Juegos de mesa para jugar en familia

Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Azucena Fernández
6 julio, 2019
Los juegos de mesa son una gran elección a la hora de divertirse en familia. Vamos a ver una recopilación de los mejores.

Un sencillo juego de mesa, rompecabezas o juego de cartas puede ayudar a una familia a conectar de forma tradicional. Con los juegos de mesa se producen interacciones reales, cara a cara, y trabajo en equipo. Así que hoy vamos a hablar de algunos juegos de mesa para jugar en familia.

Estos juegos están experimentando una especie de renacimiento; estamos viendo el resurgimiento de algunos juegos clásicos y el lanzamiento de juegos totalmente nuevos muy interesantes. Los juegos de mesa hacen que trabajemos nuestra paciencia, las habilidades sociales, la capacidad de concentración y la inteligencia emocional.

Además, mientras juguemos en familia a juegos de mesa, nos estaremos olvidando por un rato de las pantallas, algo a destacar también entre su utilidad. Por lo tanto, son una gran opción para compartir momentos y pasarlo bien. Estas son nuestras recomendaciones de juegos de mesa para jugar en familia.

Juegos de mesa para jugar en familia

Carcassonne

Es para mayores de 7 años, y pueden jugar de 2 a 5 jugadores. Es una apuesta segura, y ya se considera todo un clásico. Los jugadores conforman la ciudad francesa de Carcassone colocando losetas que hacen caminos, granjas, castillos y claustros. Se colocan muñecos para sumar puntos cuando las estructuras se completan.Juegos de mesa para jugar en familia.

Crea tu propio territorio, utiliza a tus seguidores como caballeros, bandidos, monjes o campesinos, y consigue más puntos que nadie.

Exploding Kittens

En español se podría traducir como ‘Gatitos Explosivos’. Es un juego de cartas muy divertido. Su creador asegura que las normas se pueden aprender en dos minutos. Las cartas son de lo más divertidas y absurdas.

Pueden jugar de 2 a 5 jugadores, y engancha a personas de todas las edades. La versión original del juego se recomienda a partir de los 7 años. Cada partida dura sobre 15 minutos. Cuando termina, siempre hay alguien que quiere jugar otra partida; es difícil parar.

Exploding Kittens se define como «un juego de cartas para los amantes de los gatos y de las explosiones, y de los rayos láser y de las cabras». El humor es parte fundamental del juego. Jugar a Exploding Kittens es bastante parecido a jugar al UNO, ya que las reglas son similares.

Dixit

Es un juego cada vez más popular; los aficionados a juegos de mesa lo adoran. Es dinámico, divertido y creativo. Está pensado para jugar de 3 a 6 personas, y pueden participar niños desde los 8 años. Una partida dura 30 minutos, de media.

La mecánica es sencilla: todos los jugadores tienen unas cartas ilustradas de una forma original (son ilustraciones muy bonitas). En cada turno, un jugador ejerce de cuentacuentos. El cuentacuentos elegirá una de sus cartas diciendo una frase que la identifique (o palabra e incluso sonido).

Los demás jugadores van a mezclar una de sus cartas con la del cuentacuentos e intentarán adivinar cuál es la carta que ha descrito. Así descrito parece muy fácil, pero las ilustraciones dan pie a descripciones muy variadas y originales.

Virus, uno de los juegos de mesa favoritos para jugar en familia

Es un juego creado y editado por tres emprendedores españoles, y está triunfando entre los más jugones. Virus es un juego de cartas pensado para jugar de 2 a 6 personas, a partir de los 8 años, y cada partida dura, aproximadamente, 20 minutos.Juegos de mesa para jugar en familia.

La premisa de la que parte el juego es la de que se ha propagado un virus, así que los jugadores deben evitar el contagio y mandar el virus a los otros jugadores. Virus es muy divertido y tiene una gran parte de estrategia.

Monopoly

Todos hemos jugado alguna vez al Monopoly o, como mínimo, lo conocemos. Es un clásico entre los cásicos. En el Monopoly hay que comprar y vender casas, y hacer la vida un poco imposible a los demás jugadores.

Se puede jugar durante horas y está recomendado para mayores de 8 años. Existe también una versión de Monopoly junior para jugar desde los 5 años con reglas mucho más sencillas.

Por último, algo importante que debes recordar a la hora de jugar en familia es que lo fundamental es pasarlo bien y divertirse, nunca ganar. Pero eso sí, no dejes ganar a los más pequeños porque necesitan aprender a perder y, así, empezar a manejar la frustración. Cuanto antes empiecen a trabajar esto, mejor.

  • Robertson, Judy. (2012). Making games in the classroom: Benefits and gender concerns. Computers & Education.