Cómo lograr una buena rutina para la vuelta al colegio

30 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Azucena Fernández
Es probable que creas que puede haber un margen de mejora en tu preparación y organización para el año escolar. Siempre se puede mejorar, así que hoy tenemos algunos consejos para ello.

Personalizar la rutina de toda la familia es importante para lograr unas buenas costumbres para la vuelta al colegio. Una vez que tengamos un método, la familia podrá empezar el nuevo año escolar de forma sencilla, con buena nota y sin estrés.

No hay que esperar demasiado para establecer una rutina de vuelta al colegio. Cuanto más tiempo esperemos para que los niños adopten esta rutina, más difícil será lograr que se acostumbre a ella.

Una buena noche de sueño

Muchas veces, los padres permiten que sus hijos se queden despiertos hasta más tarde durante el verano que durante el año escolar. Si has sido de esos padres un poco permisivos, es posible que necesites empezar con los cambios para adoptar una buena rutina para la vuelta al colegio.

Probablemente, cuando empecemos a intentar que se vayan antes a la cama preparando la vuelta al colegio, ellos se van a quejar y van a intentar quedarse despiertos. Hay que intentar lograr que sigan esa rutina de sueño.Madre acompañando a su hijo en la vuelta al colegio.

Rutina de horas de sueño para la vuelta al colegio

Sabremos a qué hora tienen que irse a la cama los niños si sabemos a qué hora tienen que levantarse por la mañana. La mayoría de los expertos están de acuerdo en que los niños necesitan entre 9 y 10 horas de sueño cada noche para estar bien durante el día. 8 horas es el mínimo. Nunca deberían dormir menos de eso.

Así que, por ejemplo, si sabemos que nuestro hijo debe estar despierto a las 7 de la mañana, para estar preparado para salir para el colegio a las 8 y media, hay que intentar que esté listo para ir a la cama sobre las 8 y media de la tarde.

Un par de semanas antes del primer día de clases, hay que ir acostándolo un poco más temprano cada noche (aumentando media hora cada día) hasta que se acostumbre a su hora y a acostarse más temprano. Cuanto antes empecemos este proceso, más fácil será para él acostumbrarse a acostarse temprano de nuevo.

Una buena noche de sueño también disminuye la irritabilidad, así que será más fácil para ellos y para los demás que descansen bien. Debemos explicarle a los niños la importancia de dormir bien durante la noche. Decirles que el sueño es importante para estar bien. Dormir lo suficiente les dará la energía que necesitan para estar despiertos durante el día escolar.

La importancia de una rutina nocturna para la vuelta al colegio

Es importante hacer que nuestro hijo se acostumbre a seguir una rutina todas las noches. Al acostumbrarse a elegir su ropa para el día siguiente, tomar un baño, cepillarse los dientes y ponerse el pijama todas las noches antes de irse a dormir, estarán creando una rutina.

Tener una rutina fija como esta les dará una gran sensación de fortaleza y les ayudará a relajarse. Este proceso, además, puede reducir las quejas de nuestros hijos sobre la hora de acostarse. A los niños mayores, a menudo, se les permite quedarse despiertos hasta más tarde que a los más pequeños, pero esto no significa que se les deba permitir quedarse despiertos hasta muy tarde.Niño con su almuerzo preparado para la vuelta al colegio.

Fijar las cosas que hacer antes de ir a la cama

Al hacer cosas como escoger su ropa la noche antes de un día de colegio, no nos enfrentaremos por la mañana a preguntas como «Mamá, ¿has visto mi camiseta verde?» o «¿Dónde están mis zapatillas?». La mañana va a fluir de una forma mucho más suave y agradable.

La lectura antes de dormir

Una vez que el niño esté en la cama, debemos bajar la iluminación de la habitación a un nivel cómodo. Este es el momento de pasar un rato a solas. Dependiendo de la edad que tenga, leerle un cuento, charlar un rato sobre algo que haya pasado ese día o hablar sobre algo que él quiera. A los niños mayores se les puede permitir sentarse y leer en silencio por un rato antes de que se apaguen las luces.

Hablar sobre el día siguiente

Podemos, también, antes de ir a dormir, hablar un poco sobre el día siguiente, sobre cosas como qué actividades tienen, si tienen cita con el médico o quién irá al colegio a recogerlos. Se trata de comentar cualquier tema que pueda prepáralos para que su día sea más fácil.

Con estas sencillos tips, la rutina para la vuelta al colegio será mucho más fácil de lograr. Podemos empezar a hacer todo esto, como hemos dicho, unas semanas antes del día marcado para el comienzo del año escolar. Es importante, además, mantenerlas durante todo el curso.

  • Fink Janet y Daryl Siedentop. (1989). The Development of Routines, Rules, and Expectations at the Start of the School Year. Journal of Teaching in physical Education.