5 cosas que debe aprender tu hijo único

María José · 8 julio, 2017

A pesar de las dificultades sociales parece que la natalidad no se ha frenado demasiado y cada vez son más parejas que se animan a tener hijos. Aunque lo que sí es cierto, que aún son más parejas las que solo tienen un hijo en su vida porque tener más puede ser complicado tanto para mantener como para compaginar con una vida llena de responsabilidades y que va demasiado rápido. 

Pero tener un hijo único no tiene que ser algo negativo ni mucho menos. Quizá si tienes un hijo único te sientas mal pensando que ‘se quedará solo en la vida’. Pero nada más lejos de la realidad, porque seguro que será capaz de establecer una buena red de apoyo en su vida. Hay algunas cosas que tu hijo único debe aprender para tener éxito en la vida.

Cosas que tu hijo único debe aprender

1. Que nadie lo llame niño mimado

Muchas personas se piensan que por ser hijo único automáticamente se convierten en ‘niños mimados’, pero nada más lejos de la realidad. Las personas pueden etiquetar a los hijos únicos como ‘egoístas‘, ‘malcriados’ o ‘narcisistas’, pero no pueden estar más equivocados. Esto dependerá de los valores que se transmitan en casa y no de la cantidad de hermanos que se tengan.

El hecho de que tu hijo sea hijo único no significa que deba ser así de esa manera, así que enséñale a que nadie le etiquete de ello. Es la educación y la disciplina en casa lo que puede hacer que un niño se convierta en egoísta o no. Es necesario que tu hijo aprenda a ignorar estos comentarios y que sepa quién es y todo lo que vale, mostrando al mundo el tipo de persona que realmente es.

hijo único 2

2. El mundo no gira a su alrededor

Cuando hay más de un hijo en la familia es posible que compitan por la atención de sus padres, pero cuando solo se tiene un hijo único es posible que los padres no se den cuenta de que su atención recae plenamente en su hijo, sin esfuerzo para él. Es necesario enseñar a los niños sin hermanos que sus necesidades no son siempre la prioridad porque no son el centro del universo.

Es importante enseñar humildad a los niños que son hijos únicos, a saber esperar, a disfrutar de las experiencias y no tanto de las cosas materiales… Enseñarles lecciones sobre la frustración y que las cosas no siempre salen como uno espera. Esto es muy importante para que los niños aprendan cómo funciona el mundo real y que además, vean que todo no gira a su alrededor.

3. Las amistades pueden ser igual de fuertes que la relación con un hermano

Los hijos únicos pueden sentirse tristes porque al no tener hermanos sientan que no sabrán nunca qué es. Pero la realidad es que cuando se cultiva una relación de amistad de verdad, puede ser igual de fuerte que cualquier lazo familiar. Hay amistades que se pueden sentir como verdaderos hermanos/as. Cuando encuentre estas amistades tendrá que cuidarlas bien para que duren para siempre.

Vamos a sacrificar nuestro presente para que nuestros hijos puedan tener un mejor mañana.

-APJ Abdul Kalam-

4. Los niños con hermanos también se aburren

Los niños que no tienen hermanos piensan que se aburren más porque no tienen con quién jugar. Pero la realidad es que no tiene que ser así siempre. Los períodos de aburrimiento son algo general en todos los niños, tanto con hermanos como sin ellos. Además, el aburrimiento no es algo negativo ya que desafía la creatividad y puede hacer que los niños descubran sus verdaderos intereses.

5. No es mejor o peor… Es simplemente él mismo

hijo único 3

Dicen que los niños que son hijos únicos tienen más éxito porque sus padres pueden invertir más recursos en ellos, pero también hay quienes piensan que emocionalmente no son tan estables. La realidad es que no debería haber este tipo de debates, porque tanto los niños con hermanos como sin hermanos, son lo que son, personas. Personas con su propia idiosincrasia. 

No hay estudios que muestren  cuál es la mejor o la peor manera de estructurar una familia. Una familia puede ser más grande o más pequeña. Con más hijos o con menos, pero lo que importa es cuidar la familia, cuidar a los integrantes, trabajar buenos valores y la felicidad junto con un buen vínculo afectivo. Los niños que son hijos únicos deben saber que ellos, también forman parte de una estupenda familia.