Método para regular el uso de la tecnología en los niños con la regla 3-6-9-12

Los niños se deben relacionar con la tecnología de a poco, para que su desarrollo no se vea afectado. Descubre en este artículo el método más efectivo para lograrlo.
Método para regular el uso de la tecnología en los niños con la regla 3-6-9-12

Escrito por Nicolás Forero, 24 septiembre, 2021

Última actualización: 27 septiembre, 2021

La tecnología llegó para quedarse y cada vez está más inmersa en nuestra sociedad. Debido a esto, es muy común que los niños de hoy comiencen a interactuar con los smartphones y las tablets desde muy temprana edad.

Sin embargo, en la red se puede encontrar mucha información sensible que el niño no sabe gestionar a su corta edad. Por esa razón, es fundamental poner límites para que comiencen a usarla en las etapas adecuadas y que la experiencia sea beneficiosa.

Un mal uso de la tecnología puede causar problemas en el desarrollo de los niños. Pues, si solo se usa este recurso, llegan a perder el interés por explorar el entorno, no fortalecen las habilidades motrices y se vuelven sedentarios.

Además, se desligan de la necesidad de relacionarse con las demás personas, de vivir nuevas experiencias y de descubrir sus emociones. De esa manera, les cuesta construir lazos afectivos y esto puede derivar en adultos solitarios.

En vista de ello, se creó una regla para que los padres regulen el uso de la tecnología de una forma adecuada y recomendada por los expertos. A continuación, mencionamos las generalidades de esta técnica.



La regla del 3-6-9-12

El método fue impulsado en 2008 por Serge Tisseron, un psicoanalista francés que dedicó su carrera a analizar los efectos de las tecnologías sobre las personas. Con esta regla sencilla, el especialista expone cuál es el recorrido más eficaz para que los niños se familiaricen con las pantallas digitales desde pequeños, sin correr riesgos para su salud.

A causa de ello, en la regla del 3-6-9-12 se establecen 4 edades para el uso de las tecnologías.

Hasta cumplir 3 años

Tisseron plantea que durante los primeros 3 años los niños deben tener un contacto nulo con la televisión, ya que el estado de quietud no le permite al cerebro recibir los estímulos necesarios para desarrollarse a un buen ritmo.

Las consecuencias pueden impactar sobre el área del lenguaje y en la capacidad para memorizar, debido a que el pequeño deja de vivir experiencias fundamentales para comprender cómo funciona su entorno.

Además, el autor afirma que el estado de quietud puede causar problemas de obesidad desde la infancia. Por esa razón, indica que lo mejor en esta etapa es incentivar los juegos manuales que fomentan la creatividad y el buen desarrollo motriz.

Inicio de la regla 3-6-9-12.

Hasta cumplir 6 años

El experto puntualiza que hasta llegar a esta edad los niños no deben tener interacción con los videojuegos, ya que el autocontrol no se ha terminado de desarrollar y las consolas provocan una adicción que los domina.

A causa de este efecto negativo, se pueden negar a realizar otras actividades, a ponerle atención a los recursos educativos e incluso, a interactuar con las otras personas. Entonces, lo que corresponde hacer es seguir con el incentivo de la diversión manual para mejorar las capacidades cognitivas y sociales.

Hasta cumplir los 9 años

Internet es un recurso útil para realizar tareas, encontrar nuevos aprendizajes y estimular la curiosidad. Sin embargo, antes de los 9 años lo más aconsejable es que un niño no esté inmerso en ese mundo, porque puede encontrar contenidos nocivos para él.

Al cumplir 9 años, los padres pueden acompañar a los hijos mientras usan el computador y colocar controles parentales para que la navegación sea segura. Asimismo, es la edad adecuada para enseñarle que en internet hay que actuar con cuidado, porque la información se vuelve pública y hay algunas páginas con información falsa.



Hasta cumplir 12 años

A los 12 años los niños cuentan con ciertos aprendizajes que les permiten usar el computador de una manera más autónoma. No obstante, es fundamental que los padres establezcan reglas, horarios de uso y en algunas ocasiones, revisen qué contenidos se exploran.

Por otra parte, el comienzo de la autonomía puede llevar a que los niños pidan un smartphone propio. Sin embargo, a esta edad todavía no están capacitados para navegar durante largas horas del día ni para usar redes sociales en las que pueden encontrarse con extraños.

Última etapa de la regla 3-6-9-12.

Consideraciones finales sobre la importancia de la regla 3-6-9-12

La conectividad no puede ser una excusa para que los niños interactúen con la tecnología sin ningún control. Es fundamental que los padres acompañen este proceso de aprendizaje para potenciar todas sus habilidades, evitar algunos problemas de conducta y fomentar una manipulación digital segura.

Te podría interesar...
¿Por qué Steve Jobs decidió educar a sus hijos sin tecnología?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Por qué Steve Jobs decidió educar a sus hijos sin tecnología?

Steve Jobs decidió educar a sus hijos sin tecnología para prevenir las consecuencias negativas de un uso inadecuado. Te contamos cuáles son.



  • Lamarca M. El desarrollo del autocontrol en la etapa infantil a través de la psicomotricidad [Internet]. Colombia: Universidad Internacional de la Rioja; 2017 [citado 21 de septiembre de 2021].