuando se toman bebidas frías. Por este motivo, muchos especialistas sugieren comer un bocadillo antes de la realización de una ecografía.

¿Qué pasa si no siento al bebé a las 20 semanas de gestación?

examen clinico mujer embarazada en trabajo parto

No es una regla estricta que la madre sienta el bebé a las 20 semanas, pues esta percepción es muy propia de cada mujer y de cada embarazo.

En este sentido, las madres que tienen poco tejido adiposo en el abdomen o las que ya han tenido embarazos anteriores suelen sentir los movimientos desde de la semana 18 o antes.

Por el contrario, las madres primerizas o aquellas con obesidad suelen percibir estos movimiento a partir de la semana 20, lo cual también puede verse afectado por otros factores. Por ejemplo, la cantidad de líquido amniótico y la ubicación de la placenta.

Ahora bien, luego de la semana 25 sí es importante sentir al bebé y conocer la frecuencia de sus movimientos, pues a través de ellos se logra valorar la vitalidad fetal.

Lo habitual es que el pequeño realice más de 10 movimientos diarios y que con el correr de los días, la mamá descifre su patrón rítmico. Por eso, es conveniente llevar un registro de los mismos, especialmente en el ultimo mes de embarazo.

Si la frecuencia de los movimientos baja repentinamente o se deja de sentir al bebé aun luego de estimularlo, es necesario acudir al servicio de urgencias cuanto antes. Esto podría indicar una complicación capaz de poner en riesgo la vida del pequeño.

Te podría interesar...
¿Por qué un bebé necesita moverse en el útero?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Por qué un bebé necesita moverse en el útero?

Durante el embarazo, el bebé necesita moverse dentro del útero, ya que es la clave para fortalecer sus músculos, huesos y articulaciones.