Los niños aprenden mejor con música

El aprendizaje de nuestros pequeños resulta un quebradero de cabeza para cualquier mamá. ¡No busquemos más! Está demostrado que los niños aprenden mejor con música. ¡Únete a esta última tendencia!


Uno de los aspectos que más nos preocupa cuando somos mamás, tiene que ver con la elección en la forma de aprendizaje que mejor se adapte a nuestros hijos. Este proceso no suele ser igual para todos los pequeños. Sin embargo, en la actualidad se ha demostrado que los niños aprenden mejor con música.

La música es utilizada como una estrategia didáctica que además de impulsar la diversión, también contribuye a la formación, generando así nuevas maneras de adquirir conocimientos. A su vez, se desarrollan relaciones entre aquellos que se encuentran involucrados en este método (padres, maestro, amigos, familiares entre otros).

Las nociones de enseñanza han evolucionado en el tiempo. Aquellas técnicas que creaban miedo y ansiedad a los estudiantes han sido casi erradicadas en su totalidad por las nuevas estrategias pedagógicas que resultan más amenas.

Beneficios que adquieren los niños cuando aprenden con música

Cuando nuestro hijo escucha melodías y sonríe, sabemos que esta es de su agrado. Las últimas tendencias educativas apuestan a enseñar mediante la música, gracias a las ventajas que se obtienen por este método.

No solo se trata de incentivar la creatividad del pequeño, también hay un significativo desarrollo motriz.
De igual forma, le ofrece habilidades para relacionarse con otros niños, además de reforzar la confianza en sí mismos.

Hay un avance en lo que respecta a su inteligencia emocional y desarrollo intelectual, aspectos que como madres siempre estamos reforzando por la importancia que ambos significan para el crecimiento de nuestros hijos. Por otra parte, es necesario destacar que la música también facilita el aprendizaje de otros idiomas, incrementando los niveles de concentración.

Su coordinación, conductas y estados de ánimos mejoran favorablemente para hacer más sencillo la crianza de nuestros pequeñines. Como madres no podemos dejar pasar esta nueva técnica que ofrece más pros que contras.

Crear nuestras propias canciones e incluso coreografías nos permite armonizar el ambiente

Nuevo sistema educativo en el mundo

MUSICA

Muchos sistemas educativos se han transformado en el tiempo. Algunas estadísticas indican que aquellos colegios que imparten música como medio de enseñanza, resultan tener adultos más felices con grandes potenciales para contribuir al desarrollo del país.

Un ejemplo claro es Finlandia, el cual imparte el conocimiento a los más pequeños empleando en todas sus asignaturas diferentes melodías que estimulan la inteligencia en sus diferentes connotaciones.

La repetición es la clave. Con palabras rimadas y gestos, se permite al niño entender los conceptos que se desean transmitir durante el aula. 

Lo importantes es que exista variedad. Por tal razón, se crean canciones de diferentes estilos, sin excluir la clásica, la cual además tiene un fuerte impacto positivo en la activación de neuronas y receptividad cerebral.

Lo ideal es que ambos hemisferios sean estimulados para establecer los equilibrios correctos que requiere el ser humano.

¡Mamás a enseñar con música a los niños!

honesty-general0-conference-stories

Muchas veces quienes somos mamás, nos frustramos al observar que en la guardería la maestra tiene más éxito en ciertos aspectos que aún no logramos en el hogar.

Lo ideal es evitar caer en comparaciones, recordemos que esta persona es una profesional formada para enseñar mientras que nosotras debemos compaginar diferentes tareas. Sin embargo, todo tiene una solución, y nada mejor que copiar este sistema y trasladarlo a la convivencia que a diario tenemos con el pequeño.

Crear nuestras propias canciones e incluso coreografías nos permite armonizar el ambiente. Tan solo tenemos que combinar estas melodías con las rutinas que deseamos establecer en casa.

Ir a la cama, hacer los deberes, ordenar el cuarto, lavarse las manos o bañarse a tiempo ya no tienen que ser un quebradero de cabeza. Por el contrario, pueden ser momentos divertidos si decidimos que la música nos ayude a cumplir estas acciones.

Crear hábitos es fácil, siempre y cuando tengamos en cuenta que los niños aprenden mejor con música. Como mamás tenemos la tarea de motivarlos y estimularlos en su momento de formación

La música exige sin darnos cuenta

Cuando motivamos al niño a que ingrese a la práctica musical, no solo estamos estimulando sus sentidos y sistema de aprendizaje, como ya hemos mencionado con anterioridad, sino que además se amplían una serie de procesos aún más complejos que como padres pasamos por alto.

En primer lugar, se desarrolla una memoria comprensiva y no repetitiva; es decir se construye mediante el sentido auditivo y sensorial. Por otro lado, aquellos elementos lingüísticos se estimulan en el hemisferio izquierdo mientras que el derecho afianza la sensibilidad en los tonos de cada niño.

La escucha consciente es otra gran ventaja, pues motiva a comprender, analizar e interiorizar la música. Cuando los pequeños son lentos, resulta ideal explotar este elemento ya que transforma en positivo esta posible debilidad.

Niños potenciales gracias a la música

Los pequeñines son sensibles a la sinfonía, por lo que se debe incentivar de forma correcta la comunicación y expresión durante esta técnica. Aunque aprender no siempre es sencillo para un hijo, este método genera seguridad y alegría.

Recordemos que los niños aprenden mejor con música porque la asocian a diversión y alegría. Jamás debemos obligarlo pues tenemos la tarea de motivarlos y estimularlos en su momento de formación.

Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar