El miedo a la muerte en los niños

21 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
¿Es normal que los niños experimenten miedo a la muerte? ¿Por qué aparece este temor? A continuación, daremos respuesta a estas preguntas.

Entre los 10 y los 12 años, por lo general, los niños comprenden el concepto de la muerte y lo que ello implica. A esta edad, empiezan a ser conscientes de que todas las personas, en algún momento, dejan de vivir, incluidos ellos mismos y sus seres queridos. Es entonces cuando suele aparecer el miedo a la muerte.

Además, en el caso de las familias que tratan dicho tema como algo tabú, esto puede hacer que el temor se vea incrementado e, incluso, llegue a convertirse en una patología infantil.

¿Quieres saber más sobre el miedo a la muerte en los niños? ¡A lo largo de las siguientes líneas te explicamos todo lo que debes saber!

El miedo a la muerte en los niños

En cierto modo, el miedo a la muerta resulta normal y natural. A nadie le agrada la idea de desaparecer de este mundo para siempre y tener que afrontar esa situación que resulta tan desconocida, incierta y abrumadora para el ser humano.

Niño abrazando un peluche porque tiene miedo a la muerte.

Cuando los niños comienzan a manifestar dicho miedo, la familia debe estar ahí para hablar sobre el tema y tratar de solucionar todas las dudas con franqueza y claridad, y evitar las mentiras y procurar no reprimir ningún tipo de sentimiento o emoción que surja durante la conversación. Además, hay que saber seleccionar las palabras adecuadas en función de la edad y del nivel de madurez emocional de los pequeños.

Con esto se pretende que los menores entiendan que la muerte forma parte del ciclo vital y que, a pesar de que a todo el mundo le llega su hora en algún momento, esto no puede ser un motivo para no disfrutar del día a día y ser plenamente feliz.

“La muerte es una vida vivida. La vida es una muerte que viene”.

-Jorge Luis Borges-

¿Cuándo buscar ayuda psicológica para superar este tipo de miedo?

Cuando el miedo a la muerte en los niños se presenta de forma extrema, descontrolada y obsesiva, ya no estaríamos hablando de un temor propio de la infancia, sino de una patología psicológica llamada tanatofobia.

La tanatofobia es un tipo de fobia específica que se caracteriza por la experimentación de una preocupación constante con respecto a la propia muerte o la muerte de un familiar cercano. Este temor irracional, que persiste a lo largo del tiempo, produce angustia, ansiedad, malestar y mucho sufrimiento ante situaciones que se cree que pueden acabar con la vida de uno o de los demás.

Esto limita e incapacita a las personas que padecen dicho trastorno, pues situaciones tan cotidianas como salir a la calle o montarse en un coche pueden ser una fuente de verdadero estrés y pánico.

Para evitar que este problema vaya a más, es importante que, en cuanto se tenga la mínima sospecha de que un niño pueda presentar tanatofobia, se acuda a un profesional especializado con la intención de buscar ayuda psicológica que le permita superar el miedo irracional a la muerte.

Niña con miedo abrazada a la pierna de su padre.

¿Por qué aparece el miedo a la muerte en la infancia?

Lo normal es que el miedo a la muerte actúe como un mecanismo de autodefensa ante situaciones que suponen un peligro o una amenaza real. Este tipo de miedo suele aparecer en los niños cuando se percatan de que nadie es eterno, pues se trata de un miedo evolutivo que cesa con el tiempo.

Pero, cuando los pequeños se dan cuenta de ello porque han perdido a un ser querido o porque tienen en el entorno próximo a una persona que padece una enfermedad grave y posiblemente letal, esto puede convertirse en un trauma infantil que afecta significativamente en el desarrollo de la salud mental.

En estos casos, es necesario tratar adecuadamente estas situaciones en el momento en el que se producen e intentar que los niños sanen sus heridas relacionadas con el tema.

Otro motivo que puede provocar este miedo en los niños es la constante exposición a películas o a videojuegos en los que la violencia y la muerte están presentes en todo momento. Lo cual les puede afectar a nivel psicológico, por lo que conviene controlar la visualización de este tipo de materiales audiovisuales.

Sea cual sea la causa que hace que un niño tenga miedo a la muerte, lo importante es tratar dicho tema como algo natural y no como algo “de adultos” que los menores no pueden entender.

  • Gala León, F. J., Lupiani Jiménez, M., Raja Hernández, R., Guillén Gestoso, C., González Infante, J. M., Villaverde Gutiérrez, M., & Alba Sánchez, I. (2002). Actitudes psicológicas ante la muerte y el duelo: Una revisión conceptual. Cuadernos de medicina forense, (30), 39-50.