Enseñar a los niños a lidiar con el aburrimiento: una meta alcanzable

Mervis Romero · 20 febrero, 2018
¿Cuántas veces al día se aburren los niños? Para los padres, es todo un reto saber qué hacer para entretener a los más pequeños.

El aburrimiento anima al niño a explorar su lado creativo, razón por la que hay que enseñarle a lidiar con el aburrimiento para que aprendan a usar su tiempo de forma provechosa.

Es necesario estimular a los niños a que sean dinámicos para enfrentar el aburrimiento. Buscar una forma optimista de resolver esta circunstancia los hará pensar y será un reto para su imaginación.

Reacción de los padres frente al aburrimiento de los niños

“Estoy aburrido”, dos palabras que angustian a algunos padres y que no despiertan ningún tipo de reacción en otros. Muchos corren a buscar cualquier tipo de entretenimiento con tal de evitar el llanto o berrinche de los niños. Mientras que otros permanecen impávidos ante la demanda del niño.

Complacer a los niños con cosas que incluso pueden resultar muy caras para la economía familiar es un error. Darles todo lo que ellos exigen los hará ser más dependientes de ti. Es probable que termines exhausto, tenso o enfadado al ver que tus opciones no son de agrado al niño.

¿Qué hacer para lidiar con el aburrimiento?

Decir “estoy aburrido” no es más que una llamada de atención del niño hacia sí mismo. En realidad, ellos no tienen motivos sólidos para sentirse aburridos.

De hecho, el aburrimiento puede transformarse en una ocasión especial para hacer algo para lo que normalmente no hay tiempo, como por ejemplo preparar una deliciosa receta de cupcakes, lavar el coche o asear la mascota. Cosas simples como hablar o hacer algo de deporte son algunas ideas que pueden considerarse.

Los padres deben saber lidiar con el aburrimiento de los niños.

Aquí te daremos otros tips que puedes poner en práctica para enseñar a tu hijo a lidiar con el aburrimiento:

Aprendizaje virtual y divertido

Estar conectados a internet da a los niños la posibilidad de integrar dos factores muy importantes para su desarrollo, la educación y la tecnología. Enséñalos a elegir contenidos didácticos, entretenidos y productivos. Esta elección les va permitir divertirse al tiempo que aprenden cosas diferentes.

Dibujar y colorear

Está comprobado que colorear ayuda a la mente a poner fin a situaciones de tensión y da rienda suelta a la creatividad. Además, contribuye a mejorar el estado de ánimo y relaja la mente.

Juegos entretenidos

Los juegos de mesa tales como el parchís, el monopoli o el dominó, o bien bailar, ensayar coreografías grupales y jugar en sitios abiertos son algunas alternativas.

Estas opciones permitirán que los niños estén activos mental y físicamente, a la vez que experimentan lo que es trabajar y divertirse en grupo. Estas actividades brindan un momento único para estar en compañía de seres queridos o entablar nuevas amistades.

Salir de casa

Visitar un parque, pasear por los centros comerciales, por la cuidad o respirar otro ambiente; todo ello ayuda a olvidar la sensación de aburrimiento. Salir a la calle es una alternativa distinta, y siempre aporta inspiración.

Las actividades al aire libre siempre fortalecen los lazos familiares.

Ventajas de sentir aburrimiento

La mejor respuesta cuando el niño manifiesta sentirse aburrido es dejar que ellos tomen la iniciativa de cambiar esa situación. El niño al sentirse aburrido será capaz de conseguir por sus propios medios algo que lo estimule.

Esto les dará la oportunidad de pensar por su propia cuenta, en vez de esperar que otro le solucione el problema. Estarán más abiertos a nuevas ideas, se harán más independientes y autosuficientes.

Además, les permitirá explotar sus habilidades creativas y su imaginación y les enseñará a organizar el tiempo libre cuando lo tengan disponible.

Un niño que se siente aburrido tiene ante sí un mundo nuevo de alternativas por descubrir. Estas pueden ser: una nueva diversión o un aspecto de su personalidad, algo que lo entretendrá, lo satisfará y levantará su autoestima claramente.

Finalmente, llevar a la práctica estas recomendaciones permitirá que tus hijos aprendan a usar bien su tiempo libre. No olvides que aburrirse de vez en cuando predispone la mente a la imaginación y abre el camino hacia la creatividad.

Igualmente, estimula al niño a buscar una solución para lidiar con el aburrimiento. Los niños necesitan ese tiempo para soñar despiertos y contemplar el entorno que los rodea con tranquilidad.