Qué hacer si los niños pequeños roban

Es posible que los niños pequeños roben sin saber exactamente qué es lo que están haciendo. Cuando son pequeños no entienden bien las consecuencias del robo ni tampoco por qué no pueden coger algo que les gusta cuando ellos crean conveniente. Los niños pequeños son egocéntricos y piensan que todo gira a su alrededor, por eso es deber de los padres que los niños entiendan que robar está mal.

El control de los impulsos en los niños pequeños puede ser bastante deficiente y es importante que los padres pongan límites desde que son muy pequeños para que poco a poco, puedan controlar estos impulsos. Los niños que quieren algo, simplemente lo toman, siendo esto una etapa normal en su desarrollo. Incluso los niños más mayores también pueden robar.

Es probable que un niño que roba no sepa que realmente es malo o que si sigue haciéndolo en la vida adulta las consecuencias puedan ser muy negativas, incluso se va a la cárcel por robar. Por eso, los niños pequeños deben empezar a entender el respeto hacia las cosas ajenas y que no se pueden coger las cosas solo porque apetezca tenerlas en posesión.

roban 3

Por qué roban los niños pequeños

Los niños pequeños roban por muchas razones, lo que importa sobre todo es descubrir por qué lo hacen y poner los límites necesarios para que dejen de hacerlo. Deben entender por qué está mal y por qué robar en nuestra sociedad es inaceptable. Pero antes de marcar los límites es necesario entender por qué un niño pequeño puede llegar a hacer algo así:

  • Control de impulsos deficientes
  • Para impresionar a los amigos
  • Cuando alguien tiene algo que él quiere
  • Para darle a alguien que realmente lo necesita
  • Cuando quiere o necesita algo y no tiene dinero o la familia no se lo puede permitir
  • Cuando tiene miedo de pedir dinero para comprar algo en particular
  • Cuando siente vergüenza para comprar algo
  • Porque les resulta divertido
  • Porque quieren tomar riesgos
  • Porque es una actividad arriesgada que les genera adrenalina y les gusta esa sensación

Si tus hijo roban lo que sea y con la edad que sea, es necesario que hables con ellos y busques sin recriminar y siempre en posición de comprensión, apoyo y ayuda lo que está ocurriendo. ¿Por qué han sentido la necesidad de robar? Es necesario que sepan que no es correcto y las consecuencias que tendrá hacerlo. Por ejemplo, un niño pequeño que roba en una tienda puede volver a la tienda y devolverlo, además de pedir disculpas por haberlo hecho.

Todo lo que se come sin necesidad se roba al estómago de los pobres

– Mahatma Ghandi-

 

roban 2

Qué hacer si los niños roban

Si descubres que tu hijo ha robado, además de hablar con él e intentar averiguar por qué lo hace; también será importante que tengas en cuenta otro tipo de actuaciones para llevar a cabo. Robar es algo que no se puede aceptar, y además de ser un buen ejemplo, si no sabes cómo actuar ante estas circunstancias, no te pierdas las siguientes acciones que puedes llevar a cabo:

  • Utiliza la desaprobación. Deja claro a tu hijo de forma inmediata que no toleras ese tipo de comportamientos porque no está bien, no es correcto y a él no le gustaría que le robasen
  • Habla con tu hijo. Busca la motivación por la que está robando. Averigua si es algo puntual, si lo hace siempre…
  • No recrimines a tu hijo, tampoco le avergüences, ni lo asustes, ni lo ridiculices. Si haces cualquier cosa de este tipo no podrás hablar con él bien y no sabrás por qué lo hace, y lo peor… Seguramente lo volverá a hacer
  • Habla sobre valores, ética y empatía. No es una charla ni un discurso, porque no te escuchará… Pero recuérdale cuáles son los valores que debe seguir
  • Haz que tu hijo devuelva lo que ha robado o que pague los daños que haya podido ocasionar por el robo ocasionado
  • Hazle entender a tu hijo que si roba la confianza en él se pierde, que debe ganarse de nuevo la confianza y por supuesto, dejar de robar
  • Evalúa la situación y sé honesto contigo mismo. ¿Tu hijo roba con frecuencia y lo combina con otros comportamientos negativos? Quizá haya llegado el momento de buscar la ayuda de un profesional.
Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar