¿Cómo hacer los deberes divertidos?

Amanda3 22 febrero, 2017

Hacer los deberes divertidos es posible, pero también es absolutamente necesario, no basta con quejarnos de la cantidad o calidad de estos, es conveniente para el niño que tengamos mejor disposición para cumplir. Sabemos que se necesita paciencia, creatividad y un poco más de esfuerzo para llevar a cabo esta misión, pero de eso se trata la implicación de los padres en la educación de sus hijos.

Pese a las polémicas que despierta, todavía muchos niños regresan a sus hogares con parte de la escuela en la mochila, los deberes no son divertidos, pero existen maneras de mejorar eso.  A pesar de que para muchos es suficiente la labor de los niños en la escuela, los deberes siguen existiendo y aunque han variado, todavía se requiere un talento especial para que los pequeños accedan a realizarlos sin quejas.

Para mejorar la mala relación entre deberes, padres y alumnos,  las transformaciones deben venir de ambos bandos, los maestros están invitados a consensuar una escala correcta de tareas y los padres podrían mejorar su actitud hacia estos. Si al momento de realizar los deberes, nuestra actitud no es positiva, esto es lo que vamos a trasmitir a los niños, de esta manera es difícil logran que sean divertidos.

Hacer los deberes divertidos es posible

Para obtener mejores resultados en la realización de los deberes escolares en el hogar, es recomendable que los padres hagamos un seguimiento diario de lo que son los estudios de nuestros pequeños con el propósito de que no nos tome por sorpresa el tema. Recordemos que no le ayudamos en nada si nosotros mismos nos encargamos de los deberes, la labor de los padres en este caso es el de acompañamiento y apoyo.

Crear estrategias divertidas para el momento de la realización de los deberes es aprovechar el momento para unirnos en familia y garantizar el aprendizaje por medio de la conservación de recuerdos felices. Los expertos aseguran que la emoción es el principal motor para aprender, por eso todo aquello que nos hace felices perdura mucho más en nuestra memoria.

Cómo hacer los deberes divertidos

deberes-ninos

Jugar y aprender

El juego tiene un papel fundamental en el aprendizaje del niño, jugando es posible comenzar a desarrollar las habilidades sociales, intelectuales y emocionales, por lo cual son prioridad en la vida de los pequeños. Aprovechemos la importancia del juego para incorporarlo a las actividades académicas, consigue que los deberes puedan realizarse a través de juegos digitales o analógicos.

Celebrar cada logro

Hacer los deberes no debe ser un castigo, al contrario, sirve para que los niños sientan que están consiguiendo el éxito. Estimúlalos a mejorar el tiempo y calidad de sus deberes utilizando incentivos y celebrando los pequeños logros, esto favorece la responsabilidad y la actitud positiva ante la actividad

Cambia de actitud

Es posible que el momento de hacer los deberes se vuelva tedioso por el cansancio que los niños traen de la escuela, sin embargo, la actitud hacia estos puede complicar el proceso. Si los padres manifestamos descontento por la cantidad de tareas, no podemos pedirles a los pequeños que no lo sientan también.

Es recomendable recibir los deberes escolares con buen actitud, mostrar alegría hacia la actividad permite que los niños también se entusiasmen y dejen de verlos como un castigo. Del mismo modo, una actitud positiva hace posible que la comprensión mejore y que la labor se vuelva más sencilla.

Crea el espacio perfecto

Algunos especialistas recomiendan que se cree un espacio especial para los deberes en casa, esto con el propósito de poner a los niños en “modo estudio”. Si acostumbramos a trabajar en cualquier espacio de la casa, es probable que existan distractores o que no tengamos la suficiente comodidad.

Papá ayudando a su hija a hacer los deberes

Un espacio destinado a las tareas, debe estar ventilado e iluminado, provisto del equipamiento para trabajar y con acceso a múltiples herramientas de aprendizaje. Estudiar en el lugar apropiado nos permite trabajar en menos tiempo y tener mayor disposición para el estudio.

Establece horarios

Los deberes no deberían quitar mucho de su tiempo libre a los niños, en parte porque necesitan descansar de la escuela y también porque quizá tengan otros planes en mente. En gran medida las tareas se vuelven aburridas si no permiten descansar o aparecen en el momento menos apropiado, es por ello que conviene consensuar un espacio del día especialmente destinado a los deberes.

No olvidemos que a cada etapa de las tareas debemos agregar un toque de magia, poner en práctica cualquier juego que amenice la labor, es efectivo para la responsabilidad sea recibida con más entusiasmo. Utilicemos un cronometro, incorporemos alarmas, tarjetas o cualquier elemento entretenido para trabajar en el menor tiempo sin dejar de divertirnos.

Te puede gustar