Qué dicen los dibujos de tu hijo

Gladys · 24 mayo, 2016

A todos los niños les gusta dibujar, pero seguramente te preguntarás qué significan sus dibujos. Entendiendo que los dibujos son un canal de comunicación en el que los niños expresan sus sentimientos y emociones, en este post te damos algunas orientaciones para que puedas interpretarlos.

A través de ellos, nuestros niños manifiestan su mundo interior, es allí donde se encuentra parte del contenido sus sentimientos, emociones, deseos y miedos. Observar los dibujos de tu hijo te puede ayudar a saber cómo se siente con respecto a un entorno particular, como por ejemplo, su escuela, la familia y amigos.

Es importante aprender a descifrar su significado para poder conocer mejor a nuestro retoñito y ayudarlo oportunamente, si es menester en una situación particular. Interpretar los dibujos de tu hijo no es simplemente valorar la estética del dibujo, implica reconocer e interpretar ciertos elementos, como el tamaño de los personajes del dibujo, la forma e intensidad del trazo y la situación o tema del dibujo.

Los dibujos de los niños nos ayudan a conocer un poco más aspectos de su personalidad. Cada niño tiene una forma especial de realizar sus dibujos, de tomar el lápiz, de ocupar el espacio en la hoja y de los personajes que plasma en sus expresiones.

¿Cómo interpretar los dibujos de tu pequeño?

dibujos 2

Interpretar los dibujos de tu pequeño no es tan complicado como parece. Existen algunas claves que te pueden orientar acerca de lo que dice el dibujo, solamente hay que tener en cuenta los siguientes aspectos para lograrlo:

  • Tema del dibujo. Prestar atención al tema del dibujo de tu pequeño puede mostrarte cómo se siente con respecto a una situación. Por ejemplo, un dibujo de un árbol puede decirte la relación de los afectos de tu hijo con su mundo exterior o un dibujo de la familia el cual expresa la relación con cada uno de los miembros de la familia.  
  • Los trazos. La presión del niño sobre la hoja es un indicador de su temperamento, los trazos firmes y continuos indican que él confia en sí mismo, entusiasmo, voluntad y tranquilidad. En cambio, los trazos temblorosos o muy rectos e intensos demuestran que el niño es poco tolerante y agresivo.
  • Tamaño. Los niños que dibujan figuras pequeñas suelen expresar que poseen poco espacio para expresarse y poca autoestima. Si el pequeño dibuja dibujos con formas grandes, demuestra seguridad.
  • Posición de las figuras. Es uno de los elementos más importantes del dibujo de los niños, lo que dibuja en la parte superior significa que está relacionado con el intelecto, la imaginación y el deseo de descubrir cosas nuevas. La parte inferior informa sobre las necesidades físicas y materiales que posee el niño.
  • Colores. La psicología de los colores nos dice mucho de las emociones de los pequeños. Si los colores cálidos, como el rojo, el naranja, el amarillo están presentes en el dibujo significa que tu pequeño es extrovertido, alegre y entusiasta. Los colores fríos u opacos, como el azul, verde o negro reflejan un comportamiento ansioso, manifestando miedo, o preocupación.

Recomendaciones antes de interpretar los dibujos de tu pequeño

dibujos 1

Los padres deben tener en cuenta que los dibujos de sus niños son una herramienta para orientarse con respecto a sus sentimientos y emociones. No son para determinar su personalidad, para ello es necesario solicitar ayuda de un psicólogo que evalúe de manera profesional al pequeño.

No es  adecuado obsesionarse con los dibujos y las interpretaciones que puedas observar en cada uno de ellos, recuerda que a través de ellos detectamos posibles miedos, ansiedades, sentimientos y deseos de una experiencia que esté viviendo.

Si algún dibujo te preocupa, lo mejor es hablar con el niño con mucho cariño y comprensión para saber realmente lo que está sucediendo. Lo importante es conocer cómo se siente tu hijo para poder ayudarlo a superar algún problema en el que se encuentre.

La mejor manera de comprenderlo es sentarse con él y pedirle con cariño un dibujo libre, de manera que logres observar qué dibuja y cómo se siente al hacerlo. Una vez que lo termine, habla con tu pequeño y pregúntale qué significado tiene para él cada uno de los elementos y cómo se sintió al hacerlo.

Los padres cumplen la hermosa labor de orientar a sus pequeños, y no hay mejor manera de hacerlo que estar pendiente de cada uno de los detalles de su vida para ayudarlos y guiarlos.