Mitos sobre los videojuegos

Adrianazul 31 diciembre, 2016

Muchas de las personas que son padres actualmente pertenecen a generaciones que crecieron con videojuegos en sus manos. Por eso, estos padres que tenían unas consolas que eran menos avanzadas que las actuales, no  ven nada de malo en recompensar o regalarle a su hijo un videojuego; lo hacen porque están conscientes de que el uso de esta tecnología está rodeado de mitos.

Pero no todos los padres son iguales, existen algunos que disfrutaron su infancia en una época en la que consolas no existían o eran tan nuevas en el mercado que no todos podían acceder a ellas, así que estos no siempre ven con buenos ojos darle un videojuego a su hijo. Esta decisión, en muchas ocasiones es motivada por una ola de mitos que siempre han recaído sobre los videojuegos.

Muchos de esos mitos están orientados a hacer creer al padre que todos los videojuegos fomentan el sedentarismo, que llevan al niño a aislarse, que sus capacidades de respuesta cognitiva y cerebral no son explotadas al máximo, entre muchas otras cosas que hasta el día de hoy se han dicho.

La verdad es que las generalizaciones casi nunca son correctas, existe una amplia gama de videojuegos como para satanizarlos, así que la actitud ideal de un padre frente a los videojuegos es vigilar el comportamiento de su hijo y por qué no, incluso a acompañarle a jugar, porque ciertamente descubrirá que las consolas de hoy son mucho más avanzadas, más divertidas y más interactivas que las de su época.

Uno de los mitos más difundidos sobre los videojuegos  es que fomentan el sedentarismo. No obstante, la plataforma de juegos Nintendo pensó y apostó por un método de juego interactivo, cuya característica principal es mantener la mente y el cuerpo del niño ocupado.

Esta plataforma ha tenido tanto éxito que no sólo conquistó a los más pequeños del hogar sino también a los más adultos, pues desarrolló juegos que iban desde el baile, la coreografía y el canto. También tiene juegos que van directo al grano y su fin es hacer ejercicios con niveles de intensidad, los cuales pueden ser ejecutados tanto por el niño como el adulto.

De los videojuegos también se ha dicho que embrutecen, pero la verdad es que se pueden citar casos de niños que adquieren conocimientos básicos del inglés -entre otras materias- gracias a ellos. Otro aspecto muy resaltado por especialistas es el hecho de que cuando el niño juega con videoconsolas se encuentra en situaciones en las que debe tomar decisiones difíciles, cuyas consecuencias solo son apreciables a nivel de juego.

Esto acostumbra al niño a tomar decisiones claves y oportunas de manera rápida, lo cual también estimula la coordinación motora y capacidad de respuesta entre la visión y las manos.

videojuegos

Jugar con videojuegos puede ser positivo

Otro mito muy difundido es el supuesto aislamiento en los niños. Primero que nada no podemos olvidar que nuestra especie es social por naturaleza, pensar que porque el niño dedica algunas horas de su día a jugar con la consola lo convertirán en un ser aislado del resto, es falso. Hoy día, los juegos traen más emoción cuando son compartidos en red. De hecho, la emoción que tenía desarrollar la historia del juego, una cuestión que se logra en solitario es superada en creces por lo divertido que resulta jugar en red.

Además, cuando el niño juega en red se relaciona con otros niños y aprende con esto algo tan importante como la cohesión de grupo, en este tipo de experiencia es ideal que los padres velen porque el niño no exceda o abuse del uso de la consola de videojuegos.

Y es muy conveniente estimularlo o recordarle que aparte de la consola hay otras actividades que realizar, las cuales van desde salir a jugar al aire libre hasta colaborar con las tareas de la casa.

Los problemas visuales también han sido atribuidos al uso de consolas de videojuegos y las teorías que han circulado no están comprobadas científicamente, sin embargo, y, por el contrario de lo que se piensa, muchos juegos requieren de un agudo nivel visual que conlleva a una rápida respuesta motora de las manos.

Si el niño que juega cierto tipo de videojuegos aún no desarrolla este tipo de respuesta motora, ten por seguro que al paso de unos días estará más adaptado a las necesidades del juego lo cual demuestra que desarrolló y agudizó su capacidad de respuesta visual.

Jeux-video-réseaux-sociaux

El videojuego es una puerta al mundo moderno

Hay otro aspecto que hace de los videojuegos un aliado más que un enemigo para el desarrollo de los niños. Ser diestro en una consola ayudará a tu hijo a  afrontar el mundo moderno, lo prepara para un entorno en el cual las computadoras toman cada día más y más protagonismo.

Actualmente es evidente que se necesita de destreza especial para afrontar el nivel que requiere una consola o computadora, por lo que es conveniente  pensar que las actuales generaciones están adquiriendo a través del juego una especie de adiestramiento para afrontar el mundo que les tocará más adelante.

Si aún te quedan dudas sobre el efecto que tienen los videojuegos en tu hijo, puedes hacer una pequeña búsqueda en Internet, de seguro podrás encontrarte con juegos ideados para potenciar el aprendizaje de los niños; estos juegos que pueden usar niños en edades tempranas hasta adolescentes.

Ya sabes que todo lo concerniente al desarrollo de tu hijo, naturalmente requiere de la evaluación objetiva de sus padres, por eso antes de darle o negarle una consola a tu hijo evalúa lo positivo o lo negativo que estas tienen.

Te puede gustar