Motivos por los que puede llorar un niño

María José 30 junio, 2017

Muchos padres cuando tienen a sus hijos llorando, sobre todo cuando son bebés, se pueden sentir desorientados porque no saben exactamente qué le ocurre a su pequeño y lo peor, no saben cómo atenderle para calmar su llanto. Pero para poder calmar a un niño o a un bebé que llora, primero se debe hacer un esfuerzo para entender qué les ocurre y después, buscar las mejores soluciones. 

La empatía como base para entender el llanto

Los padres necesitan ser personas empáticas para poder entender el llanto de sus hijos, sin importar la edad que tengan. La empatía se debe utilizar siempre en la crianza de los hijos, es más, debe ser una forma de comunicación habitual para que los niños se sientan apoyados y comprendidos en todo momento. Que sepan que sus emociones son importantes, sean cuáles sean.

Cuando nos referimos a bebés, los padres piensan que la empatía no es necesaria, pero lo es más que nunca. Hay padres que no entienden cómo un bebé puede ponerse a llorar cuando se le deja solo en una cuna cuando parecía que estaba tranquilo en los brazos. Claro, en tus brazos se sentía protegido y seguro emocionalmente, y cuando le dejas en la cuna se sentirá abandonado porque no sabrá dónde estás, ¿y si te has ido para siempre?

Tu bebé, mejor cerca de ti

Tu bebé cuando no estás cerca de él no sabe que volverás. Piensa que está solo en el mundo, ¿quién atenderá sus necesidades si tú no estás cerca? Si desapareces de su vista y no te siente cerca, es como si te hubieras cambiado de planeta. ¿Te imaginas la sensación de que una persona muy importante para ti dejase de existir? Eso siente tu bebé cuando desapareces de su lado (aunque estés en la habitación contigua).

 

Si tu bebé está entretenido con algún juguete u otro estímulo, es posible que se olvide momentáneamente de que has desaparecido, pero cuando se dé cuenta de su sentimiento de soledad y de la angustia que eso le provoca, comenzará a llorar. Este es el principal motivo por lo que todos los bebés lloran cuando sus madres o cuidadores principales no están cerca de ellos. 

Ser mamá no se mide por lo que dejas atrás al tener un bebé, sino por lo que ganas al hacerlo.

-Anónimo-

Te necesitan cerca para descansar, también por las noches. Si quieres dormir tranquila es mejor tenerle cerca de ti, al lado de tu cama o con un moisés pegado a tu cama… Porque si lo pones lejos de ti, tu bebé dormirá fatal, pero tú dormirás peor. Tu bebé necesita tu olor, sentirte cerca, verte, saber que estás ahí… Te necesita para calmar esa angustia de soledad que le atormenta cuando no estás cerca.

Si te ve, se sentirá mejor

Si tienes una lamparita de noche con la que tu bebé al abrir los ojos te pueda ver a su lado, se quedará mucho más relajado y podrá conciliar el sueño mejor. Incluso, será capaz de volverse a dormir solo sin necesidad de que le calmes físicamente, porque el hecho de verte y saber que estás a su lado es más que suficiente para sentirse seguro y con un buen confort emocional.

Necesita sentir tu respiración, el olor de tu cuerpo, necesita sentirte cerca y si es piel con piel, mucho mejor. Si lo pones en una cuna demasiado apartada de tu cama será un problema para él porque no te sentirá, se sentirá inseguro y sí, empezará a llorar. Aunque estés a escasos centímetros, para tu bebé es como si estuviera en otro país… necesita sentirte para calmarse.

Te darás cuenta cómo se calma de rápido si lo metes en la cama contigo o si te lo pones encima tuya. Se calmará casi al instante porque te olerá sin problemas, escuchará el latido de tu corazón y tu presencia le ayudará a tener bienestar emocional. Si no le tienes en tu cama pero tienes su cuna al lado tuya y le tocas su manita, es suficiente para que te sienta y sepa que estás a su lado todo el tiempo.

Tú sí sabes que si te marchas de habitación volverás en otro momento, sabes que no desatenderás a tu bebé por nada del mundo. Pero eso tu pequeño no lo sabe. Él piensa que si te marchas desapareces, si te deja de oler o sentir cerca creerá que no existes. Es fácil evitar todo ese dolor emocional estando al lado de tu bebé todo el tiempo que sea necesario. Es un tiempo que pasa rápido, y que merece la pena.

Te puede gustar