Los dibujos infantiles: ¿qué nos pueden revelar?

Francisco María García · 29 agosto, 2017

Saber lo que pasa por la mente de un niño puede ser una cuestión compleja. En algunos casos, ellos suelen guardan sus emociones. Otras veces simplemente no cuentan con los conceptos para expresar lo que pasa por su mente.

No obstante, uno de los mejores métodos que existen para comprenderlos es la interpretación de dibujos infantiles. Se trata de una práctica muy utilizada por los expertos en psicología.

Es realmente asombroso el nivel de información que puede darnos un solo dibujo. Estas representaciones en papel nos mostrarán el estado emocional de un pequeño.

Analizar el dibujo y al niño en toda su extensión

Tratar de entender lo que siente un niño a través de sus dibujos va más allá de revisar el tipo de muñequito que dibuja.

Aspectos como el tamaño de las figuras, la dureza del trazo o incluso, el lado utilizado de la hoja, serán determinantes para sacar una conclusión acertada. Pero lo más importante es mantener una actitud que apunte a la objetividad.

Otro elemento a considerar es el contexto. Debemos analizar a cada niño según su vivencia, edad y factores que inciden en su vida. ¿Los padres se divorciaron? ¿Hubo algún problema que los afectara recientemente? Todo eso debe ser bien analizado.

dibujos infantiles 2

Ubicación de los dibujos infantiles y pinturas

Si el dibujo está ubicado hacia la izquierda, eso significa que el niño podría estar aislado. También que se trate de un pequeño muy introvertido. Este análisis podría llevar a averiguar aspectos del pasado

Si el dibujo está posicionado hacia la derecha de la hoja, podríamos estar frente a un chico muy comunicativo. Puede ser una persona dispuesta a expresarse y proyectarse ante familiares y compañeros de juego.

También debe considerarse que los trazos ubicados hacia la parte superior del lienzo representan proyección intelectual. Sin embargo, lo que sea dibujado hacia abajo tiene que ver con necesidades materiales y emocionales.

La dimensión de lo dibujado dice mucho

El tamaño de lo que dibuja un niño es uno de los datos fundamentales a la hora realizar este tipo de analisis. Según lo establecido, los dibujos infantiles grandes son sinónimo de altos grados de seguridad.

Por el contrario, los dibujos extremadamente pequeños son un síntoma de baja autoestima. Como mínimo, debemos suponer que el infante está pasando por un momento reflexivo o de intranquilidad por lo que en su entorno.

Los tamaños intermedios denotan estados de ánimo mucho más estables y preferibles. Un factor importante es el dominio que tenga el niño del lápiz y los colores.

Los colores implementados también reflejan algo

El solo hecho de que un niño tome un color y comience a rayar con él podría tener un significado implícito. Salvo que el niño esté fijándose en los colores de un personaje en especial, su elección indicaría ciertas cosas interesantes sobre su mundo interior.

Algunos colores que debemos observar son:

  • El naranja representa la falta de contacto social.
  • El negro simboliza los factores del subconsciente.
  • El rojo implica vitalidad.
  • El color azul nos transmite tranquilidad.
  • El color verde es indicativo de sensibilidad.

Por supuesto, el hecho de que nuestro chiquillo utilice un solo color teniendo a disposición múltiples tonalidades denota altos grados de desmotivación. Quizá algo lo esté perturbando, sea perezoso, o simplemente se sienta un poco aburrido.

La dureza del trazo

Este es otro elemento que es visto por los psicólogos durante sus sesiones infantiles. Evidentemente, el trazo es una evidencia física de lo que puede estar sintiendo un niño a la hora de pintar.

Un trazo curvo, suave y maleable muestra docilidad y mucha concentración a la hora de expresarse. En esos momentos, la mayoría de los niños se mostrarán afectuosos y tranquilos de carácter.

dibujos infantiles 1

Pero un trazo rígido, robusto y marcado con extremada violencia es sinónimo de inquietud e impulsividad. Hay una posibilidad de que el pequeño se sienta algo desconfiado, con ganas de desahogarse o un poco energético.

Interpretar las señales con cuidado y moderación

Por supuesto, no podemos alterarnos ante cualquier signo y debemos ser precavidos cuando hagamos observaciones en cuanto a los dibujos infantiles. Ahora bien, si observamos un patrón muy marcado lo mejor es buscar ayuda experta.

La mayoría de los colegios cuentan con personal especializado que puede darnos indicios y consejos.

Por otra parte, nunca debemos descartar las visitas con psicólogos privados para trabajar los problemas emocionales de nuestros pequeños. Ellos harán un analisis profesional de los dibujos infantiles de nuestros hijos.