Lo que no quieres escuchar cuando estás embarazada

Marisol · 2 diciembre, 2015

Una  mujer embarazada suele convertirse en el foco de atención en cualquier lugar y es objeto de muchos comentarios que no siempre son agradables o que simplemente no se quieren escuchar mientras se está esperando un bebé.

Si estás en período de gestación, muy posiblemente escucharás estas cosas y si ya has tenido un bebé, seguramente las escuchaste cuando tu embarazo estaba en curso. ¿Te identificas con alguna de estas frases?

Las frases que no se deben decir a una mujer embarazada

“Duele muchísimo”

Todas las mujeres que han pasado por un embarazo, han escuchado historias asombrosas y muy dolorosas sobre el nacimiento de los bebés. Si conoces a otra mujer que está esperando, evita contarle cuán terrorífico fue el dolor al dar a luz.

Sabes que no será fácil, pero es importante que permanezcas con una actitud positiva para evitar que el estrés te afecte a ti o al bebé en cualquier manera posible. Recuerda que todas las mujeres tienen experiencias diferentes y para muchas el proceso no es traumático.

“Eres muy pequeña o estás muy delgada”

Con este tipo de comentarios, la mujer puede mal interpretar las palabras y preocuparse por la salud y el tamaño del bebé. Si eres de contextura pequeña, lo normal es que el crecimiento no sea demasiado notorio; si te haces los controles de rigor, no hay nada que temer.

“Eres muy grande o estás muy gorda”

La autoestima de las mujeres en gestación es especialmente frágil a causa de los cambios externos e internos que experimenta, así que este tipo de comentarios pueden generar una crisis de auto imagen en la mujer. Lo más normal del mundo es que al estar embarazada ganes peso, solamente debes procurar alimentarte saludablemente y todo estará bien.

8751435936_1a427782b8_n
Mujer embarazada

“¿Fue planeado?”

Haya sido planeado o no, la decisión de continuar con el embarazo hace que la situación esté bajo control. A nadie le interesa saber si lo planeaste o si llegó inesperadamente, lo único que importa es que en un par de meses tendrás un hermoso bebé en brazos.

“¿Puedo tocar tu vientre?”

Muchas mujeres no tienen problema con que los demás se acerquen a tocar sus pancitas, pero a otras les incomoda, así que por prudencia, es mejor no hacerlo a menos que se trate de una persona de mucha confianza.

“Cuando yo estaba embarazada…”

Es común que las madres con varios hijos sepan muchas cosas que tal vez tú desconoces, pero no tienen la verdad absoluta en el tema. Todos los procesos de gestación son diferentes y si necesitas guía, puedes buscar consejo de algún familiar o un médico, no te creas todos los cuentos de terror que relatan algunas personas.

“No deberías comer/beber eso”

A menos que sea algo dañino para tu bebé, no querrás escuchar qué es y qué es lo que no puedes comer. Si tienes dudas con respecto a asuntos de alimentación, puedes revisar opciones de menú para mujeres embarazadas o consultar con un nutricionista; podrán decirte mil cosas que no tienen ningún fundamento real.

“¿Segura de que no son gemelos?”

Con esta frase todas las mujeres embarazadas sentirán que están demasiado subidas de peso. El crecimiento abdominal varía dependiendo de las características corporales de la mujer, del bebé y de la alimentación, así que no hay una medida estándar a la que debas regirte. Nuevamente, mientras te practiques los controles de rutina y todo esté bien, no hay razón para preocuparse.

Katie Bishop <333

“¿Vas a dejar tu trabajo cuando el bebé nazca?”

Realmente es un tema bastante personal que solamente debería comentarse con la familia. Puede tomarse como una intromisión y no es un tema del que se quiere hablar con cualquier persona. La decisión de continuar o no con la actividad laboral, es únicamente de la madre y su pareja.

“Duerme bien ahora, no lo harás en un buen tiempo”

Cualquier comentario que tenga una intención dañina o preocupante, está de más al momento de dirigirte a una mujer embarazada. La maternidad es una experiencia maravillosa, que, como todo en la vida implica algunos sacrificios, no deben hacértelo ver como una tragedia, hay que disfrutar los cambios.

“Eres muy joven para tener hijos”

Sí, hay ciertos parámetros establecidos socialmente para la maternidad, pero si no te ajustas a ellos no es una gran tragedia. Aunque no encajes en los estándares, lo importante es que hagas de tu maternidad una etapa maravillosa que disfrutarás plenamente, sin importar los números en tu identificación.