Mamá dile adiós al estrés: equilibrio dentro del hogar

Llevar una vida en la que reine la armonía en todos sus aspectos es un desafío diario, sobre todo si se trata de mantener un balance. Lograr el equilibrio entre ser madre y esposa es un reto para toda mujer, pero a continuación te daremos algunas herramientas para lograrlo sin estrés.

Los hijos siempre demandan atención y tiempo, en mayor o menor medida dependiendo de su edad. Son muchas las responsabilidades y tareas que cumplir como mamá si hay niños en casa: la alimentación, limpieza, la escuela, las asignaciones educativas y un sinfín de actividades adicionales.

A las mujeres les toca cumplir con su rol de madre y todo lo que ello implica, pero también con el rol de esposa, pareja o cónyuge.

Por ello es posible que ante tantos compromisos, una mujer se sienta abrumada y ansiosa, entre el deseo de ser una buena madre y también una esposa dedicada, comprensiva y amorosa.

Madre y esposa sin estrés

equilibrio 2

Lo primero que debes saber es que ser madre y esposa al mismo tiempo son roles perfectamente compatibles y posibles de ejercer.

Contar con el apoyo y entendimiento de tu pareja en estos casos es, sin duda, una bendición. Tu pareja, no solo debe comprender que además de ser cónyuge eres madre, y que ello implica tener que ocuparse de algunas de esas tareas diarias para el cuidado de los hijos.

Es por este motivo que la comunicación es absolutamente necesaria si te sientes agobiada, pues la repartición de las obligaciones permitirá rendir mejor el tiempo que les ayudará a seguir consolidando su relación.

Lograr el equilibrio entre ser mujer, mamá y esposa requerirá sin duda alguna buena administración del tiempo. Es necesario entender que la consonancia entre ambos roles ayudará al bienestar de la familia, pero sin que ello signifique que tu propio bienestar emocional se vea afectado.

Es posible que no puedas controlar todas y cada una de las situaciones que se presentan, pero sí puedes controlar la forma en la que reaccionas ante ellas.

Ser mamá y esposa no tiene por qué ser un dolor de cabeza, no debe suponer un estrés pues se trata de administrar el tiempo con inteligencia

Algunas recomendaciones para encontrar ese anhelado equilibrio

equilibrio 3Insistimos en que ser madres y cónyuges requiere de tiempo, y por más que se quiera no es posible estar en dos lugares a la vez, así que pedir ayuda no está mal:

  • La ayuda siempre es bienvenida. Los abuelos, los tíos o hasta los buenos amigos siempre están dispuestos a cuidar a los pequeños si tú y tu esposo quieren ir a cenar juntos al final de la semana.
  • Disfruta de las bondades de ambos roles. Ser mamá es sin duda una de las etapas más maravillosas que experimenta una mujer, dar vida y cuidar de ella es una dicha, como también lo es ser esposa de esa persona con la que elegimos pasar nuestras vidas y ser felices.
  • Comunicación, la llave maestra. Comunícate siempre con tu pareja y distribuye de forma equitativa las responsabilidades que se tienen con los pequeños.
  • Regálate tiempo de calidad para ti misma. Si como mujer te sientes bien y equilibrada, transmitirás eso en todas las relaciones que sostengasUn día de peluquería, cine o yoga, sola o en compañía de tus amigas te hará sentir muy bien y de excelente ánimo para enfrentar los desafíos diarios.
  • Destina un espacio en tu agenda para compartir en familia. Si tu esposo trabaja, tú también y los fines de semana son los únicos días para estar juntos. Idea actividades en las que todos tengan la oportunidad de divertirse, eso los fortaleceráLas madres siempre se ocupan de complacer a todos, pero también es importante que tú te sientas complacida. 

Si consientes a tu esposo con su comida favorita y a tus pequeños comprándole sus galletas predilectas, permítete hacer lo mismo para ti

  • Ten intimidad con tu pareja. Es cierto que el trabajo y las decenas de obligaciones dejan poco tiempo pero siempre habrá espacio para conversar y profesar su amor.
  • Sean mejores amigos. Como pareja pueden estar siempre en contacto, aunque no pasen todo el día juntos, al llegar a casa pueden contarse cómo estuvo el trabajo y preparar sus próximos proyectos juntos.

Aplicando estas recomendaciones sin duda le dirás adiós al estrés, y la bienvenida a un hogar lleno de bienestar, equilibrio y tranquilidad.

Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar