¿Por qué es mejor la comida casera para tu bebé?

Marisol · 26 junio, 2016

Tal vez preparar comida casera para tu bebé puede llegar a tomarte mucho más tiempo que simplemente comprar una papilla o un puré de frutas procesado, pero ¿crees que ambos tienen las mismas propiedades nutricionales?

Sin duda, la comida casera es más saludable y está libre de sustancias artificiales que el organismo del bebé no necesita. Si necesitas razones adicionales para empezar a cocinar en casa la comida de los niños, a continuación verás algunas de ellas:

Las ventajas de preparar comida casera para tu bebé

  • Sabrás qué es exactamente lo que le estás dando a tu hijo. Cuidarás cada uno de los ingredientes para que estén frescos, limpios y adecuadamente preparados.
  • Es más económico que comprar comidas procesadas. Por lo general cuesta menos comprar los elementos para cada una de las recetas que adquirir las comidas listas en el mercado.
  • Podrás elegir los sabores y los alimentos que deseas. Tendrás completa libertad para escoger las frutas y verduras que más te gustan, no es necesario limitarte a las opciones que encuentras en una estantería.
  • El bebé se acostumbra a consumir los mismos alimentos que el resto de la familia. Al preparar comida casera para tu bebé, puedes darles el mismo alimento que tú comes, en pequeñas porciones y trozos más pequeños. A largo plazo se convierte en un gran beneficio para establecer los hábitos alimenticios.
  • Contiene muchos más nutrientes. Las frutas y las verduras que incluyes en las comidas caseras para tu bebé, son ricas en antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales. Con un alimento preparado en casa, los niños reciben una fuente de calidad de todos estos elementos esenciales para una buena salud.
  • Se reducen al máximo las sustancias artificiales. No solo los alimentos contienen químicos y elementos poco naturales; los recipientes que se usan para almacenar las comidas preparadas, también pueden estar cargados de sustancias no deseadas para los niños. Los alimentos frescos y orgánicos están libres de pesticidas, fertilizantes y otros agentes que alteran su composición natural.

Tips para preparar comidas caseras

child-559415_640

  • Usa ingredientes frescos. Las carnes tiernas, los granos, los vegetales y frutos frescos o congelados y crudos, son excelentes aliados para tus recetas. Evita comprar enlatados que contienen sal extra y no son tan saludables para el bebé.
  • Optimiza el tiempo. Si no quieres preparar la comida todos los días, puedes cocer, cortar y macerar una buena cantidad de frutas y verduras y almacenarlas en tu congelador para que estén frescas a la hora de usarlas.
  • Varía en los ingredientes que usas. Al hacer los alimentos en casa, es mucho más fácil hacer cambios en las recetas convencionales. Juega con los ingredientes para que tus hijos aprendan a probar diferentes alimentos y elegir los que más les gustan.
  • Consigue recipientes adecuados para conservar los alimentos hasta la próxima vez que los consumas. Si quieres ahorrar tiempo, puedes procesar porciones grandes de frutas y verduras que no se echen a perder fácilmente. El secreto es hacerlo en los contenedores adecuados para que no corras el riesgo de llevar comida vencida estropeada a tu mesa.

Los pasos para cocinar en casa ahorrando tiempo y dinero:

child-933267_640

  • Lava muy bien los alimentos, tus manos y los utensilios de cocina con los que vas a preparar cada una de tus comidas
  • Quita las cáscaras y las cortezas de las frutas y los vegetales que vas a incluir en las preparaciones
  • Las maneras más saludables de cocinar son hornear, cocer al vapor o rostizar los ingredientes para que conserven sus propiedades por más tiempo
  • Usar un procesador de alimentos para gastar menos tiempo del que usarías cortando con un cuchillo. Al usar el procesador, incluye un poco de líquido para que la comida tenga una textura más suave
  • Almacena tus ingredientes cortados y triturados en bolsas para empacar al vacío, así durarán más tiempo y podrás usarlas al día siguiente en otra de tus recetas
  • Para hacer aún más nutritivas tus recetas, puedes usar leche materna; además de los macronutrientes que están presentes en los ingredientes naturales que usas, le estarás dando a tu hijo uno de los alimentos que más beneficios le aportan a su organismo.