Conoce el método Oomba Loomba para dormir al bebé

Caroline 15 septiembre, 2018
El método Oomba Loomba fue dado a conocer por medio de unos padres que lo aplicaron por primera vez hace 5 años. Es una fórmula que, aunque muchos la hayan aplicado, debe ser consultado previamente con el pediatra.

Dormir a los bebés puede ser una tarea un poco complicada, sobre todo si están más enérgicos de lo normal. Por esta razón, diversos profesionales han recomendado ciertos métodos para lograr esta compleja tarea. El método Oomba Loomba es uno de los más actuales y, según señalan, puede funcionar perfectamente.

¿Qué es el método Oomba Loomba?

Es normal que un bebé recién nacido duerma entre 16 y 17 horas al día, por lo que generalmente no es difícil que concilie el sueño. Sin embargo, esto no ocurre en todos los casos.

Dentro de estas horas de sueño, ocurren varias etapas en las que el pequeño se despierta. Por lo tanto, sus horas de sueño nocturnas normalmente son interrumpidas.

A medida que pasa el tiempo, el bebé comienza a tener un sueño más ordenado y, desde la semana 6, empieza a dormir por períodos más cortos durante el día. En tanto, los de la noche comienzan a ser más largos.

Sin embargo, es fundamental que los padres conozcan métodos para ayudar al bebé a dormir. En ese sentido, la técnica Oomba Loomba resulta ser muy atractiva y efectiva.

Este método no es demasiado complejo ni se trata de técnicas demasiado científicas. Fue inventado por dos padres que, tratando de dormir a su bebé, implementaron esta técnica meciéndolo sobre sus rodillas. Para su sorpresa, les funcionó perfectamente.

Una de las acciones comunes relacionadas con la respiración del bebé son los frecuentes ronquidos.

¿Cómo se aplica el método Oomba Loomba?

Esta técnica se ha convertido en una herramienta muy eficaz para bebés que no concilian el sueño fácilmente. Como comentamos anteriormente, se trata de un método bastante sencillo; sus inventores destacaron que lo vieron por primera vez en la película ‘Charlie y la fábrica de chocolate’. Lo explicamos paso a paso:

  • Primero, se debe colocar al bebé sobre las rodillas y mecerlo suavemente sin realizar ningún movimiento brusco.
  • Luego, cuando el bebé se encuentre en movimiento, el padre o la madre comienzan a cantar “Oomba Loomba, Oomba Loomba”.
  • El pequeño se sostiene por debajo de los brazos, con los pulgares en las axilas, debido a que el resto de los dedos se deben colocar en su cabeza para evitar que se haga algún daño con el movimiento.
  • Posteriormente, se realiza una combinación de movimientos de lado a lado y luego arriba y abajo.

“El método Oomba Loomba es una técnica relativamente nueva y que se difundió a través de internet por unos padres que la implementaron hace 5 años”

¿Realmente funciona?

Los padres, al notar la efectividad de esta técnica, decidieron subir el video a YouTube. El éxito fue tremendo: lograron alcanzar más de 7 millones de visitas desde su primera publicación.

Algunos alegan que esta técnica no les funcionó y otros aseguran que sí. Expertos como el pediatra neonatólogo Adolfo Gómez Papí, autor de diversos libros para padres, indicó en su cuenta de Facebook que “a los bebés les encanta este método porque están protegidos y en movimiento. Justo como cuando les duermen acunándoles, o mejor aún, cuando son llevados en porteo”.

Aunque el método Oomba Loomba sea aceptado por algunos especialistas como Gómez Papí, otros, como Jodi Mindell, directora asociada del Centro de Trastornos del Sueño del Hospital de niños de Filadelfia, están en contra de esta práctica. Esta profesional considera incorrecto mecer a un bebé todas las noches; alega que se acostumbrará a ello y no dormirá de otra forma.

Las rutinas con los bebés ayudan a organizar la vida de toda la familia.

La técnica está en los movimientos

Es importante destacar que los padres deben ejercer movimientos muy delicados y consultar con el pediatra antes de implantar esta técnica con el pequeño. Esto se debe a que, aunque sea un método conocido y utilizado por muchos padres, es importante asegurarse de que pueden llevarla a cabo y el bebé no sufrirá ningún daño.

Como se destacó, los movimientos deben ser suaves y delicados, no con fuerza ni bruscamente. El fundamento de esta instrucción es que los bebés se encuentran en etapa de desarrollo.

Por otro lado, es importante sostener la cabeza del pequeño adecuadamente. De no hacerlo, se corre el riesgo de causar lesiones en el cerebro, lo que se conoce como el síndrome del bebé sacudido.

En definitiva, existen muchas técnicas para dormir al bebé, casi todas aprobadas ampliamente por expertos en el tema. El método Oomba Loomba, aunque controversial, es una de ellas. Sin embargo, no debemos olvidar consultar con el pediatra antes de adoptar cualquier nuevo método y tener su aprobación.

Te puede gustar