Cómo mejorar la ortografía de nuestros hijos

Muchos padres están preocupados por la cantidad de faltas de ortografía que cometen sus hijos. Expertos piensan que puede influir la falta de lectura, el predominio de la imagen en su vida diaria o el uso de abreviaturas en los mensajes de los móviles.

Hasta los siete u ocho años es complicado ayudar al niño con la ortografía porque no domina la lectura ni la escritura ni conoce las reglas ortográficas. A partir de esa edad ya comienzan a fijarse, empiezan a dominar  la lectura y la escritura y comprenden las primeras reglas ortográficas.

También hay que descartar problemas auditivos y visuales en el niño y otros trastornos que le pueden afectar como la dislexia o disgrafia. Muchas veces hay problemas colaterales que puedan influir en que el niño aplique correctamente la ortografía. Existen muchos tipos de disgrafia y es necesario el diagnóstico de un especialista para ver cuál es el mejor tratamiento. Se suele detectar cuando el profesor observa alteraciones importantes en la escritura o los dictados del niño.

Muchos niños no mejoran copiando 10 veces la palabra con error como se ha recomendado tradicionalmente. Tampoco les ayudan los cuadernillos tradicionales para mejorar la ortografía por repetición de palabras y frases. A veces necesitan métodos que apliquen información visual o multisensoriales porque aprenden mediante otras inteligencias.

ortografía

Además el problema se complica cuando los niños tienen que aprender a escribir en otros idiomas. A muchos niños les cuesta escribir correctamente las palabras en lenguas extranjeras. Por ejemplo el inglés o el francés. Idiomas en los que se pronuncia de forma diferente a cómo se escribe y que su grafía supone un problema añadido a los niños.

Os vamos a recomendar los siguientes trucos para que podáis ayudar a vuestros hijos a mejorar ortografía. Adquirir el hábito de la lectura, aprender con imágenes o hacer juegos y manualidades sobre la ortografía puede ser una buena idea para mejorar día a día. También existen aplicaciones para que los niños aprendan a escribir que pueden mejorar también su ortografía.

Agilizar la lectura

Una de las formas tradicionales de apoyar a los niños para que mejoren la ortografía es procurar que lean diariamente. Los expertos consideran que los niños mejoran cuando tienen el hábito de leer todos los días. Una buena idea es que los niños apunten en un cuaderno las palabras que no conocen. Luego es buena idea que la busquen en el diccionario. También podemos hacer pequeños dictados para que los niños vayan mejorando su ortografía.

ortografía

Aprender ortografía con imágenes

Muchos niños tienen problemas para aprender las normas ortográficas. En la actualidad existen muchos métodos y cuadernos de ortografía que se basan en la enseñanza visual. Se trata de enseñar ortografía desde que comienzan a leer y escribir mediante dibujos e imágenes. Los niños necesitan imágenes para saber por qué se escriben las palabras de una manera u otra.

En las librerías podemos encontrar cuentos ortográficos y métodos ideovisuales originales y divertidos que seguro ayudarán a los niños a mejorar. Existen métodos ideovisuales que apoyan el aprendizaje de la ortografía con dibujos donde deben utilizar la memoria visual. Estos métodos de escritura visual pueden ayudar a escribir palabras irregulares y palabras con ortografía arbitraria o variante en cualquier idioma.

ortografía

Juegos para mejorar su ortografía 

Podemos hacer con ellos juegos con las letras más complicadas para los niños como la ‘b’ y la ‘v’, la ‘y’ y la ‘ll’ o la ‘j’ y la ‘g’. Se trataría de que mediante imágenes que les recuerden las formas de las letras recuerden la grafía correcta cuando tengan dudas. También podemos hacer rimas con palabras con ‘v’ por ejemplo para que los niños recuerden palabras con esas mismas letras.

También podemos inventar manualidades originales relacionadas con la ortografía. Podemos hacer letras conflictivas como la ‘b’ y la ‘v’ con cartulina o con forma de cajas. Se divertirán mucho si pueden moverlas por el suelo de la casa. Además podemos crearlas con plastilina u otros materiales en colores divertidos.

Una vez realizadas las letras podemos jugar con los niños a inventar palabras. El que acierte, por ejemplo, elige la próxima letra. Seguro que pasaremos un buen día jugando a las letras con nuestros hijos. Se irán fijando en cómo se escriben las palabras para poder ganar en estos juegos a sus hermanos o amigos.

Mejorar la ortografía es un trabajo constante que los niños deben hacer todos los días para que puedan ver los resultados. Además tiene que ser un trabajo divertido e interesante que les pueda entretener. Ya verás que si practicáis estos sencillos trucos pronto tus hijos habrán mejorado su ortografía.

Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar