Los mejores cuentos para aprender inglés de pequeños

08 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la maestra Bego Corrales
Los cuentos infantiles en inglés son uno de los mejores recursos que podemos encontrar para ayudar a nuestros hijos a aprender el idioma.
 

Los cuentos infantiles son uno de los mejores recursos que podemos encontrar para ayudar a nuestros hijos a aprender inglés. Por supuesto, es necesario elegirlos bien. Los cuentos para aprender inglés deben tener unas características para que resulten motivadores y nos ayuden en nuestra intención de que aprendan el nuevo idioma.

¿Por qué los cuentos infantiles en inglés son un recurso excelente?

  • Primeramente, porque son motivadores. Los niños los encuentran atractivos, sobre todo los ilustrados, y es fácil que les llamen la atención.
  • Porque utilizan un vocabulario sencillo y repetitivo que les ayudará a entender la historia y a recordar el vocabulario.
  • Las ilustraciones les ayudan a entender el significado.
    Niñas con algunos libros de cuentos para aprender inglés.
  • Es una de las mejores maneras de encontrar vocabulario en un contexto significativo para el niño.
  • Los leen una y otra vez, lo que ayuda a que se familiaricen con el vocabulario y las expresiones.
  • Los niños pueden aprender las diferencias culturales a través de los cuentos y sus personajes.
  • En internet podemos encontrar un montón de recursos relacionados con el cuento (videos, canciones, juegos…)

¿Qué cuentos en inglés puedo elegir?

En mi experiencia como madre y maestra de inglés, estos libros son de los que más gustan a los niños y de los mejores para aprender inglés en casa:

 
  • The very hungry caterpillar, de Eric CarleLa historia de la oruga golosa, un clásico de la literatura infantil británica, es uno de mis favoritas. Trata de una oruga que nace un domingo y durante la semana va comiendo diferentes alimentos. Ideal para aprender los días de la semana y la comida en inglés.
  • Dear Zoo, de Rod Campbell. Ninguno de los animales que llegan del zoo sirve para tener en casa como mascota. Ni el elefante, que es demasiado grande, o la jirafa, que es demasiado alta… Hasta el final, no encuentran el animal perfecto para tener como mascota. Ideal para aprender los animales del zoo y los adjetivos.
  • Brown bear, brown bear, what do you see?, de Eric Carle. Libro de repetición de animales y colores, excelentemente ilustrado, atractivo y memorable. El oso marrón, el caballo azul, la rana verde, el gato lila, el pez rojo, la oveja negra, el perro blanco, el pez dorado, el pato amarillo… En internet se pueden encontrar un montón de recursos relacionados con este cuento; desde vídeos, canciones hasta juegos y hojas para colorear.
    Cuentos para aprender inglés.
  • Ketchup on your cornflakes, de Nick Sharratt. Este libro de preguntas super divertidas y muy fáciles va a arrancar muchas risas. El libro está partido en dos partes, de manera que queda una pregunta disparate, como: “¿Te gusta ketchup en tus cereales?” o “¿Te gusta la pasta de dientes en tu tostada?” A los niños les encanta. Es ideal para aprender vocabulario porque las imágenes ilustran la palabra, y para practicar las preguntas de: “Do you like…?”, con comida y otro vocabulario.
 
  • Handa’s surprise, de Eileen Browne. Handa es una niña que vive en Kenia y un día decide sorprender a su amiga Akeyo con una cesta con siete deliciosas frutas. En el camino para llegar a la tribu de su amiga, va pensando qué fruta será la que más le guste a su amiga. Distraída en sus pensamientos, se encontrará con diferentes animales que harán que al final de la historia la sorpresa se la lleve ella misma. Este libro es muy útil para aprender vocabulario de frutas, animales y cultura sobre el continente africano. En internet también hay un montón de recursos relacionados con el cuento.

Audiolibros

En el mercado existen audiolibros (audiobooks). Se trata de libros con CD donde hay una grabación del cuento leído por una persona de habla inglesa. Este tipo de libros nos puede ayudar mucho si no estamos seguros de nuestro propio nivel de inglés, o si queremos mejorarlo.

Así pués, ¿por qué no aprovechar para introducir los cuentos en inglés en nuestra familia? Aprender inglés en casa con nuestros hijos nunca fué tan fácil y divertido.